Tardes de Mediación con Soluciona Málaga

Share and Enjoy

Soluciona Málaga organizó el pasado 1 de junio: “Tardes de Mediación” con la presencia de Siglo 21 para exponer un caso de empresa familiar

evento

Soluciona Málaga – Tardes de Mediación

A todas luces Mediación con Soluciona

El mundo de la mediación en España está ocupado por docentes de gran visibilidad y trayectoria, asociaciones, instituciones, federaciones, fundaciones y colegios profesionales para todos los gustos, escuelas de formación y universidades, funcionarios, magistrados y afines dadores de las ponencias más sonoras y menos penetrantes, estudiosos escritores que publican regularmente obras más o menos comprensibles y –curiosamente- con mucho menos impacto “mediático” -pero a mi gusto con muchísima más trascendencia real- por mediadores.

En Málaga hay un grupo de mediadores que lleva muchos años mediando.

Un proyecto piloto de mediación intrajudicial con el apoyo de una personalidad relevante ha ido creciendo para ser, al día de hoy, un verdadero programa de derivaciones en prácticamente la totalidad de los fueros, abierto y sustentado con el trabajo de varias asociaciones de mediadores y no con entidades colegiales difusas, y por sobre todas las cosas, un programa que valora el trabajo y la actividad del mediador estableciendo baremos de retribución.

..

Un éxito.

Una de las notas características del trabajo de los mediadores es que tienen necesidades propias de la profesión, del hacer diario del mediador.

Así, Soluciona Mediación Málaga plantea desde hace cuatro años una reunión mensual para que los mediadores hagan “clínica”, es decir se cuenten, intercambien y discutan sobre casos reales que le han generado alguna duda, algún planteamiento diferente.

A uno de estos encuentros tuve el orgullo de ser invitado,

. . .junto con María Quero Mapelli –Mediación Siglo21– para compartir experiencias concretas, dudas y sin sabores de nuestro, todavía, poco conocido y poco difundido oficio mediador.

Sentados en corro cerca de treinta mediadores escuchamos a María contarnos un caso reciente de intervención en empresa familiar que no fue nunca “titulado” como mediación.

Una intervención compleja que nunca tuvo una sesión informativa, ni un acta de inicio ni un cierre con o sin acuerdo ninguno.

La charla distendida y relajada, nos fue llevando por diversos temas:

  1. ¿Debe el mediador limitarse a hacer mediaciones o, como experto en comunicación y resolución de conflictos que es, su tarea es ayudar al “cliente” con las armas de su profesión aún fuera de las previsiones de la ley 5 del 2012?
  2. La sesión creación docente recogida por la ley estatal de mediación que se denomina “sesión informativa”, debe cumplirse como un ritual formal y acartonado o integra necesariamente el proceso de mediación?
  3. ¿Hablar de “mediación” exclusiva y recurrentemente ayuda a difundir el nuevo paradigma de la Cultura de la Paz?

“Doy fe

. . . de lo aquí expuesto por el compañero y amigo Emilio (mediador de base), pues tengo que agradecer mi presencia en esta sesión de “Tardes de Mediación” a la invitación de Inmaculada Jiménez presidenta de Soluciona Málaga y a sus compañeros de Asociación <Muchas Gracias >.

No había tenido el placer de asistir hasta ahora a una tarde mediadora, pero me he vuelto a casa con el mejor sabor de boca posible.

Y es que han confluido todos los ingredientes

. . .para hacer que las horas se pasaran rápido. Sin perder comba, los integrantes de Siglo 21 expusieron un caso real de mediación en una empresa familiar. Se prestó al debate, aparecieron herramientas que algunos no habíamos oído nunca, como en mi caso “la pecera”, y por tanto todos mostramos interés en lo que allí se exponía.

Nos contaron que usaron las herramientas de la mediación,

. . . sin ser mediación formal, puesto que nunca informaron a las partes de tal extremo. La solicitante de la ayuda para solucionar el conflicto en su empresa mostró tener prejuicios hacia la mediación, por lo que, haciendo uso de la flexibilidad del proceso mediador, desde la creatividad los comediadores en este caso optaron por no “etiquetar” la gestión del conflicto en particular “como mediación”, ni de hacer sesión informativa alguna, pues pensaron que no era necesaria tras una sesión de “la pecera”. 

Estaban en lo cierto porque el proceso ha sido un éxito; sin llamarlo mediación y sin hacer sesión inoformativa, María Quero y Emilio Navas han conseguido una solución consensuada entre las partes. 

Mi curiosidad por saber que es la “pecera”

. . .hizo que le preguntara a Emilio, el cual nos contó que es una técnica usada en la clínica, en la que un grupo de seis mediadores sentados en círculo, y uno de ellos en pie expone un caso y los demás opinan la forma de enfrentarse a él. De esta pecera surgió la idea de no hacer mediación formal y sí una gestión eficiente de la comunicación y del conflicto.   

Además, sirve para crear grupos de trabajo más reducidos, con el objetivo de identificar los intereses se sientan los participantes en sillas y uno queda en pie, el cual deberá explicar al resto su perspectiva del conflicto, pudiendo ser interpelado por cualquiera de las partes que se encuentran en las sillas, por lo que se crea cierto trabajo de equipo a través de la comunicación, en la búsqueda de intereses.

Otro de los términos que despertó el interés de una parte de los presentes

. . .fue el uso de “holón” por parte del compañero Navas E. Y es que, si nos situamos en la Mediación Sistémica, todo sistema, por ejemplo: “el sistema familiar”, está compuesto por partes del sistema denominados “holones”. En nuestro ejemplo del sistema familiar, los holones pueden ser internos y externos. Componen el sistema interno de la familia los holones: padre, madre, hijos y abuelos. Forman parte del subsistema externo los holones que componen la familia extensa, (tios, sobrinos etc).

Pero no todo fue mediación,

. . .la tarde dio paso a la noche y pudimos todos junt@s tomar unos vinos y unas tapas, momento que se prestó a la conversación ya mucho más relajada y derivando en muchas otras temáticas que poco tienen que ver con la mediación.

Nos conocimos un poquito más y nos hemos convocado para asistir en alguna otra ocasión y ahí estaré, merece la pena.”

Tomás Prieto

..

Dos profesiones suelen utilizar, además de los mediadores, algo como una “sesión informativa”: los docentes y los malos de la Marvel.

Recuerdo, todavía con tedio,

. . . esas horas iniciales de los cursos en los que un docente sentado detrás de una mesa explicaba que “su” curso iba a seguir tal programa, que tal bibliografía era absolutamente obligatoria, que deberíamos pasar dos parciales y un final, no sin antes explayarse con detalle en los aspectos más destacados de su legajo académico… en fin, una catarata de información no requerida que sería pronto olvidada pues, el futuro suele no sujetarse a ninguna imposición.

Similar actividad desarrollan con denuedo los malvados en los cómics que, en lugar de ejecutar directamente al super-héroe cuando logran apresarlo dedican un buen rato a explicar cómo será el funcionamiento de un “plan diabólico perfecto” que, afortunadamente, siempre falla.

Los demás profesionales reciben a una persona,

. . . escuchan el problema que ésta trae y le ofrecen su asistencia profesional contando cómo podrán ser de ayuda, ganando su confianza.

Algo parecido ocurre en los pos-grados internacionales en los que los docentes tienen un espacio previo al de las inscripciones para poder “convencer” para poder “seducir” a los alumnos contando por qué es interesante apuntarse en tal o cual curso, para ganarse su confianza.

.

La construcción de la confianza,

. . .primero de cada cliente con el mediador, después de cada cliente en sí mismo, más tarde en el “contrario” y siempre en el “proceso de mediación”, no se logra explicando las cláusulas y condiciones de una póliza de seguro, ni recitando abstracciones técnicas, sino escuchando al cliente, asistiendo al cliente, apoyando las necesidades concretas de los seres humanos que solicitan nuestra asistencia, esto es, llevando a la práctica las nociones básicas y directrices de la Cultura de la Paz que iluminan todo el accionar del experto en comunicación y gestión de conflictos que es el mediador.

Hablamos largo y tendido sobre el mundo de la “intra-judicial” y el mundo de la práctica de la mediación como una profesión desvinculada de ese ámbito.

Nos contaron cómo desde Soluciona Málaga,

Se practica la co-mediación (dos mediadores) en forma sistemática, nosotros también lo hacemos, buscando la diferencia de género, de profesión de origen y de nivel de experiencia pero atendiendo siempre a esa “química” que debe existir en la “pareja mediadora” para que pueda desarrollar su trabajo en forma fluída y eficaz.

Nos reímos citando a Jorge Luis Borges al hablar y presentar nuestra Mediación Siglo 21.

.

.

Escucharon mi habitual alegato

. . .en favor de una mediación preceptiva previa a la interposición de la demanda en asuntos patrimoniales y, como no podía ser de otro modo, los dos que llegamos desde Madrid cargados de normas y de obligaciones, vimos cómo sin necesidad de recurrir al método de “la pecera” -que aprendimos a utilizar en Mediación Siglo21 para la clínica de casos complejos- sin necesidad de decantarnos por la obligatoriedad de la incorporación o no de los axiomas de la comunicación a la enseñanza básica de los mediadores, sin alcanzar ningún acuerdo demasiado sesudo sobre la forma exacta de llevar adelante la legalmente consagrada “sesión informativa”, se puede trabajar mucho y bien, así, entre compañeros, sin galas ni oropeles: Junt@s!

By Emilio Navas mediador de Siglo 21 Asociación de Mediación

 

The following two tabs change content below.
Emilio Navas Paús
Abogado, Mediador, Especialista en Mediación Civil y Mercantil, y en el ámbito Social y Comunitario. Mediador Internacional certificado por la IMI y Cofundador de Mediación Siglo XXI Expertos en Gestión de Conflictos.
Emilio Navas Paús

Latest posts by Emilio Navas Paús (see all)

Este artículo fue publicado en ACTUALIDAD,Artículos,BLOG,Colaboraciones,FORMACION y etiquetado , , , , , , . Enlace permanente.

Esperamos sus comentarios, gracias