La obligación moral de la “renuncia”

Share and Enjoy

La “renuncia” como un acto moral que nos engrandece

artículos de los profesionales

Espacio de Opinión – Esperamos tu post 

El día nueve de abril las noticias trajeron entre sus titulares menos importantes la renuncia de Irene Barahona como concejal del Ayuntamiento de Moral de Calatrava (Ciudad Real).

De la valerosa comarca -históricamente heroica avanzada y peligrosa competencia de Su Real Majestad- nos llega el eco de la renuncia de uno de sus hijos más famosos y Príncipe de Vergara que renunciara a la corona misma de España cuando se le fuera ofrecida.

Ahora es Irene la que nos da un menos sonoro, pero no menos importante ejemplo:

Moral de Calatrava no es Manhattan, ni Barcelona, ni Madrid. Moral de Calatrava es un pequeño lugar donde la gente se conoce y las empresas escasean.

Irene como joven y como mujer aceptó el compromiso de asumir una responsabilidad en el Ayuntamiento de su pueblo, pero ella es de Moral de Calatrava, ella tiene familiares que llevan una de las empresas que se presenta a una licitación pública para trabajar en el pueblo, para el pueblo y con gente del pueblo.

Irene no esperó el dictamen del organismo oficial,

. . . no se abstuvo en la votación, valoró que si su carrera política iba a ser un impedimento para que un contrato público importante quedara entre la gente que aceptó representar, debía dejar su carrera, abandonar sus aspiraciones políticas personales, renunciar a ser concejal: y renunció.

En estos días en los que los compis-yoguis, las lágrimas de cocodrilo y los corruptos engominados acaparan todas las portadas y todas las noticias españolas, me gustaría hacer un alto y pensar en Irene Barahona y Moral de Calatrava.

Me gusta pensar que Irene ha hecho bien en asumir el compromiso de participación al que están llamadas las mujeres.

La mujer manchega,

. . . de cuyo coraje da testimonio la resistencia al invasor en Valdepeñas, no se ha resignado a tener un papel decorativo, a acompañar al hombre en el hacer político, sino que ha participado -desde siempre- activamente y ha sabido sacar las castañas del fuego todas las veces que ha tocado.

.

.

Pero la mujer del Siglo XXI, en especial la mujer española –me corregiréis si no compartís esta perspectiva- está siendo sometida a una fuerza que la quiere hacer retroceder en sus conquistas igualitarias.

Haynada me gustaría más que estar equivocadouna especial inquina contra la mujer en toda actividad que no sea la doméstica, una tendenciosa re-valorización de un rol de “madre” como si tal cosa fuese más que una de las opciones por las que puede inclinarse -y no necesariamente en forma excluyente- cualquier mujer. Percibo, que lejos de ser #cadavezmasiguales o de estar educando jóvenes feministas como piden desde Canadá, se están escuchando voces y actitudes que creíamos desterradas para siempre, al menos en esta parte de Occidente.

Me gusta pensar que Irene ha hecho bien en asumir el compromiso de participación al que están llamad@s l@s jóvenes. {l@s por las/los}

formación continua

Cartel by Sonia Pérez. Formación Continua de los Mediadores. Certificada. + INFO 

Porque sin la participación de las nuevas generaciones en ninguna actividad, ésta podría sostenerse.

Porque es imprescindible que exista renovación y cambio entre las personas que ejercen los cambios y que esta rotación permita el acceder a los puestos de responsabilidad a las nuevas generaciones, bajo sanción de anquilosamiento y muerte de cualquier institución.

Pero además, me gusta pensar que Irene nos ha dado una excelente lección al renunciar.

Al elegir marcharse y permitir que una empresa de Moral de Calatrava pueda acceder a una contratación en Moral de Calatrava, creo que nos está dando una lección a todos los que en mayor o menor medida ocupamos algún lugar “visible” algún sitio de privilegio, algún “cargo”:

Si no servimos para sumar, si nuestro cargo o condición no convoca para el éxito colectivo, sino que sólo nos vale para estar en el candelero de las fotos y los aplausos, tenemos la obligación moral de marcharnos, de dejar nuestro sitio libre para que la fuerza de tod@s se multiplique y crezca.

De nada sirve el seguir aferrado a una silla por puro “divismo”, de nada valen las fotos en los despachos oficiales, ni las galas de premios en la huera oquedad de la auto-complacencia.

Los cargos, sean los que sean, los puntos de referencia de cualquier comunidad –incluida naturalmente la comunidad mediadora- se justifican por el servicio a esa misma comunidad, no por lo guapos que salgamos en ninguna foto.

Son momentos estos de pensar en la fuerza de la ética.

También l@s mediadores sentimos que nuestras fuerzas flaquean y que debiéramos imaginar y llevar adelante acciones conjuntas que puedan hacer de una vez por todas que la Cultura de la Paz se imponga.

eventos de mediación

VI Encuentro de Entusiastas de la Mediación + INFO

Otra mujer joven y castellana:

Yolanda Ramírez, abogada, diputada y mediadora, ha logrado en estos días que la Excelentísima Diputación de Guadalajara apruebe una declaración en favor de la #MediaciON

¿Quién acompaña esta iniciativa?

¿Dónde están las organizaciones que nos convoquen y propongan acciones realmente transformadoras de nuestra sociedad?

¿Estamos acompañando a Yolanda y a Irene que nos muestran un ejemplo de acción en favor de muchos, en lugar de la utilización de los espacios públicos en beneficio propio?

No me satisface el decir que como mediador de base que soy, tengo poco que hacer y poco que aportar.

Me gusta pensar que el ejemplo de estas dos castellanas debiera hacer que despertara nuestra conciencia, que nos agrupásemos y acompañáramos las iniciativas desde la ética y con la corrección que la Cultura de la Paz que predicamos nos impone.

Sin embargo, veo que la generación que ahora ocupa las posiciones dominantes no tiene la sangre de Irene ni el compromiso de Yolanda,

Sospecho que “las figuras representativas de la mediación” están mucho más interesadas en conservar sus sillas y privilegios de tres al cuarto que en convocar a una acción sistemática y conjunta.

Pero no pierdo mis esperanzas, de la misma nueva generación de Irene,

. . .ha surgido la idea de un encuentro de Entusiastas de la Mediación en Madrid los días 5, 6 y 7 de Mayo, (el que será ya el VI encuentro), y este encuentro no se basa en fotocoles ni en estatuillas, no reparte medallas ni plantea escuchar discursos de docentes caducos: el Open Space nos invita a tod@s a participar, a tod@s a expresar nuestras inquietudes y proyectos, es una llamada al diálogo, a la participación y al encuentro. {podría ser el foro adecuado para poner el germen reivindicativo, l@s mediadores hoy somos invisibles }

.

.

Me gusta pensar que la novedosa idea de los Javis (ResMedia @resmedia_rs),

. . .hecha desde lo dura que es la realidad de intentar contra viento y marea sostener un gabinete de mediación, va a ser la semilla de un movimiento que nos reúna {por favor, contad conmigo para ese movimiento}, que logre la caída de “los feudos” particulares y conmueva a los que hasta ahora han ocupado cargos y honores para impedir, limitar y combatir a otros mediadores, convirtiéndolos en mejor persona haciéndoles seguir el luminosos ejemplo de Irene Barahona, haciéndonos -a todos un poco- hijos de Moral de Calatrava.

Junt@s!

Emilio Navas Mediador y Escribano, Letrado

Pedagogía de la Mediación con Procumedia. Diario de Mediación – Youtube

Mediación Escolar: Ámbitos de aplicación y Tipos de Conflictos Escolares. Reconocer los conflictos y buscar soluciones a esos conflictos, demuestra la conciencia y la responsabilidad del centro educativo.


Nota.

Las frases entre {} las firma Tomás Prieto Dircom.

The following two tabs change content below.
Emilio Navas Paús
Abogado, Mediador, Especialista en Mediación Civil y Mercantil, y en el ámbito Social y Comunitario. Mediador Internacional certificado por la IMI y Cofundador de Mediación Siglo XXI Expertos en Gestión de Conflictos.
Emilio Navas Paús

Latest posts by Emilio Navas Paús (see all)

Este artículo fue publicado en Artículos,BLOG,Colaboraciones,Colaboradores,Opinión y etiquetado , , , , , . Enlace permanente.

2 comentarios en “La obligación moral de la “renuncia”

Esperamos sus comentarios, gracias