La Mediación Familiar en Chile

Share and Enjoy

Desde Chile Isabel Jara Seguel nos cuenta como está la Mediación en su país

artículos de los profesionales

Espacio de Opinión – Esperamos tu Post 

¿Cómo está la Mediación en Chile?

¿Les parece conocida la frase?:

“En el último lugar del mundo luego de la cordillera…”, podría decirles que es la dirección de Chile. Desde esta angosta, larga y diversa faja de tierra les contaré mi versión, muy personal, de cómo está la mediación en Chile, en especial la mediación familiar, pues es el campo que cultivo.

Primero que todo,

. . .la mediación en Chile surge como respuesta a un conflicto social, el que necesitó una solución más amigable y efectiva. Por un lado, aliviar la carga de trabajo del Poder Judicial, en donde hoy es posible visualizar una descongestión del sistema, y por otro lado, donde las partes involucradas tuvieran la posibilidad de encontrar sus propias soluciones a sus propios problemas de manera colaborativa y no adversarial.

los profesionales opinan

Isabel Jara, Mediadora Chilena

En el marco del proceso de modernización de la justicia de nuestro país, le han dado un reconocimiento especial a la Mediación, como un sistema alternativo de resolución de conflictos, ejerciéndose en el ámbito familiar, escolar, comunitaria/vecinal, salud y laboral.

La Mediación Familiar

Se desarrolla desde el año 2005 con la creación de los Tribunales de Familia y el Sistema Nacional de Mediación Familiar que dio cuerpo al Registro de Mediadores profesionales con formación especializada.

Para que se hagan una idea,

. . .en el mes de diciembre de 2016 se celebraron 10 años de la mediación en Chile. Contamos con toda una red de apoyo para la debida gestión de mediación bajo el alero del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, el cual cuenta con el Sistema Nacional de Mediación Familiar, su Registro de Mediadores, su Unidad de Mediación, a través de ésta última, administra todas las tareas involucradas a nivel país para su digno funcionamiento.  Tenemos dos formas de impartir la mediación familiar: el Sistema Licitado y el Sistema Privado.

El primero, Sistema Licitado,

. . .otorga servicios de mediación sin costo para los usuarios a nivel nacional, cumpliendo algunos requisitos de calificación socioeconómica, y otros criterios como el de vulnerabilidad social, entre otros.  Si el usuario necesita regular temas de pensiones de alimentos, relación directa y regular (visitas) o cuidado personal (tuición) el mecanismo de acceso es bastante amigable y variado, al que puede acceder por las siguientes vías:

  • Derivado de un Tribunal de Familia.
  • A veces por alguna Corporación de Asistencia Judicial,
  • O llegar de manera Espontánea.

Ahora, si el requerimiento es para mediar en otras materias o temas familiares, pueden acudir directamente a un Centro de Mediación Licitado, o acudir a un Centro de Mediación Privado, o a un Centro de Mediación de la Corporación de Asistencia Judicial.

Según mi parecer y lo que me han comentado los mismos usuarios que buscan información, después de las derivaciones a los centros de mediación licitados, los tiempos de espera para la sesión misma, se hacen complejos, largos. Creo que, uno de los motivos es    la gran cantidad de causas receptadas y que afortunadamente el sistema ha sabido absorber.

..

El segundo, Sistema Privado,

Está dirigido a todo el resto de los usuarios que sí pueden costearse la mediación previa y obligatoria o la voluntaria o facultativa.

La Unidad de Mediación, de la que les había comentado anteriormente, entre sus tareas titánicas, es encargarse de promover y difundir la Mediación Familiar como un mecanismo válido de resolución de conflictos, además de lidiar con el gran impacto cultural que esto representa, pues Chile es un país eminentemente legalista, haciéndose mayor el esfuerzo para sensibilizar respecto a la importancia de recurrir a mecanismos alternativos de resolución de conflictos, como es la Mediación.  De acuerdo a mi apreciación, el esfuerzo está focalizado en el Sistema Licitado, dejando un poco atrás al Sistema Privado.

En mi experiencia

Se abrió todo un mundo desconocido y desafiante, donde he ejercido paciencia, constancia y creatividad, además de invertir tiempo para informar a los usuarios de las variables del sistema asegurándome que decidan libremente.

Con todo el optimismo posible, les podría decir que la Mediación en Chile “Funciona”, cumpliendo con su principal objetivo que es reconocer el derecho que tienen las personas de ser los primeros en tratar de solucionar sus propios problemas, creyendo en su capacidad de resolver y diseñar sus acuerdos, concibiéndolos como protagonistas responsables de sus decisiones y consecuencias.

Todo esto, sin negar que nuestro Sistema de Mediación Familiar necesita   incorporar más progresos, como en todo, siempre se puede estar mejor, y que se hacen extensibles a nosotros los mediadores, los usuarios y la comunidad en general, informando y educando permanentemente, entendiendo que la difusión y la capacitación son los ejes más importantes para seguir evolucionando, adecuándose a las necesidades de la sociedad.

Así como dicen algunos investigadores,

. . .la práctica de la mediación en la sociedad, tiende a fortalecer la cultura democrática y el diálogo entre iguales, promueve el empoderamiento de las capacidades resolutivas de los conflictos y/o diferencias ciudadanas. Entonces, cómo no agradecer que nuestro país, y en muchos otros, contemos con este tipo de instancias que promuevan la cultura de la paz, la comprensión de las diferentes versiones de la realidad, que defiende la pluralidad e incentiva la libre toma de decisiones y compromisos.

Soy una convencida

De que los mediadores formamos parte de ese grupo de personas llamadas, por la vocación del servicio público y profesionalismo, a empoderar, a acompañar y a proteger a la institución más valiosa de este mundo que es la familia en todas sus clasificaciones, desde el punto de vista de su extensión y de su formación.

..

Proyectándonos un futuro prometedor,

. . . utilizando nuestra creatividad y flexibilidad ante los cambios que se requieran y generar nuevas formas, nuevos proyectos, nuevas políticas públicas para demostrar que es posible vivir y con-vivir en bien-estar, que la confianza nos dirige hacia la colaboración, la armonía, la coherencia, la voluntad de corregir oportunamente los errores, y el placer del respeto mutuo.

Para finalizar, quisiera compartir con ustedes esta hermosa reflexión y/o poema de un escritor y poeta portugués.

“Cambian los tiempos,

Cambian las voluntades, cambia el ser,

Cambia la confianza

Todo el mundo está hecho

De mudanzas,

Adquiriendo siempre

Nuevas cualidades”.

(Luis Vaz de Camóes)

Isabel Jara Seguel, socia fundadora de Diálogos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

The following two tabs change content below.
Isabel Jara Seguel
Mediadora Familiar, Diplomada en Familia y Sociedad, y Relacionadora Pública. Socia Fundadora - Representante Legal en Diálogos
Isabel Jara Seguel

Latest posts by Isabel Jara Seguel (see all)

Este artículo fue publicado en Artículos,BLOG,Colaboraciones,Colaboradores,Opinión y etiquetado , , , , . Enlace permanente.

Esperamos sus comentarios, gracias