Home BlogsArtículos Cinco lecturas recomendadas

Cinco lecturas recomendadas

by Tomás Prieto
70 visitas

Traemos para febrero cinco lecturas, que si bien no son de mediación , seguro que os interesan.

Normas de Deontología de la Mediación

                                                      Blog A Mediar @a_mediar

En esta ocasión traigo cinco Blogs del ámbito de la Criminología. Desde mi perfil criminológico nunca doy la espalda a esta ciencia que tanto me gusta. Intento estar al día de lo que se hace en nuestro país en esta rama del saber, que tan importante es para la sociedad en la prevención del delito y control social de la criminalidad.

Creo que la Criminología está íntimamente relacionada con la Mediación a través de la Justicia Restaurativa y mediación penal, pero también a través de la mediación penitenciaria. Entiendo que los mejores profesionales para llevar a cabo, tanto mediación penal como penitenciaria son los Criminólogos, simplemente porque su formación multidisciplinar es la perfecta para, una vez formados en mediación y en sus técnicas y habilidades, llevar a cabo estos procesos de mediación. 

Comparto estas cinco lecturas que están de plena actualidad y el debate está en la calle:

BLOG PREVENTIVA REINCIDENCIA: El Estatuto de la víctima desde una mirada crítica, aquí.

Nos plantea la autora una contradicción legislativa en esta norma que hace muy poco que se ha publicado y que desde distintos sectores jurídicos se esperaba con impaciencia.

Es decir, el Estatuto de la Víctima apuesta por la Justicia Restaurativa a través de la cual se tiene en cuenta a víctimas de delitos graves, al victimario y a terceras partes que sean afectadas por el delito o a la propia comunidad. Sin embargo, dice la autora, que al introducir a la víctima en fase de ejecución de las penas dejan una puerta abierta para la venganza. Y no le falta razón, pues si una víctima puede recurrir un beneficio penitenciario, estará tomando decisiones contra la resocialización del penado.

Una vez más el legislador en una norma introduce una ventaja y la contraria, que es como dar un paso para delante y dos para atrás. Es lo que tiene gobernar sin tener visión de política criminal para la prevención y la seguridad de las víctimas, los victimarios y la sociedad en su conjunto. Es lo que ocurre cuando se legisla para salir del paso.

Y digo esto porque los que saben de política criminal son los Criminólogos que en nuestro país no tienen función ninguna. No existe el puesto de trabajo de Criminólogo como tal, pero si el grado universitario. Otra paradoja para crear parados y jóvenes decepcionados. 

VIOLENCIA: LAS PERSONAS SON LA CLAVE. Detectar la pedofilia y prevenir la violencia sexual sobre los menores.

La pedofilia y los delitos sexuales contra menores me parecen una de las más grandes aberraciones que pueden cometer los seres humanos. Solo de pensar en algo así se me enerva la tensión.

En este post el Dr. Antonio Andrés Pueyo apuesta por una nueva tecnología, propia de la practica forense, consistente en la valoración del riesgo de violencia sexual futura, para prevenir posibles agresiones sexuales a menores.

“. . .  En España se ha regulado, por la ley del menor, el requisito de que todas aquellas personas que trabajen con niños y adolescentes, sea cual sea su especialidad profesional, demuestren que no tienen antecedentes penales por delitos de agresión, abusos sexuales, exhibicionismo, prostitución y corrupción de menores. Naturalmente esta ley afecta a muchos y distintos profesionales (sanitarios, educadores, profesionales de los servicios sociales, del campo jurídico,….) y para-profesionales (voluntarios, cuidadores..) que han de demostrar que “no” están incluidos en el recién creado Registro Central de Delincuentes Sexuales, creado en la citada ley.

Desde una perspectiva psicológica y forense es muy probable que esta medida sea menos eficaz para lo que se pretende. Se nos ocurren varias razones para mantener esta afirmación. La primera es que las condenas por delitos de violencia sexual contra menores solo se aplican a una mínima minoría de los casos de abusos sexuales reales que sufren los menores, ya que la mayoría de éstos pasan desapercibidos, sus autores no suelen ser identificados, detenidos y condenados, por tanto, no estarán en el Registro de Delincuentes Sexuales. . .///. . .Seguir leyendo.

VIOLENCIAINTRAFAMILIAR.ES El Síndrome de alienación parental.

En este post Juan Antonio Amorós, pone de relieve de una forma clara que por más que se niegue la existencia de este síndrome en los hijos de padres divorciados, cuando conviven con el progenitor custodio (madre), es una evidencia que éste existe. Negar un hecho es lo más fácil del mundo. Mucha gente lo hace, pero el hecho sigue siendo un hecho (Isaac Asimov) . . .///…

“Todavía hoy en día mucha gente niega la existencia del Síndrome de Alienación parental (más adelante veremos por qué), pero lo cierto es que los niños que lo sufren presentan una serie de señales, que como decía Asimov, son hechos de existencia incontestable. Se podrá considerar síndrome, o no, patología psicológica o disfunción familiar. Se podrá denominar de una forma u otra, pero lo que no se puede hacer es negar la existencia de tales signos.

Históricamente, la alienación parental ha venido considerándose como un síndrome desde que el psiquiatra Richard Gardner acuñara el término Síndrome de alienación parental (SAP) en 1985, y lo describe como un desorden psicopatológico, producto del comportamiento de uno de los progenitores que manipula psicológicamente al menor, con la finalidad de predisponerlo en contra del otro progenitor, para que no tenga contacto con éste. Para lo cual empleará estrategias de engaño con el objetivo de crear una imagen falsa y malvada.

Pero existe una gran polémica alrededor de esta figura, pues muchas asociaciones indican que tal síndrome no existe y se puede estar utilizando injustamente por parte de maltratadores para continuar maltratando a la mujer después de su separación” . . .///. . . Seguir leyendo

Además de compañeros en el ámbito de la Seguridad Ciudadana, nos une la Criminología, por lo que de vez en cuando colaboramos y compartimos nuestros post o artículos. En esta ocasión escribí este post publicado en su blog sobre “El Bullying en el espacio escolar y su prevención a través de la Mediación”. Os dejo con la entrada:

Tras los últimos casos aparecidos en la prensa sobre “Acoso Escolar”, o “Bullying”, ha surgido un debate de fondo entre los profesionales del ámbito educativo, psicosocial o criminológico y nos hacemos la siguiente pregunta: ¿es recomendable la Mediación en casos de Bullying?

A modo de introducción diremos que el Acoso Escolar es una conducta violenta de un menor o adolescente, o grupo de jóvenes sobre un compañero/a de Colegio o Instituto, ampliando este acoso a las Redes Sociales, afectando por tanto fuera del ámbito educativo.

Las conductas violentas que se infligen pueden ser tanto físicas como psíquicas y tienden a la anulación de la personalidad de la víctima a través de un trato vejatorio con exposición pública.

El perfil de la víctima cumple las siguientes características: . . . ///. . .Seguir leyendo

PSICOLOGIAYCRIMINOLOGIA.COM De la empatía del profesional a la traumatización vicaria.

He elegido este post porque la empatía es una herramienta que utilizamos mucho los mediadores. Sabemos cómo usarla, conocemos sus ventajas y bondades si utiliza bien, pero muy posiblemente desconozcamos su lado negativo, o el impacto que tiene la exposición para el profesional en el trabajo de equipo o trauma vicario como nos cuenta en este post su autora, Susana Tárrega Verdú.

“¿Alguna vez tus emociones se han llegado a “mimetizar” tanto con las del otro que has llegado a creer sentir casi lo mismo que él siente?, ¿te ha costado “desconectar” tras el impacto de conocer la dura historia de otra persona?, ¿tiendes a “ponerte en la piel” del otro?, ¿te olvidas un poco de ti mismo cuando conectas con el sufrimiento de los demás?,…

La empatía es la capacidad de ponerse en el lugar del otro, que implica colocarse sus zapatos y sintonizar con “su mundo” tal y como él lo vivencia. Por tanto, es empático aquel que llega a abstraerse parcialmente de sí mismo y focaliza en cómo el otro percibe, piensa, siente y actúa, tomando como referencia su posición, sus circunstancias, sus características personales o sus limitaciones. Esta consciencia del otro requiere que se acompañe en todo momento de una conciencia sostenida de que precisamente es una vivencia del otro y no nuestra. Ni más ni menos se trata de no olvidar que es la realidad del otro, son sus sentimientos y sus emociones y no los nuestros.  Esta segunda parte es la clave para que la persona empática se gestione emocionalmente de forma adecuada, si bien en múltiples ocasiones no se toma en consideración en la práctica.”. . .///. . .Seguir leyendo

Tomás Prieto @Tomasimedia

Nota: Como director académico os recomiendo el próximo Congreso TIC para profesionales que tendrá lugar en Granada los días 10 y 11 de junio próximo.

congreso tic

Cartel de Mass Media Services: Entidades Organizadoras

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.