Nuestra Auténtica Capacidad Creadora. Open Space

Share and Enjoy

Libertad y Responsabilidad. Nuestra Auténtica Capacidad Creadora. Open Space: futuro de la mediación & futuro de la sociedad

myriam de la cámara

Protagoniza tu futuro

Los Mediadores y la Mediación

Ayer soñé que era un monje franciscano,

. . . aunque era una mujer menuda, de melena corta y morena, vestía con el hábito masculino y trabajaba codo con codo con mis hermanos hombres, con los que dirigía una escuela en Perú. Era una escuela de primaria pequeña, de paredes encaladas y ventanas pequeñas, con un patio de tierra muy limpio y algunas palmeras.

Unos soldados

. . .nos obligaron a desalojarla, me veía a las puertas de la cochera de la escuela, en la calzada de polvo, subiendo niños a un carro de madera con varias filas de asientos, donde los más pequeños se sentaban delante y los mayores al final, mientras nos observaba un soldado joven, grande y con sus manos puestas en el gatillo de la metralleta que cruzaba su pecho.

Se había dado un golpe militar,

. . .no nos permitían tener la escuela, por eso los soldados nos urgían a evacuar. Nosotros acatábamos las órdenes, cumplíamos como en un sueño (un ensueño dentro de un sueño) aquel mandato absurdo ¿qué mal hacía que los niños aprendieran?

Recuerdo mi estupor, también como intentaba oponerme ante los ojos bondadosos de mi hermano franciscano que me animaba a aceptar ese momento, a ponerme al servicio de esa realidad a ocuparme únicamente de lo que podía ocuparme: Cuidar a los niños y ponerles a salvo.

.

.

Mi recuerdo de los niños

. . .se limita al momento de sentarles en el carro, no tengo imágenes de la vida en la escuela, pero sus ojos brillantes y llenos de vida estaban perplejos, sentí como esa orden, que yo colaboraba en cumplir, los apagaría.

Una vez terminada la tarea lloré,

. . .lloré desconsoladamente por la necesidad de ocultar el ingenio, el espíritu crítico, la creatividad, la alegría, la libertad, sentía en mi cuerpo como me aplastaban invisibles muros como, a partir de entonces, parte de mi energía iría destinada a ocultarme, engañar, estar alerta, a protegerme y, lo que era más doloroso, tendría que enseñarle eso a los niños, llenando su infancia de estrategias para defender su libertad y autonomía.

Seguro que ese sueño,

. . .tiene mucha información sobre mí (si hay algún psicoanalista en la sala que haga sus comentarios por privado), pero me recordó que soy hija de una dictadura, tenía 10 años cuando el dictador murió y la generación de mis padres creció con él. Para sobrevivir a una dictadura, la aceptación de la merma de la libertad y la ausencia de responsabilidad en la vida pública, es algo por lo que optamos para proteger nuestra integridad física, esa fue mi elección en el sueño.

Pero la libertad

. . .es una de las necesidades esenciales del ser humano, en estrecha relación con la autonomía y la autodeterminación, porque solo en libertad un ser humano es capaz de desplegar todo su potencial vital.

.

.

La responsabilidad

. . .es la otra cara de la moneda de la libertad, no existe la una sin la otra. La plena libertad supone, necesariamente, asumir por completo las consecuencias de las decisiones que optamos por elegir.

Y la vida es pura elección,

. . .cada pequeño o gran acto que realizamos es una elección, del grado de consciencia que tengamos de las mismas, así de consciente será nuestra vida.

Con esto no cierro los ojos a las situaciones de grave injusticia, abuso o desprecio por los derechos humanos, pero la libertad es algo tan consustancial al ser humano que siempre existe un resquicio por donde ejercerla, aunque nos hayan privado de cualquier posibilidad: la actitud.

colaboraciones

Viktor Frankl

Dice Viktor Frankl, el neurólogo y psiquiatra vienés,

. . .en Un Hombre en Busca de Sentido, desde su propia experiencia en los campos de concentración de Auschwitz y Dachau que “a un hombre le pueden robar todo, menos una cosa, la última de las libertades del ser humano, la elección de su propia actitud ante cualquier tipo de circunstancias, la elección del propio camino”

Frente al ejemplo de vida de Viktor Frankl,

. . .en el lado opuesto, en la absoluta desresponsabilización, podemos mirar a Adolf Eichmann, el arquitecto del Holocausto. Eichmann organizó y coordinó la deportación de los judíos a los campos de exterminio. En su juicio Eichmann se declaró inocente de todos los cargos porque “sólo cumplía órdenes (…) mi cometido era sólo técnico, de transportes” Para él “obedecer era lo más importante” era un fiel servidor del Estado.

Los seres humanos nos movemos en estos dos extremos,

. . .por suerte no tenemos que vivir en las condiciones extremas de Viktor Frankl, privado por el terror de sus seres amados, de las condiciones mínimas de supervivencia, de su libertad y humanidad, que salvó por el ejercicio consciente de su actitud vital frente a la adversidad. Ni vivimos en un estado que lleva a cabo planes de exterminio.

Pero estos ejemplos para mí son muy significativos,

. . .del poder real que tenemos a la hora de elegir cual es nuestra participación en el mundo, una actitud de libertad interior donde elijo mi humanidad y la de los que me rodean o cumplir órdenes, acogiéndome a lo que me es dado y moviéndome en la comodidad del sometimiento a unas normas y situación aceptadas.

Y me pregunto si somos hijos y nietos de un sistema desresponsabilizador, donde la capacidad de acción en la vida pública está cercenada y que, tras ser abrogado formalmente, si aún sigue funcionando con los mismos patrones y creencias del viejo paternalismo estatal.

Quizá por eso no sea sencillo que se acoja la mediación,

. . . porque es un método que exige mucho valor, responsabilidad y autoconciencia, en definitiva, es un método que lleva a un grado mayor de libertad a las personas que deciden utilizarlo. No es para cualquiera, pues pese a sus grandes ventajas es fácil que papá-juez me diga que debo hacer y que es lo correcto (aunque no me guste y patalee) o dejar las cosas pasar, para evitar problemas o asumir las consecuencias de mis decisiones.

Haciendo un paralelismo con el método del análisis transaccional,

. . .creo que somos herederos de un sistema en el que el Estado-padre crítico, disfuncional, dirige la vida de sus hijos-sumisos o rebeldes, según el caso. Mi sensación, al ver como nuestros políticos dirigen el Estado y como nos relacionamos con el mismo, es que estamos lejos de la relación adulto-adulto.

colaboración

Estructura Funcional

Además creo en la potencia de las acciones significativas,

. . .que siempre empiezan por uno mismo, en el poder de cambiar el mundo cuando hacemos uso consciente de nuestra libertad y de nuestra responsabilidad. Los mediadores podemos iniciar una importante trasformación social si comenzamos a utilizar la mediación, sus métodos y sus técnicas, en nuestras relaciones, en nuestras dificultades, en nuestras crisis y conflictos.

miryam de la cámara

Paternalismo

Porque me surgen las siguientes preguntas:

  • ¿Los mediadores hemos probado realmente las bondades de nuestros métodos?
  • ¿Nos lo creemos?
  • ¿Qué actitud personal tenemos los mediadores para la mediación?
  • ¿Cuántos conflictos entre mediadores conocéis?
  • ¿Cuántos han acudido a un proceso de mediación para solucionarlos?
  • ¿Conoces a alguien cercano dentro de la profesión que tiene algún conflicto con otro compañero, acuden a mediación?

En definitiva ¿somos auténticamente responsables y consecuentes?

En mi humilde opinión, creo que estamos en la misma media de ejercer nuestra libertad y capacidad de autodeterminación y responsabilización como la media de los ciudadanos, un porcentaje muy pequeño de los conflictos de los mediadores y entre los mediadores se resuelve a través de métodos de gestión de conflictos.

Hago uso del término conflicto en sentido amplio,

. . .no sólo cuando la escalada de la dificultad impide el diálogo, sino cuando la crisis, el cambio o la dificultad llama a nuestra puerta, no sólo con terceros sino con nosotros mismos.

El ejemplo, la coherencia y la honestidad, son métodos potentes de transmisión de ideas y pensamientos, de este intangible maravilloso que necesitamos compartir y difundir.

Depositando en nuestros compañeros profesionales nuestras dificultades,

. . .situaciones de cambio y conflictos, aplicando las herramientas y métodos que tan bien sabemos utilizar para con los demás, comenzaremos a mover la piedra de la falsa comodidad de la dejación de los problemas o su cesión a terceros.

myriam de la cámara

Y ahora, en mayo y junio hay unas oportunidades maravillosas,

. . . para que los mediadores nos lancemos a la confianza y al ejercicio de nuestro poder transformador, a través del uso de una potente herramienta que se utiliza, entre otras cosas, para la mediación entre grupos, el Open Space.

Los motores del Open Space

. . .son la pasión y la responsabilidad, dos fuerzas de gran magnitud, la primera consigue el interés, la implicación y la segunda el compromiso y la acción.

La libertad estructura el proceso: está quien debe estar, comienza cuando debe comenzar, sucederá lo que deba suceder y finaliza cuando debe finalizar.

Estos principios son la fortaleza de la dinámica,

. . .porque apoyan la autodeterminación y la capacidad de los participantes, recordándonos que el Open sólo puede fracasar cuando los que participan acuden sin pasión y sin libertad o cuando algunos asistentes pretender controlar el proceso para obtener un resultado predeterminado por ellos.

Personalmente he participado en la organización del Open Space:

FUTURO DE LA MEDIACIÓN – FUTURO DE LA SOCIEDAD, que se celebrará el próximo 30 de junio en la preciosa sede del Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM) en la calle Hortaleza 63, de 9:00 a 14:00, facilitado por AECOP-Madrid (Asociación Española de Coaching Ejecutivo, Organizativo y Mentoring), donde trabajaremos para determinar objetivos y, como el coaching es un proceso que se dirige a los resultados, saldremos con planes de acción concretos y adecuados a nuestra realidad porque nosotros decidiremos. Nosotros posibilitaremos nuestro futuro.

.

.

También mis compañeros de Res Media han organizado otro Open Space:

EL PODER DE LA INTELIGENCIA COLECTIVA, que se llevará a cabo a las 11:00 en la Sala Intermediae de Matadero de Madrid el 6 de mayo, http://resmedia.es/2017/03/27/open-space-el-poder-de-la-inteligencia-colectiva/

Por ello te animo al ejercicio lúdico y generador de tu libertad y responsabilidad, creando posibilidades, participando de manera activa y creativa en el futuro. Cuando las fuerzas se aplican en la misma dirección y sentido, a veces, se puede mover el mundo.

¿Nos vemos?

Myriam de la Cámara Romero, Coach y Mediadora @coachymediador

The following two tabs change content below.
Myriam de la Camara
Experta en Coaching Ejecutivo por la Universidad de Deusto y Ashridge Business School. Certificada como Coach Ejecutivo por AECOP (Asociación Española de Coaching Ejecutivo-Organizativo y Mentoring) y responsable de su Grupo de Trabajo Coaching y Ciencia en la territorial de Madrid. Analista de Conflictos y Mediadora relacional y organizacional. Vicepresidente de la Asociación de Mediación PACTUM. Dirige el proyecto Coaching para Mujeres. Ha ejercido como abogada durante veinticinco años, en la actualidad desarrollo en exclusiva su vocación como coach, analista y gestora de conflictos. @cochymediador coachingparamujeres.org aecopmadrid.com asociacionpactum.org
Myriam de la Camara

Latest posts by Myriam de la Camara (see all)

Este artículo fue publicado en ACTUALIDAD,Artículos,BLOG,Colaboraciones,Colaboradores y etiquetado , , , , . Enlace permanente.

Esperamos sus comentarios, gracias