A Mediar con Javier Wilhelm Mediador

Share and Enjoy

Los Mediadores de Cerca. A Mediar entrevista a Javier Wilhelm Mediador

entrevistas

Javier Wilhelm Psicólogo y Mediador

Biografía profesional:

    • Psicólogo (Universidad de Buenos Aires)
    • Mediador profesional (máster oficial en mediación por la Universidad de Murcia)
    • Doctorando en la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona
    • Director del Máster en Mediación Profesional de la Universidad Pompeu Fabra
    • Profesor asociado de la Universidad Pompeu Fabra
    • Director del Postgrado en Mediación por el Colegio de Arquitectos de Cataluña
    • Director de Mediación y Convivencia, SL; empresa dedicada a la implementación de centros de mediación
    • Vicepresidente del comité científico de la Asociación Italiana Equilibrio & RC – Bolonia
    • Más de 25 años de Experiencia como mediador y formador de mediadores
    • Mediador de la  Cámara de Comercio de Barcelona y Consulado del Mar.
    • Mediador intra-organizacional del Departamento de Trabajo, Asuntos sociales y Familia de la Generalitat de Cataluña
    • Consultor en cooperación internacional por COMJIB (Conferencia de Ministerios de Justicia de Ibero América)
  • Formador de mediadores desde 1994 en varias universidades y organizaciones europeas y Sudamericanas .
lecturas recomendadas

Mediación SI

Preguntas:

1-Es usted bonaerense y cómo buen argentino estudió usted psicología. ¿Por qué?

En realidad soy porteño, (bonaerenses son los habitantes de la Pcia de BsAs). Como argentino crecí en un entorno en el que la gente se hace preguntas sobre sí mismo y sobre lo que implica vivir en un país en constantes crisis. La psicoterapia es una salida para poder vivir en un entorno tan cambiante. Primero fui paciente y luego me formé como psicólogo, ya que siempre me gustó ayudar a los demás, y la carrera de psicología me daba la posibilidad de trabajar en diversos ámbitos y entornos y, la verdad es que disfruté mucho esos años en la Universidad de Buenos Aires y coincidiendo con el comienzo de la democracia. Fueron años de grandes esperanzas y del retorno de la libertad en Argentina.

2-¿En qué momento se interesa por la Mediación?

Yo era un psicólogo que trabajaba con adolescentes en grupos dentro de un servicio de la Universidad y no tenía ni idea que era la mediación. El interés vino cuando recibí una demanda judicial de mi comunidad de vecinos, en el año 1993, sobre algo que había hecho la persona que me vendió mi primera vivienda, y de rebote me llegó la demanda.

En esos años el Ministerio de Justicia tenía una prueba piloto en la que se podría intentar resolver conflictos por la mediación y mi abogada, me ofreció probarla. En dos sesiones se resolvió un conflicto que podría haberme desgastado emocionalmente y que con el que hubiera convivido mucho tiempo de incertidumbre y angustia. Cuando salí de la mediación vi un cartel que invitaba al primer curso de formación de mediadores de Argentina, y no lo dudé. Me inscribí directamente. Al final, algo que parecía que era mala suerte, fue la puerta a un camino inimaginable de satisfacciones y retos de crecimiento continuo.

3-He leído en su currículo que viajó por Argentina, Chile y Paraguay para llevar la Mediación a ciudades y pueblos, ¿cómo fue la experiencia?

Una de las mejores cosas que me pasaron como mediador y formador de profesionales de este ámbito fue la posibilidad de conocer mi país, Chile y Paraguay, que de otra manera no hubiera podido hacer, ya que es muy caro viajar por Latinoamérica (sobre todo por las distancias).

Me permitió conocer pueblos y ciudades hermosas desde la Patagonia, con su viento, ballenas y pingüinos, hasta la hermosa Salta, Mendoza y sus viñedos, Córdoba donde hice grandes amigos, el océano Pacífico y la fantástica gente de Chile y las casas de Neruda (a quien siempre admiré como escritor y político) y Asunción del Paraguay donde me encontré en un entorno mágico digno de un libro de García Marquez.

..

Viajar siempre te abre la mente, te hace crecer y te da perspectiva en la vida. Por suerte lo pude seguir haciendo de este lado del charco y así conocer España e Italia en muchos de sus rincones y sus gentes.

4-Después se fue a Nueva York para formarse con Dina Jansenson en Mediación Mercantil, ¿Qué le aporta esa experiencia?

Previamente pude hacer una pasantía en la Corte de Los Angeles en mediación de familias, lo cual sumado a la experiencia con Dina Jansenson, me dieron las bases para aprender a mediar en un país en el cual la practica profesional de la mediación ya era una realidad en los años 90.

Formarme y trabajar, luego durante varios años, con Dina es uno de esos regalos que te hace la vida y que más agradezco, ya que tuve la mejor maestra imaginable y una gran amiga para toda la vida. Al final la mediación siempre me ha dado los mejores amigos que tengo; ¿que más puedo pedir?

5-En 2000 decide dejar su tierra y emigrar a España, concretamente a Barcelona ¿qué le lleva a tomar esta decisión? ¿cómo recuerda aquel momento?

Tengo familia radicada en Barcelona desde principios de los años 80 y la primera vez que vine fue en el 86, me enamoré de Barcelona y fue un lugar al que volví muchas veces de vacaciones, pero siempre con la idea de vivir algún día aquí. A principio de 1999 ya se veía venir una gran (y nueva) crisis en Argentina y fue el momento de tomar la decisión y apostar por vivir en un país con más tranquilidad, estabilidad e (ingenuo de mi) sin tanta corrupción. Ya veis que no siempre uno acierta en las percepciones, pero más allá de lo complicado del tema, sigo eligiendo vivir aquí. Barcelona me dio posibilidades de desarrollarme profesionalmente de una forma increíble; siempre me sentí valorado, acogido y con las puertas abiertas a ideas, proyectos y ganas de vivir la vida de una forma, que para mi, es importante. Yo valoro la tranquilidad, el mar, lo cosmopolita, la diversidad y la libertad. Aquí la encontré.

Desde el principio me sentí arropado, y mucha gente me ayudó en lo profesional y en lo personal; a parte de mi familia (factor super importante cuando uno hace una migración) el Colegio de Psicólogos fue el primer lugar desde donde me pude relacionar con otros profesionales de la mediación; más adelante también el Colegio de Abogados me recibió con los brazos abiertos y me permitió constatar que la mediación no tiene fronteras y que, en la colaboración con los demás, encuentras el camino. Tengo que hacer una mención especial al Ayuntamiento de Sant Pere de Ribes y su alcalde de esos años, José Antonio Blanco, quien me escuchó y creyó que la mediación comunitaria era (y es) la mejor política pública para fomentar la convivencia. Y tantas personas con las que me fui encontrando y tejiendo un entramado en la mediación que cada día es más fuerte.

6-Cuando se establece en la ciudad condal comienza a trabajar en el máster de Gestión y Resolución de Conflictos, ¿qué diferencias encuentra en la forma de entender la Mediación entre España y América Latina? ¿se han acercado posturas en éstos años?

A principios del 2001 comencé a trabajar en el Master de la Universidad de Barcelona y desde el 2013 en el Máster en mediación profesional de la Universidad Pompeu Fabra, asi como también tengo la suerte de poder colaborar en otras universidades del estado como en la U de Murcia, la U de Castilla La Mancha entre otras. Las diferencias que encuentro entre mi experiencia en el sur de Sudamérica y en estas universidades, en principio es en la rigurosidad de la formación que una universidad promueve, en el sentido de la cantidad y calidad de las horas de formación, y la evaluación  de la misma, entendiendo que también hay diferencias entre las universidades españolas; la posibilidad de estar conectados y agrupados en la CUEMYC (Conferencia de Universidades para el Estudio de la Mediación y el Conflicto) nos otorga un marco interesante de colaboración e intercambio de conocimientos.

También me gustaría remarcar que la posibilidad de ejercer como mediadores en todos los ámbitos, en España está abierto a todos los profesionales universitarios y no restringido a los licenciados en derecho, lo cual le da una riqueza más interesante a la formación y al ejercicio de la mediación, entendiéndolo en una línea más amplia, dentro de lo que llamamos “cultura de mediación”, lo cual implica diferentes procedimientos y posibilidades de implementación de los ADRs.

.

Top Story. Hoy nos han abordado los medios en #TATGranada6 hemos podido contar nuestra experiencia bloguer y cómo en…

Publicada por Tomás Prieto en viernes, 15 de junio de 2018

.

7-En su opinión ¿qué ventajas aporta la resolución de conflictos por vía extrajudicial para un especialista en diferentes disciplinas cómo usted?

Básicamente la posibilidad que las personas puedan resolver sus disputas fuera del ámbito judicial, lo cual implica intervenir en un conflicto interpersonal, que no siempre tiene relación con lo que se plantea en un juzgado, y le da a la gente el protagonismo necesario para aprovechar una oportunidad única, que los empodera, revaloriza y co-responsabiliza para decidir sobre su propia vida.

8-Tiene usted un compromiso social en pro de la difusión de la Mediación, que le ha llevado a colaborar con instituciones como la Generalitat de Catalunya o la Diputación de Barcelona, pero también montó una empresa de Mediación y Convivencia S. L. ¿cómo ha sido la experiencia?

Creo que uno puede tener el mejor equipo de mediadores, la mejor sala, pero si no tienes casos, no tienes nada que hacer.

Una de las líneas de trabajo más importantes, es la difusión de la cultura del dialogo y la paz. Siempre que me invitan a dar alguna charla o formación, la veo como una oportunidad para que alguien derive a mediación de forma correcta. Esto lo debemos hacer con cualquier profesional que tenga contacto con personas, más allá de donde trabaje; pero también en comercios de proximidad donde a gente cuenta sus problemas (sin “profesionalizarlos”) y que pueden ser grandes derivadores; desde peluqueros hasta talleres de coches; desde un mercadillo de calle hasta una feria de verano. Todas son oportunidades, y soy de la idea que los profesionales de la mediación debemos tener más presencia en los medios de comunicación y en las redes sociales.

9-¿Cree que Internet, las redes sociales y en definitiva las nuevas tecnologías serán de ayuda para dar a conocer la Mediación?

Si, lo contestaba en la pregunta anterior. El gran desafío es estar presentes en foros (no de mediación) sinó de otros temas desde los cuales se pueda hablar de la misma y la gente nos conozca y sepan cómo los podemos ayudar. Los grupos de Linkedin, Facebook, son grandes posibilidades; las publicaciones periodísticas on line, los blogs como el vuestro, para mi son el futuro. Y el presente!

definiciones

Diálogo y Amistad

10-¿Cómo ve la Mediación en España? ¿Y en Cataluña?

Veo que necesita de más legitimidad; la inacción de la política y los políticos en este tema me preocupa, nos estamos quedando a la cola de Europa en la difusión y la implementación real de la mediación, y espero que el nuevo gobierno entienda la potencialidad de la misma. No veo diferencias, salvo en Euskadi, donde se ha implementado la mediación prejudicial obligatoria en temas de familia y destaca el nivel de casos y éxito.

Para mi la mediación es la mejor forma de apostar por una política pública en salud social y convivencia, con lo cual creo que debe estar en primer lugar en la agenda política, tanto a nivel nacional, autonómico como en el ámbito local.

Las apuestas políticas en mediación responden a necesidades de la ciudadanía, hay que pensar en el bien común por sobre de intereses particulares (lobbies), hay que dotar de recursos económicos para hacer campañas de difusión y diseñar procesos a largo plazo, conjuntamente con una normativa que legitime y sostenga la inversión.

11-¿Ve viable la resolución pacífica del conflicto entre España y Cataluña?

Por supuesto, no me cabe duda que es el único camino posible; y creo que las personas necesitan tranquilidad y reconocimiento; respeto y aprender a vivir en la diversidad, diálogo y más diálogo. Estamos condenados a entendernos o a destruirnos, y los mediadores somos optimistas por elección (no por naturaleza).

12-¿El nivel de formación de los expertos es el adecuado?

No, en general se forma en pocas horas y por personas que no siempre tienen experiencia en mediación, lo cual distorsiona el aprendizaje. Creo que es fundamental que una buena formación en mediación tenga algunos requisitos: Mínimo de un 75% de entrenamiento en habilidades, técnicas y procesos de mediación, pocos profesores y con una continuidad y coherencia pedagógica, formadores que sean mediadores profesionales, aprendizaje en grupos pequeños, para lograr un seguimiento  en el desarrollo de un nuevo rol profesional.

13-¿En su opinión será la práctica más extendida de resolución de conflictos en el futuro?

Si seguimos el camino del resto de los países en los que la mediación es una política pública, así será. Entiendo que en estos momentos en España pocas personas saben que tienen esta oportunidad y si tuvieran más conocimiento de los beneficios de esta herramienta, no dejarían escalar sus conflictos y judicializarlos, sinó que intentarían resolverlos antes, lo cual lo haría más sencillo. Creo que es importante  que antes de los procesos judiciales las personas y sus abogados pasen por una sesión informativa sobre la mediación y una reunión con un mediador experimentado que les muestre los beneficios y las posibles vías de solución en la misma; asi mismo, evaluar los diferentes escenarios con especialistas en ADRs es fundamental para que las personas elijan cuál es la forma en la que quieren dirimir sus diferencias, con el mayor aprovechamiento posible de las mismas.

14-¿Qué les diría  a los mediadores que no pueden vivir de la su profesión?

A los mediadores, les diría que como todas las profesiones nuevas tiene su lado positivo y es que está todo por hacer, y ser pioneros requiere esfuerzos, y acciones. Lo que quiero decir, es que no basta con haber hecho una formación, sino que el “ser profesional” implica conquistar un mercado, crear necesidades y posicionarse en la sociedad para poder ofrecer nuestros servicios profesionales, influir y participar en medios de comunicación e intentar que la mediación esté en la agenda política de todos los niveles de la sociedad.

15-Diario de Mediación le concedió una medalla al mérito profesional por su trayectoria. Enhorabuena!!, ¿en su opinión son necesarios los premios para dar visibilidad a la resolución pacífica de conflictos?

..

Javier Wilhelm, recoge la Medalla al Mérito Profesional. Youtube

Muchas gracias! Los reconocimientos siempre son bienvenidos.

Creo que los premios son importantes en tanto nos permita visibilizarnos en medios de comunicación y en la sociedad en general. Para mi el mejor premio es que la gente confíe en nosotros, y eso se genera trabajando bien, de forma seria y responsable. Como en todas las prácticas ocupacionales hay todo tipo de ofertas y profesionales y en la mediación también.

La gente que no lo hace desde una perspectiva adecuada hace mucho daño, porque distorsiona el mensaje y perdemos posibilidades y, si una persona va a una mediación con un mal profesional, esa persona no vuelve. La deontología y la calidad en nuestra tarea es mucho más importante que en otras porque debemos crear confianza y credibilidad.

Muchas Gracias por su respuestas ¡¡¡ 

Saber más:

Formación. https://www.barcelonaschoolofmanagement.upf.edu/es/master-en-mediacion-profesional

Blog Mediación y Convivencia. www.mediacionyconvivencia.com

Blog. www.wmmediacion.com

novedades semanales

Suscribirse a la Newsletter

The following two tabs change content below.
Lola Prieto Moraleda
Lola Prieto es Periodista experta en Gabinetes de Prensa y Cultura. Colaboradora habitual del Blog A Mediar Granada. Fundadora y coorganizadora de la iniciativa Wine&Think en la que se fusiona la Mediación, la Cultura, la Ciencia y el Arte con la Gastronomía y la Enología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.