El poder decisorio y la Mediación Integradora

Share and Enjoy

El poder de decicir en el proceso de  Mediación Integradora

El Poder personal e intransferible de decidir

Tenemos un poder que a veces denostamos, como es el poder de decidir, y eso que dirige nuestra vida y que tiene que ver con la “autonomía de la libertad” y el respeto.

Antes de ejercitar ese poder, siempre hay un conflicto que es el que nos obliga a tomar esa decisión. La forma de afrontarlo es crucial y el ejercicio de ese poder es determinante para su gestión.

.

.

El hecho de decidir de una forma consciente y responsable

También requiere tener toda la información posible y somos cada uno de nosotros los que la poseemos de una forma completa. No obstante, a pesar de ello:

“cometemos la costumbre incoherente de trasladar nuestro poder de decidir a una tercera persona que no tiene ni el 10% del conocimiento que debe tener para tomar una decisión, con los riesgos y consecuencias que tiene para nuestra vida”.

Dejamos que decidan por nosotros, con todas las carencias que ello conlleva y sometimiento a sentencias que nada tienen que ver con lo que realmente necesitamos.

Con la Mediación

Ventajas

Que supone afrontar un conflicto a través de la Mediación, ya sea un divorcio, ya sea en la empresa, económico, personal, etc..

  • Se evita no sólo la pérdida de tiempo
  • También el desgaste emocional
  • Y desgaste económico, como no

Si se trata de una separación o divorcio:

  • Previene todas las consecuencias negativas que puede suponer para los hijos/as,
  • Como los sentimientos de culpa, inseguridad, conflicto de lealtades, manipulación, etc.

El optar por el entendimiento a través de la mediación

  • No sólo les proporciona seguridad y confianza,
  • Sino que supone todo un ejemplo de educación que adoptarán en su vida como forma de afrontar los conflictos futuros.
  • Si se trata de una empresa incluso se puede evitar su quiebra, teniendo en cuenta la saturación de los tribunales, lo que se puede complicar si se trata de una empresa familiar.

En el sistema judicial

  • Se pretende poner fin al conflicto con una “Resolución” judicial, cuando en la mediación lo que se persigue es un acuerdo.
  • Y habitualmente en los tribunales no se pone fin al conflicto, sino que lo reactivamos.
  • Las Sentencias ponen fin a un litigio jurídico, nunca solucionan el conflicto

.

.

No es cuestión tampoco de denostar el sistema,

. . .sólo de conferir a cada uno su sitio, y la mediación tiene su lugar en el mismo. La convivencia institucional entre mediadores y operadores jurídicos es una realidad, un encaje de piezas al que debemos acostumbrarnos y sobre todo ser consciente de ello, porque como decía Eric Hoffer:

“En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñaran del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe”.

O como decía Jack Welch: “Debes cambiar antes de que tengas que hacerlo”. Porque no es sólo cuestión de decidir, sino también saber cómo y escoger la mejor forma, así como incorporar la mediación preventiva como ejemplo de cambio de paradigma y consecuencia de una nueva concepción del conflicto.

La mediación preventiva integradora,

Como método de hacer mediación, procura que no nos olvidemos de las necesidades y el bienestar de cada persona, ya sea dentro de una organización empresarial, familiar o cualquier equipo de trabajo,  con el objetivo común de que ésta permanezca y evolucione, como sistema, de forma saludable y adaptativa, sabiendo cómo afrontar los conflictos desde el reconocimiento de los mismos, dentro de la propia estructura organizacional.

El método integrador

No se aplica sólo para prevenir los conflictos, sino también para gestionarlos. Este método de mediación se centra en la persona como parte de un sistema, y en la relación entre ellas, de ahí que el coaching sistémico sea una de sus herramientas.

No sorprende que la programación neurolingüística (PNL) sea la otra herramienta, pues sólo bastaría cambiar los parámetros de pensamiento que han llevado al conflicto, ampliando las posibilidades de solución, para que por sí mismo se diluya. Tal como decía Albert Einstein:  “No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos”.  

Se trata de aprovechar todos los recursos actuales de los que nos proveen las últimas investigaciones en mediación,

. . .pues para cualquier sistema organizacional la mediación supone un elemento muy beneficioso para:

.

.

  • Las relaciones internas
  • Y en las externas
  • Como una marca propia de actuación y una actitud a la hora de afrontar los conflictos
  • Además conlleva una reducción importante del coste, —tanto en tiempo como en dinero— que supone dirimir cualquier tipo de controversia.

Mucho más enriquecedor resulta si a ello le añadimos la aplicación de recursos actuales que son capaces de adaptarse a las necesidades de la evolución que sufren los propios sistemas organizacionales.

La mediación es parte de esa evolución que se está produciendo, por tanto, desde el IMI (Instituto de Mediación Integradora), estamos vigilantes para integrar toda herramienta que sea beneficiosa para el procedimiento, para la gestión del conflicto y por ello para el bienestar de las personas.

Integremos mediación, cambiemos antes de que tengamos que hacerlo.

Dra. María del Castillo Falcón Caro

 

The following two tabs change content below.
María Falcón Caro
Directora del Instituto de Mediación Integradora y del Centro de Mediación Integradora de la Confederación de Empresarios de Sevilla. Doctora jurista experta en Mediación. Experta en Justicia de Menores. Master en PNL (Programación Neurolingüística). Profesora de Grado en la Universidad Europea de Madrid, de la asignatura Mediación y Resolución de Conflictos, elaborando el programa en su integridad. Profesora en la Universidad Hispalense. Profesora en el curso de Experto en Victimología en la Universidad Hispalense. Doctora en Derecho, por la Universidad de Sevilla, obteniendo la máxima calificación académica de “Sobresaliente cum laude por unanimidad”. Ostenta dos Licenciaturas, una en Derecho, por la Universidad de Sevilla y otra en Criminología por la Universidad Europea de Madrid y varios Títulos de Experto. Autora del libro “La Escuela Integradora. Para el ejercicio personal y profesional de la Mediación” publicado por la editorial Athenaica y de la monografía titulada “Malos tratos habituales a la mujer”, publicado por la editorial Javier Bosch, en Barcelona, y por la Universidad Externado de Colombia. Ha intervenido en numerosos Cursos, Seminarios y Congresos y organizando cursos de mediación en sus diferentes especialidades
María Falcón Caro

Latest posts by María Falcón Caro (see all)

Esperamos sus comentarios, gracias