I Jornadas de Mediación en Asturias

Share and Enjoy

Una Crónica con otros ojos: I Jornadas de Mediación en Asturias

Las primeras Jornadas de Mediación en Asturias,

Se celebraron en la imponente Universidad Laboral de Gijón del 28 al 30 de Septiembre, reunieron a mediadores profesionales, alumnos universitarios y otros profesionales nacionales e internacionales. Durante tres días se dieron a conocer experiencias, servicios y las últimas investigaciones  en las que la Mediación se esta desarrollando en nuestro país.

María Fuertes, Psicopedagoga y Mediadora

El plantel de ponencias ofrecidas fue atractivo y variado.

Desde el ámbito de trabajo con menores contamos con Procumedia y sus recetas de “pollo al buen rollo”, junto con el interesante programa de Mediación Deportiva que Nuria Calvo y Gloria Calderón  están desarrollando; la controvertida pero magnifica exposición de Juan Morcillo sobre la presencia del menor en el proceso; el “Proyecto MediaScout” de Mediados y la didáctica exposición de José Antonio Veiga para implantar equipos de mediadores en centros escolares.

En el contexto familiar, Jorge Cortés nos ofrecía una poderosa herramienta de gestión de conflictos a través de círculos restaurativos y Mayte Méndez realizó una excelente y técnica ponencia para acercarnos el Programa Intrajudicial Familiar de Oviedo. Carmen García Trelles nos abrió los ojos sobre los positivos resultados de la aplicación de la Mediación entre bancos y familias hipotecadas por las crisis económica. Finalizando las ponencias, Ana Carrascosa, como siempre directa y perspicaz en sus intervenciones, generó gran reflexión entre los asistentes entorno al futuro de la Mediación.

También las experiencias en forma de comunicaciones fueron sugestivas.

Desde la práctica colaborativa de Lucía Moro, la co-mediación abogado-psicólogo de Ángela Rodríguez y Marina Fernández, el programa “Dos casas, una familia” de sumando.org presentado por María Riega, a los servicios de Mediación Laboral SERLA de Isabel Acero en Valladolid y Gema Vallejo en León. La sorpresa de las jornadas residió en la intervención de Silvina Rojas de González, mediadora en Argentina, que con suma profesionalidad y generosidad compartió su amplia experiencia con los presentes.

..

En esta ocasión,

Aprovechando la presencia de personas que conocen la mediación pero que no son mediadores, he recogido sus opiniones con el objetivo de aportar ideas que nos ayuden a tener una visión más amplia de la forma en la que puede llegar al ciudadano nuestra actividad profesional y las dudas que la misma suscita.

Carmen Suárez G. Trelles

. . . .es estudiante de 4º curso del Grado Políticas y Derecho en la Universidad SP CEU Madrid. Ella se describe como no experta en Mediación, aunque sí bastante familiarizada con el tema por ser hija de mediadora. Carmen señalaba: “Me sorprendió gratamente la cantidad de campos en los que se puede emplear la Mediación. Quizás,  cuando escuchamos la palabra Mediación tendemos a relacionar ésta con los conflictos familiares o vinculados únicamente al ámbito civil como divorcios, herencias… nada más lejos de la realidad”.  Concretamente, sobre las experiencias en Mediación Hipotecaria realizadas entre bancos y familias en riesgo de desahucio, nuestra estudiante nos comentaba : “Siendo una problemática tan actual, nunca hubiera imaginado que esta tipología de conflicto encontrara una solución tan humana y personal”.

Corrillos en el Café

Fueron variados y diversos los debates surgidos aprovechando las pausas para el café. Uno de los puntos comentados, fue el procedimiento para acercar eficazmente este mecanismo de resolución de conflictos a la ciudadanía. Carmen aportaba su opinión sobre esta cuestión: “La Mediación es complementaria al proceso judicial, permite al ciudadano acceder a la justicia más fácilmente y con menor coste emocional”. Sin embargo, para ella existen problemas en la forma en la que estamos haciendo difusión de la misma: “Descontando a algunos estudiantes de Trabajo Social, los asistentes de las jornadas se encuentran totalmente relacionados con el mundo de la Mediación, y no hay duda que todos ellos creen firmemente en ella. Mi opinión es que se debería presentar esta herramienta en otros eventos no exclusivos de mediadores, empresas especialmente familiares, y todo aquel espacio en el que se llegue a más sectores de la población que la desconocen. Por otra parte, incluirla en planes de estudios universitarios e incluso desde enseñanza media, donde tanto puede ayudar la Mediación desde el plano de la prevención”.

..

David Blanco,

La otra visión de ésta crónica, la aporta David del Blanco, informático especializado en el sector bancario. Desde el comienzo del congreso se mostro receptivo e interesado por la pluralidad temática del programa: “Únicamente he participado en un par de eventos sobre Mediación, por lo que para mí todo es nuevo e interesante. Mi impresión es que la Mediación es una herramienta muy útil que en muchos casos (no todos) funciona mejor que ninguna otra. Considero que el mediador, cuando actúa como asistente en la negociación entre las partes frente a un conflicto, suple todo el sistema judicial, por lo que me pregunto ¿por qué sin embargo parece que denunciar sigue saliendo barato?.”

Interacciones y Feedback

Desde la interacción entre los profesionales presentes

. . .en las comidas y cenas planificadas por la organización, un grupo planteamos el eterno debate entre abogacía y mediación. David nos aportaba su punto de vista, sobre este tema manifestando sus inquietudes: “¿Es razonable pedirle a un comercial que en lugar de venderle su producto a un cliente, le recomiende ir a la tienda de al lado donde obtendrá un producto mucho mejor y más barato?,¿Se le puede pedir a un abogado que “derive” a un mediador determinados conflictos?, ¿Deben los mediadores derivar conflictos “no mediables” incluso a pesar de que las partes estén de acuerdo con iniciar el proceso?, ¿Son el ejercicio como abogado y mediador compatibles?. Ante la situación de un abogado y mediador que tiene la posibilidad de ejercer como abogado y facturar X o ejercer como mediador y facturar X/2 ¿Hará lo correcto para su cliente a pesar de que esto pueda no ser lo mejor para su empresa?¿lo debe hacer?”  Desde su experiencia profesional en el ámbito económico y financiero reflexionaba sobre la dificultad observada para emprender en el ámbito de la Mediación: “Tengo la sensación de que muchas iniciativas carecen de un plan de empresa o que su viabilidad económica depende de apoyos externos. De una forma u otra, no me parecen apuestas sostenibles”.

..

Sin ninguna duda

Lo que sí teníamos claro, unos y otros es que la Cultura de Paz ha de comenzar desde edades tempranas, desde la familia, y desde la escuela. Nuestro informático apuntaba que: “El mejor legado que podemos dejar a las nuevas generaciones es una educación en valores que garantice el respeto al otro, y apueste por una solución pacífica de los conflictos. Pero este proceso no es fácil ni gratis, requiere de una inversión para formar un profesorado actualmente sobrepasado y poco valorado. Dejando a un lado el innegable factor vocacional, pienso firmemente que mejores condiciones de trabajo incentivarían a estos profesionales.”.

Tras las jornadas

Sus expectativas parecían haberse cumplido : “Asistir a unas jornadas que te dejan pensando durante días sobre su contenido y porvenir lo dice todo sobre el éxito de las mismas. La diversidad de conferencias, ponencias y experiencias fue muy enriquecedora, y la posibilidad compartir café y charlas con los todos participantes, todo un lujo”.

La realidad

Es que estas exitosas jornadas han sido posibles gracias al inestimable esfuerzo de Suarez-Trelles Abogados y Mediados, que no han escatimado para que los participantes disfrutásemos en un fantástico enclave natural, propio de la bella tierra asturiana, de maravillosas vistas desde las casonas donde nos alojamos, degustaciones gastronómicas locales y singulares excursiones que nos dejaron muchas ganas de repetir. Como siempre, lo mejor de estos encuentros son las personas, ya que compartir momentos  nos hace crecer juntos.

 

María Fuertes Colaboradora de A Mediar 

 

 

 

The following two tabs change content below.
María Fuertes Melcón
Maestra, Psicopedagoga y Mediadora. Orientación Educativa y Familiar. Investigación en Psicología y Ciencias de la Educación. Directora del programa M-Educa para el asesoramiento y formación en gestión positiva de conflictos de comunidades educativas. Formadora del Centro de Innovación y Formación del Profesorado de la Comunidad de Madrid. Responsable del Área de Mediación Educativa de Mediadomus. Delegada de la Comunidad de Madrid del Foro Internacional de Mediadores Profesionales.
Este artículo fue publicado en ACTUALIDAD,Artículos,BLOG,Colaboraciones,Colaboradores y etiquetado , , , . Enlace permanente.

9 comentarios en “I Jornadas de Mediación en Asturias

  1. Me ha encantado el artículo María. Has descrito muy bien las jornadas en las que conocimos de primera mano de los mediadores que trabajan en ello las diferentes formas de llevar la mediación a las personas, niños, trabajadores, familias. También quiero dar las gracias a Carmen García Trelles por su hospitalidad; nos encontramos como en casa y disfrutamos de Asturias en su plenitud

    • Muchas gracias Pilar por tu comentario tan positivo. Me uno a la felicitación de la organización por su excelente trabajo en el evento

  2. Despejando dudas

    “Quiero contestar a todas esas preguntas que lanza David Blanco, desde mi condición de Abogado y Mediador pues en el momento actual la situación no es tan difícil ni tan contrapuesta como parece dejar entrever este profesional.

    En primer luegar aclarar que los abogados formados en mediación cuando mediamos nos despojamos de toda condición de letrado, para desde una posición única y exlusiva de mediador cumplir con nuestro trabajo desde el respeto a las normas de deontología profesional y deberes reglamentarios del mediador.

    En segundo luegar, como consecuencia de lo apuntado, una vez que actuamos como mediadores “no asesoramos” respetando nuestra posición imparcial o multiparcial y neutral en todo momento. Po tanto, no existe ninguna contraindicación para que los abogados actuemos como mediadores. 

    Y respecto a la derivación de asuntos desde despachos de abogados hacia mediación y viceversa, es ya una realidad que cada día se vuelve más cotidiana. Gran cantidad de letrados han visto que la mediación es una herramienta muy potente de fidelización de clientes, pero además han llegado a la conclusión de que nos les resta ingresos como muchos han creído hasta la fecha, porque la parte de asesoría que no puede hacer el mediador sigue correspondiéndole a los abogados y ellos cobran sus honorarios por asesorar. Es más, los mediadores acosejamos a las partes que tengan asesoramiento profesional. Además si el caso concreto no puede ser mediado, no dudamos en diferir a los protaagonistas a un psicólogo, un abogado, un psiquiatra o instituciones de protección social llegado el momento. Por lo que el Feedback y las Sinergias entre profesionales cada día fluyen con más naturalidad.”

    • Hola Tomás,

      Muchas gracias por tu comentario, y sobre todo por propocionar un lugar de encuentro a través de esta página web, que a su vez juega un papel clave de difusión.

      Preferí preguntas por delante de respuestas, porque en realidad la opinion que tengo viene y va… incluso a día de hoy. De hecho, más que preguntas fueron reflexiones recurrentes que me hice durante las jornadas. En general, creo que la mediación es un Formula uno, que por su propia naturaleza, no es facil de ver a diario. Solo en circuitos… y me pregunto porqué.

      Creo que tus apuntes son todos muy acertados, sin embargo, creo que no responden a las preguntas que me hago. Antes que mediador o abogado, entiendo que se es empresa, y como tal hay intereses que alteran los productos o servicios que se ofrecen. Sin duda la comunicación escrita no ayuda, y sea hora de un viajecito a Granada para debatir apropiadamente 😀

      Saludos

      • Hola David, en parte tienes razón porque si nos paramos a pensar desde una perspectiva empresarial no queda otra que reconocer que estamos fracasando. Un porcentaje muy pequeño de profesionales de la mediación viven mediando; y digo bien, de mediar, de hacer mediaciones porque un sector si que se gana bien la vida en el ámbito de la formación aunque está empezando una tendencia descendente también. ¿Qué ocurre?, quizás que el 100 % de los que nos hemos formado y de algún modo nos hemos incorporado al ámbito mediador no estamos preparados para emprender, no tenemos formación para pensar como empresarios porque somos técnicos, consulores o asesores y la función empresarial nos queda lejos. Algunos hemos sido visionarios o pioneros y nos dimos cuenta que había un hueco en el mundo de la tecnología y de la comunicación y ahí estamos.
        Por oto lado, también es verdad que la mediación cuando llega a España solo se ha encontrado barreras de entrada. Muy mal vista en el mundo jurídico, estaba monopolizada en diversas especialidades por asociaciones que año tras año renovaban sus contratos con las administraciones porque no existia normativa al respecto, por tanto eso era suficiente como para que las CCAA no prestaran atención ni la promocionaran, tampoco los sucesivos gobiernos han puesto ningún entusiasmo por ayudar a su publicidad y todo ha recaído sobre las espaldas de los particulares que hemos hecho lo que se ha podido y en ello estamos.
        Lo de Granada ya no hay excusas porque el día 18 de Noviembre tenemos un Wine&Think y estaría barbaro que os pasárais a convivir esta experiencia con nosotros . . . VENGA ANIMAROS ¡¡¡¡

  3. Un lujo contar con una profesional excelente para tus artículos Tomás! Enhorabuena!
    Me gustaría, a la eterna cuestión “Abogados-mediacion” aportar otra perspectiva
    La mediación de la ley 5/2012 -a mi gusto- debe ser vista como un mejor, Un más eficiente modo de acceso a la Justicia.
    La mediación permite distinguir acciones que en realidad esconden un uso incorrecto de los recursos públicos -el ejemplo de Luis Aurelio sobre la acción posesoria sobre unas sogas de tender de la azotea- casos donde, en realidad, se utilizan fondos públicos para debatir acciones que no son otra cosa que excusas generadas por el “secuestro emocional”
    Tambien vale para evitar acciones que no llegarán a buen puerto
    Para “limpiar” los procedimientos
    Está claro que España, con uno de los gastos más altos en administración de Justicia de Europa, no cuenta con una tasa de satisfacción ciudadana proporcionada, y que nuestra evolución como sociedad hace que potenciemos, cada día más la solución dialogada de los conflictos
    Aunque, claro está, quien tiene solamente un martillo como única herramienta tenderá a ver todos los problemas a solucionar como si fuesen clavos
    Nuevamente mi más sincera enhorabuena por tu tarea en la difusión de la mediación y por artículos como este que engalanan el panorama mediador
    Gracias y Enhorabuena 🎉🎉🎉

    • Agradezco mucho el comentario Emilio Navas! Pues es un análisis de realidad que pone de manifiesto las dificultades que nuestro sistema judicial presenta para dar una solución adecuada a determinados conflictos, ya que no sólo no encuentran una respuesta “humana”, sino que además generan aún más malestar y tensión entre las partes enfrentadas. Como comenta la estudiante de Derecho, Carmen Suárez, y coincidiendo con lo que nos comentas, la Mediación es un proceso que permite el acceso a la Justicia, pudiendo obtener un acuerdo con menor coste emocional y tiempos de espera.
      Me quedo con tu visual símil del martillo y los clavos, pues mi esperanza es que los ciudadanos cuenten con todas las herramientas a su alcance para resolver de forma dialogada y pacífica cualquier disputa. Para ello, a los mediadores no nos queda de otra que seguir “remando”.
      Muchísimas gracias por valorar tan positivamente el artículo.

Esperamos sus comentarios, gracias