¿Qué es la Mediación Comunitaria?

Share and Enjoy

Cuando se habla de “Mediación Comunitaria” se cometen, a mi entender, algunos errores de concepto.

Trataré de aclarar mi posición al respecto

. . . y de ilustrar, con el ejemplo del Servicio de Mediación Comunitaria del Ayuntamiento de L’Hospitalet, que coordino desde hace 11 años, qué tipo de actuaciones se hacen en mediación comunitaria y cuál es el enfoque.

.

.

Habitualmente se entiende

. . .que el apellido “Comunitaria”, cuando acompaña al nombre propio “Mediación”, hace referencia a aquellas mediaciones que se llevan a cabo en comunidades de vecinos. Se confunde así la “Mediación vecinal” con la “Mediación Comunitaria”.

En el post que se publicó hace unas semanas en este Blog se hablaba de la Mediación Comunitaria como una suma de Mediación vecinal y Mediación intercultural, situándola en contextos de alta diversidad cultural. Me parece buena idea incluir la mediación intercultural a la mediación comunitaria. Sobre todo, porque así le sumamos la contribución a la convivencia que aporta, más allá del componente de mera traducción que a menudo se le atribuye. Pero mediación comunitaria es mucho más que mediación vecinal y mediación intercultural. Veamos algunas definiciones:

En el capítulo del Libro Blanco de la mediación en Catalunya,

. . . dedicado a la “Mediación comunitaria”, que coordinó Maria Munné, se señala que “la mediación ciudadana[1] y comunitaria se define por ser un ámbito transversal y a la vez tener un campo de actuación propio” (p. 381). El carácter transversal hace referencia a los conflictos de carácter privado y a los de carácter público.

Se abarcan conflictos:

  • relacionales,
  • vecinales,
  • derivados de actividades económicas,
  • educativos,
  • por el uso del espacio público,
  • familiares,
  • asociativos,…
  • algunos de ellos con componentes interculturales e/o intergeneracionales.

Por lo tanto, los mediadores comunitarios,

. . .trabajan los conflictos que surgen en el seno de la comunidad en la que se implementa el Servicio, en municipio. Será cada entidad local, prestadora del Servicio, quien defina, en función de sus políticas, que tipología de conflictos son de atención preferente por parte del correspondiente Servicio de Mediación.

Vemos así diferencias notables entre los distintos municipios. Algunos Servicios incluyen conflictos de consumo, otros se han especializado en la mediación hipotecaria, algunos se señalan por utilizar la mediación como alternativa al pago de sanciones cuando se producen infracciones a las ordenanzas de civismo, etc.

.

.

La mediación comunitaria

Se viene aplicando desde hace muchos años y en diferentes contextos. Estados Unidos ha sido el impulsor de la mediación comunitaria con el nacimiento del concepto de Gestión Alternativa de Conflictos ligado al Movimiento pro Derechos Humanos. Cabe señalar la experiencia de los Community Boards de San Francisco, a partir de los años 70, equipamientos autogestionados por la propia comunidad para dotarse de herramientas para gestionar los conflictos vecinales que podían derivar en situaciones de violencia (Ídem, pàg. 383).

Habrá que esperar al año 1996 para ver aparecer el primer Servicio de Mediación Comunitaria del Estado Español,

. . . concretamente en el municipio de El Prat de Llobregat, en el extrarradio de Barcelona. Allí, Xavier Jiménez, anteriormente educador social y responsable de los Servicios Sociales del municipio, decide empezar a aplicar el instrumento de la mediación en aquellos casos en los que los jóvenes son sancionados por cometer una infracción de las ordenanzas. Incorpora así una posición de imparcialidad entre estos jóvenes y la administración local, y consigue que estos jóvenes infractores reflexionen sobre qué puede querer la comunidad de ellos y qué pueden hacer para reparar lo que se hizo en contra de la convivencia. Poco después, empieza a aplicar este instrumento para otro tipo de conflictos del municipio (vecinales, escolares,…). Le seguirán algunas experiencias aisladas desde los Servicios Sociales de algunos municipios (Badalona, Mataró, Consell Comarcal de La Selva,…) y aparecerán nuevos Servicios de Mediación (Sant Pere de Ribes, Mataró, Viladecans,…).

Unos años más tarde, en el 2006 la Diputación de Barcelona,

. . .a través del Area de Igualdad y Ciudadanía, lanza el Programa de Mediación Comunitaria a partir del cual ofrece financiación y soporte formativo a los municipios de la provincia. Aparecen de esta manera un buen número de Servicios de Mediación municipales, más de 30 en los dos primeros años. En la actualidad 42 municipios y 2 consejos comarcales participan de este programa. Segun datos de los Círculos de Comparación Intermunicipal[2], solo en el 2015, 10.159 personas participaron en 4.822 procesos de mediación. Dudo que actualmente haya muchos lugares, ni en España ni en Europa, donde la aplicación de la mediación esté siento tan amplia y eficiente.

El año 2008 pude participar de la redacción del “Decálogo de Buenas Prácticas de la Mediación Ciudadana y Comunitaria”.

En este trabajo, también coordinado por Maria Munné, se consensuaron las ideas de 23 profesionales de la mediación. Los principios que recoge dicho decálogo son:

  1. La Mediación Ciudadana y Comunitaria es una forma de entender, analizar y gestionar el conflicto del ciudadano y del conjunto de la comunidad, que comparten vínculos y territorio. Y se hace a partir de los principios de responsabilización, comprensión de la realidad, voluntariedad, participación, confidencialidad, imparcialidad y cooperación.
  2. Un Servicio de Mediación debe estar asentado e integrado en el territorio.
  3. La mediación actúa en el marco de las normas sociales y legales establecidas.
  4. Las diversas tareas del Servicio de Mediación van destinadas a favorecer la convivencia.
  5. La aplicación de la mediación ciudadana y comunitaria debe ser susceptible de ser valorada objetivamente de forma cualitativa y cuantitativa.
  6. La mediación permite conocer el estado de la conflictividad social y es, en sí misma, una herramienta de prevención.
  7. El mediador profesional debe trabajar conjuntamente con otras figuras mediadoras de la ciudadanía.
  8. La mediación parte de la confianza en la capacidad de las personas para resolver sus propios conflictos.
  9. La mediación facilita que la convivencia sea co-construida a partir de la diversidad representada en la comunidad.
  10. La implantación y consolidación de un Servicio de Mediación necesita del apoyo y la implicación de la institución que lo avala.

En L’Hospitalet de Llobregat,

. . .el segundo municipio de Catalunya (254.000 habitantes) existe un Servicio de Mediación desde el año 2006. Durante el año 2016 se gestionaron 344 conflictos, en estas mediaciones participaron 980 personas. Los conflictos vecinales son los más numerosos (90%) y mayoritariamente por temas de ruidos (convivencia y niños, gritos y voces, golpes y arrastre de muebles, música y fiestas,…).

L’Hospitalet es una ciudad con algunos de los distritos más densos de Europa (58000 hab./km), esto marca profundamente la tipología de conflictos que se dan en la ciudad. También se gestionan conflictos públicos:

  • Peleas de jóvenes en el espacio público,
  • Conflictos con establecimientos,
  • Lugares de culto que generan molestias,
  • Mediaciones reparadora como alternativa al pago de sanciones,
  • Discrepancias al competir por el uso del espacio público,
  • Conflictos familiares,
  • Escolares,… muchos de estos conflictos son interculturales,
  • También intergeneracionales,…

El 70% del tiempo de trabajo de los siete profesionales de la mediación del equipo (cuya dedicación es a jornada completa) está destinado a gestionar procesos de mediación. El otro 30% se dedica a impulsar acciones de prevención.

El eje de prevención

Consiste en aportar a la comunidad los recursos necesarios para poder gestionar sus conflictos de forma positiva y para sentar las bases para que los conflictos puedan llegar al espacio de la mediación, si se escapan a las posibilidades de la comunidad. Por lo tanto, se impulsan acciones de difusión, de sensibilización y de formación.

El Servicio de Mediación, en tanto que servicio municipal, participa de los espacios de coordinación técnica y ciudadana de L’Hospitalet para hacer presente la mirada de la gestión positiva de conflictos en todos aquellos espacios comunitarios de la ciudad.

Vemos, así, como la mediación comunitaria,

. . . aplica el mismo axioma de la mediación “devolver la responsabilidad a las partes respecto a la gestión de sus propios conflictos” a la comunidad. Es en la comunidad donde surgen los conflictos, y por lo tanto, es la propia comunidad la que debe implicarse en la gestión de los mismos. Entendemos aquí comunidad como el conjunto de personas que viven y se relacionan en un territorio, los ciudadanos y ciudadanas, las asociaciones y entidades, los servicios municipales o de otras administraciones, las relaciones informales, los políticos y los técnicos,… Todos ellos pueden jugar un papel en la detección y la gestión de los conflictos. Todos comparten un territorio y unos intereses comunes.

.

.

Observemos en L’Hospitalet como, 11 años después de implementar la mediación comunitaria,

. . .el Servicio de Mediación dispone de una red de cómplices y aliados que permiten que los conflictos lleguen de forma ágil al espacio de mediación y que en cualquier proyecto comunitario se incorpore la visión positiva de los conflictos así como la necesidad de gestionarlos con métodos no adversariales. Vemos también como, después de este tiempo, la mediación está contribuyendo a que los ciudadanos participen de la resolución de sus propios conflictos.

Se transforma, de esta manera, el papel de la administración local,

. . .pasando de ejercer sus funciones desde una lógica clientelista a impulsar la responsabilidad de los ciudadanos en los temas privados y públicos. Como señala Helena Soleto “…en el sistema democrático, en una sociedad globalizada y diferenciada por su origen cultural como por su acceso a la información, se presenta como conveniente la transformación de la Administración local, la más cercana en este ámbito, en una institución más relacional, en la que la participación ciudadana en la gestión del sistema democrático ofrezca la cohesión social que se ecuentra debilitada.” (pàg. 339).

Oscar Negredo Carrillo Coordinador del Servicio de Mediación Comunitaria del Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat


[1] El concepto “mediación ciudadana” cobró protagonismo hace unos años en la conceptualización del Programa de la Diputación de Barcelona. A mi entender este concepto trata de subrayar al participante en los procesos de mediación, a partir de su consideración de ciudadanía y de la necesidad de empoderarle para afrontar de forma positiva sus propios conflictos. Se pierde, según mi parecer, el foco de lo comunitario como actor y gestor de los conflictos.

[2] Se pueden consultar los datos de los Círculos de Comparación Intermunicipal de los Servicios de Mediación de la Provincia de Barcelona en la siguiente web: http://www.diba.cat/web/acciocomunitariaparticipacio/cercles-cci

BIBLIOGRAFIA

Munné, M. coord. Decàleg de les bones pràctiques de la mediació ciutadana i comunitària (2008) Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya.

Munné, M. coord. Capítulo “Mediación ciudadana i comunitaria” Libro Blanco de la Mediación en Cataluña (2011) Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya.

Otero, M.; Soleto, H. coord. Mediación y solución de conflictos (2007) Ed. Tecnos. Madrid.

 

The following two tabs change content below.
Oscar Negredo Carrillo
Coordinador del Servicio de Mediación Comunitaria y del Servicio de Apoyo a las Comunidades vecinales del Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat. Profesor de mediación en la Universidad de Girona y en la Universitat Oberta de Catalunya.
Oscar Negredo Carrillo

Latest posts by Oscar Negredo Carrillo (see all)

Este artículo fue publicado en Artículos,BLOG,Colaboraciones,Colaboradores,Opinión y etiquetado , , , , . Enlace permanente.

2 comentarios en “¿Qué es la Mediación Comunitaria?

    • Muchas de nadas, se lo comentaré a Oscar que es el que tiene los méritos. La verdad es que estáis un gran grupo de profesionales en mediación comunitaria. Creo que los verdaderos mediadores, los que median sois vosotros los de la comunitaria.

      Ya mismo espero el tuyo ¡¡¡ #SembrandoMediaciON #155MediationDayGo

Esperamos sus comentarios, gracias