A Mediar con Luciana Cataldi

Share and Enjoy

Los Mediadores de Cerca. A Mediar entrevista a Luciana Cataldi Abogada y Mediadora

entrevista

Entrevista por Diario de Mediación a Luciana Cataldi

Biografía Profesional:

Abogada especialista en derechos de los niños/as, adolescentes, egresada de la Universidad de Buenos Aires, Argentina, mediadora Internacional, educativa / Comunitaria. Trainer en comunicación no violenta NVC entrenada por el mediador internacional Marshall Rosemberg y Dominic Barter. NeuroEducadora (educadora emocional) trabajo en neurociencias aplicadas al conflicto y la violencia social. Conferencista y capacitadora a nivel internacional.

Entreno en Prácticas restaurativas y círculos con el programa NeuroSer. Con los años me especialice en violencia / Acoso psicológico intrafamiliar acoso escolar (Bullying), acoso en las redes sociales (Cyberbullying) Acoso Laboral Mobbing, acoso vecinal (Blocking) Violencia Social e intrafamiliar y violencia de género. Docente de la Universidad de Bs As. UBA Argentina.

Formé www.circulodemujeresdepaz.org organización que se dedica a los círculos restaurativos entre mujeres para trabajar el tejido social, empoderamiento y sororidad.

Soy miembro de la Red Argentina de mediadoras con perspectiva de género, elegida por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos Argentina, Resolución 1325 de la ONU.

En el 2016 Desarrollo un Programa que se llama NeuroSer que reúne comunicación no violenta, Prácticas y Círculos restaurativos para comunidades, en el abordaje de conflictos y violencias.

En el 2016 en España – Madrid me entrega la “Medalla al Mérito Profesional 2016” Otorgada por La Escuela de Mediación y Resolución de Conflictos de Madrid.

En el 2015 sale mi libro: “Bullying: Claves para detectar, tratar y evitar el acoso escolar” en Amazon.com 

Tengo mi web personal donde encontraras mi certificados profesionales, conferencias asistidas, congresos y foros y talleres internacionales y mi web y ONG donde encontrarás mi trabajo con as de 400 post que funciona desde el 2012.

..

Preguntas:

1. Para quien no la conozca ¿Quién es Luciana Cataldi?

Los papeles dicen que soy abogada y mediadora, pero me identifico más, con ser una viajera intercultural por la paz, y aprendiz de la vida. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar mi magia y arrancar sonrisas. Mi pasión está en la paz y en accionarla, soy una persona muy amigable.

Me gusta el mate y el café con leche por las mañana, para despertarme. No me gusta la queja, ni la crítica. El viajar y mi profesión, me enseñan todo el tiempo a ser una persona flexible y consciente día a día dejando de lado los prejuicios, muestro lo que soy, sin mascaras, me encanta escuchar y aprender, hablo mucho, pero también diseño buenas conversaciones, las mejores y más profundas las tuve en el asiento de un avión con personas desconocidas, es apasionantes viajar 14 horas de vuelo, (mi país, es el más austral, por lo tanto “todo” me queda lejos) y tener conversaciones tan sinceras y profundas!.

Soy una mama orgullosa de dos varones, Nico y Fran, a los cuales los educo en la libertad y fuera de lo hegemónico masculino. Este es un retazo de quien soy.

2. ¿Cómo llegó usted a la Mediación y la Justicia Restaurativa?

Fue un camino, si bien me recibí de abogada, nunca fui abogada litigante, desde mis comienzos me dediqué a la promoción y defensa de los derechos humanos, en el tercer sector (Ongs) nacionales e internacionales como ONU mujeres, Action Without Borders, IN MOTION, ahí aprendí que es, el activismo real, en la cultura de paz.

De la mano de la cultura de paz, conocí la mediación por el año 1999 en mi país Argentina y empecé a transitar esos caminos, estudie mediación en ese año, en Asociación de Abogados.  Luego me traslade a la Ciudad de NYC- USA donde pude seguir una especialización en el Instituto Cornell sobre mediación intercultural, familiar y escolar, con la oportunidad de hacer un voluntariado en distintas ONGs locales.

En esos tiempos por el año 2002 llego al Instituto de Marshall Rosemberg (reconocido mediador Internacional) el creador de la comunicación no violenta CNV y ahí me certifico en su modelo y conozco a grandes personas de la cultura de paz como Dominic Barter y Kay Pranis, que me sumerge en los Círculos Restaurativos comunitarios, como un proceso de diálogo. Es aquí donde empiezo a tomar conocimiento de la Justicia restaurativa y sus prácticas, teniendo la oportunidad de trabajarlas en escuelas de New Jersey, con el enfoque restaurativo, para sensibilizar sobre los factores de la violencia y el bullying. En esos años Estados Unidos estaba en guerra con Irak, y era el comienzo de ese conflicto armado; en este proceso y contexto, me especializo en derechos de la infancia y enfoque restaurativo, ayudando a migrantes extranjeros a convivir en los EEUU, para más adelante llevar mi especialización en colectivos vulnerables.

A Mediar con Javier Wilhelm Mediador

Estos fueron mis primeros pasos en la mediación y Justicia practicas restaurativas, allá por los años 2002, en el 2005, surge “La Declaración de Bangkok” originada en el Congreso de Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Justicia Penal, que impulsa la elaboración de políticas, procedimientos y programas en materia de justicia restaurativa que incluyan las salidas alternas.

En el 2006 regreso a mi país, empiezo a trabajar y promocionar todos estos mecanismos de cultura de paz, apoyándome en esta declaración. Este año se cumplen 16 años que vengo trabajando exclusivamente en este enfoque restaurativo.

En estos momentos me encuentro realizando un posgrado en Políticas públicas, género y sociedades en FLACSO, ya que nunca se terminó de aprender y creo que el trasmitir conocimientos, tiene que ver con estar todo el tiempo estudiando y perfeccionándose. También me dedico hoy a la mediación con perspectiva de género trabajando con la resolución 1.325 del consejo de seguridad de Naciones Unidas, y las practicas restaurativas en violencia de genero.

3. Es creadora de Programa NeuroSer para comunidades, ¿en qué consiste?

Con el programa NeuroSer, enseña 4 simples lemas para nuestra vida:

  • VIVIR SIN FINGIR NUESTRAS EMOCIONES
  • AMAR SIN DEPENDER
  • ESCUCHAR SIN DEFENDERTE
  • HABLAR SIN OFENDER

NeuroSer es un programa universal que enseña habilidades de aprendizaje para la convivencia, la paz social y emocional, que se basan en la neurociencia cognitiva, inteligencia emocional, las prácticas restaurativas y la comunicación no violenta. Es un enfoque restaurativo, con un sistema de aprendizaje para la convivencia pacífica, dejando de lado el sistema punitivita o retributivo, que es el sistema mundial que impera, superando los otros modelos conocidos como el modelos negligentes y modelos permisivos, para pasar al modelo restaurativo un “ser conscientes” de las situaciones.

criptomonedas

Publicidad   La Primera Criptomoneda Europea nacida en España

De todos estos ingredientes, es que se nutre el programa NeuroSer, enfocado para comunidades restaurativas y la formación de facilitadores de procesos restaurativos. El programa se compone de etapas en las que se aprende a relacionarnos, para alcanzar una convivencia pacífica de comunidades y crear lazos comunitarios, en equipos y grupos, trabajando en temas de provención, prevención y cohesión social comunitaria, con el objetivo de lograr tanto la auto-regulación personal como la auto-regulación social.

Cada etapa o módulo ofrece estrategias sencillas para ayudar a todo tipo de “Comunidades “o mismo en las mediaciones comunitarias o familiares, o aquellas comunidades en las que integramos o participamos a diario: escolar, familiar, laboral, vecinal, organizaciones o política. Y también otro tipo de “Comunidades” como: la hospitalaria, la penitenciaria y/o terapéuticas. Trabajamos en el sistema porque somos parte integrante de ellos. En definitiva, los lugares o espacios donde “convivimos con el otro”, para poder empezar a “accionar la paz”, ya que ésta necesita ser un “acto cotidiano de prácticas y técnicas”. No alcanza sólo con la “simbología”, o aplicando la palabra “PAZ”, para que esta surja de manera “espontánea”. Es necesario trabajarla y vivenciarla a diario y aprender el conjunto de técnicas que la conforman.

Luego de años de trabajo de campo e investigación, he podido darle forma a este programa, cuyos ejes se centran en la Neuroeducación, la Inteligencia Emocional y la Comunicación No Violenta, para formar facilitadores de procesos restaurativos y mediadores, que puedan gestionar de forma positiva, a través de los círculos y prácticas restaurativas, Comunidades donde haya conflictos, violencia o inclusive procesos de duelos y/o pérdidas. Dentro de estos trabajos, he realizado innumerables capacitaciones por todo el mundo, llevando cada eje por separado o el programa completo y certificando comunidades en este programa.

4. ¿A quiénes va dirigido el programa NeuroSer?

El Programa NeuroSer, apunta al rol específico de la persona facilitadora o mediadora, como así también para comunidades que quieran tener este enfoque de los procesos restaurativos. Los objetivos a lograr por el facilitador/a con el programa son:

  1. – Crear un ambiente en que las partes sean libres y tengan interacciones seguras.
  2. – Realizar una escucha de todas las personas que intervengan.
  3. – Gestionar adecuadamente sus emociones y ayudar a que las partes sean capaces de hacer lo mismo.
  4. – Expresar su apoyo y empatía, logrando que las personas participantes empaticen las unas con las otras.
  5. – Equilibrar el poder entre las personas participantes.
  6. – Conseguir que las partes en conflicto sean capaces de comunicarse de forma no violenta en el proceso, y que aprendan a hacerlo también en el futuro.

..

Existen diferentes perfiles de facilitadores o mediadores, y cada uno de ellos conlleva puntos fuertes y riesgos o dificultades, en las cuales debemos trabajar.

Otra cuestión a la que apunta el programa es aprender a trabajar los Círculos de Paz, que son una herramienta pedagógica flexible, su planificación y ejecución, adaptándolos a las características de las diversas comunidades, así como también las diferentes temáticas posibles a abordar. Hay distintos tipos de círculos, de acuerdo a los objetivos que se persigan, pudiéndose implementar en muy diversos ámbitos y situaciones particulares, a saber:

  • Círculos de Conversación y de Aprendizaje
  • Círculos de Celebración
  • Círculos de Paz
  • Círculos de Sanación

Los círculos restaurativos son procesos de diálogos comunitarios, se trabaja con muchas personas parte del conflicto directo o indirectamente.

5. En su LinkedIn además de Emprendedora social. Abogada y Mediadora dice que es Constructora de Paz. ¿Cómo se construye la Paz?

La construcción de paz es el conjunto de acciones diseñadas, con el fin de prevenir los conflictos violentos, y por otro lado crear las condiciones políticas, sociales y económicas necesarias para una paz duradera. La paz no se hace, se construye, de ahí la palabra “constructora”. Es un proceso dialéctico, difícil, escabroso y asimétrico. No exento de dificultades y contradicciones. La construcción de la paz implica, el trabajo que promueve el cambio social y la “paz positiva” es mucho más que la ausencia de conflictos violentos. A menudo se refiere a la transformación de las relaciones y el desarrollo de capacidades y relaciones en varios niveles.

La construcción de paz es un concepto amplio,

. . . .que abarca normalmente las iniciativas que se enmarcan dentro de la prevención y la gestión de los conflictos: implica un análisis de las causas de la violencia (lo que llamamos diagnostico) y las intervenciones necesarias para su diseños, para evitar que un conflicto no escale. Dentro de este eje se encuentran las estrategias para ponerle fin a los conflictos existentes o que permitan que las tensiones existentes se resuelvan a partir de diferentes mecanismos como las acciones de diplomacia que puedan contribuir a detener la escalada de la violencia. La mediación, y la negociación, los acuerdos de paz y el enfoque restaurativo son los que se apoya UNA PERSONA CONSTRUCTORA DE PAZ, correspondiendo las siguientes competencias:

  1. -Una constructora de paz desacredita y deslegitima la guerra y el uso de la violencia.
  2. -Potencia el conocimiento y el diálogo entre culturas y religiones. –
  3. -Es una persona que tiene actitudes no violentas.
  4. -Analiza las causas que generan los conflictos y puede diseñar estrategias.
  5. -Es activa y participa en su entorno social.-Mejora e incrementa la participación ciudadana y la construcción de ciudadanía infantil.
  6. -Trabaja en la promoción de los Derechos Humanos.

6.  La hemos visto en distintas ocasiones dando conferencias sobre Justicia Restaurativa, ¿en qué momento se encuentra esta justicia?, ¿por qué la recomienda?

La justicia restaurativa se encuentre en franca expansión.

La Justicia Restaurativa podría definirse:

Al no existir un concepto único- como un “movimiento social” para los que somos activistas de los DDHH y de un cambio de sistema global, es justa, dinámica y en crecimiento, además es una “filosofía” que recoge inquietudes muy diversas, y que tiene que ver con la forma en que “las sociedades reaccionan frente al delito y el conflicto y cómo abordan la resolución de los conflictos” (Martínez y Sánchez, 2011).

En mi trabajo personal además de dedicarme a la Justicia restaurativa en el ámbito del derecho, en justicia juvenil restaurativa, mi foco se encuentra en las practicas restaurativas, estas permiten prevenir, detectar, gestionar y resolver las situaciones de conflicto en diferentes ámbitos comunitarios (familiar, educativo, social, laboral, judicial, penitenciario y otros) reforzando los vínculos afectivos y los lazos comunitarios entre las personas afectadas.

Se pueden aplicar en cualquier grupo de personas que quieran mejorar sus relaciones interpersonales, gestionar sus conflictos de forma comprensiva y dialogada, crear un clima favorable para la convivencia pacífica, así como reforzar una serie de valores prosociales.

En Nueva Zelanda, Gran Bretaña y los Estados Unidos, se han realizado una serie de investigaciones que muestran cómo el modelo de gestión de conflictos, en base a la justicia restaurativa, frena el comportamiento negativo de forma mucho más efectiva que los modelos basados en “sanciones o castigos”. Sus aportes más importantes son:

  • Reducir la probabilidad de reincidencia.
  • Facilitar la restauración de relaciones entre las personas implicadas en un conflicto.
  • Ayudar a crear un sentimiento de pertenencia a la comunidad.
  • Favorecer la reparación de los daños causadas a la víctima
  • Aumentar la implicación personal y el grado de satisfacción general de los afectados por el conflicto.

Para ser facilitador de procesos restaurativos hay que entrenarse,

. . . .no solo leer un libro, este es un trabajo de campo una disciplina de las ciencias sociales, no podemos dar algo, que no lo tenemos desarrollado en nuestro interior. El ejemplo típico de esto para acláralo un poco: no podemos dar empatía, si primero no sabemos cómo brindarnos auto-empatía.

Este es el gran desfasaje de nuestra sociedad. Que todo lo aprendemos para los demás, pero muy pocas veces lo trabajamos para nosotros mismos. A su vez, el uso de las Prácticas Restaurativas contribuye a:

  1. – Reducir el crimen, las violencias y el bullying
  2. -mejorando la “conducta humana”-
  3. – Fortalecer a la sociedad civil Proporcionar un liderazgo efectivo.
  4. – Restaurar relaciones.
  5. – Reparar el daño, por tal motivos la recomiendo

7.  ¿La Mediación es una herramienta de la J. R.?

No, la mediación es una cosa y la justicia restaurativa es otra. Si, ambas son métodos de resolución pacífica de conflictos.

Según los Principios básicos sobre la utilización de programas de justicia restaurativa en materia penal (ONU, 2002) “La justicia restaurativa es una respuesta evolutiva al delito que respeta la dignidad y la igualdad de todas las personas, favorece el entendimiento y promueve la armonía social, mediante la recuperación de las víctimas, los ofensores y las comunidades”.

Si hablamos de justicia restaurativa siempre vamos a hablar dentro de ámbito del derecho penal, porque ahí es su ámbito de aplicación, la Justicia Restaurativa pretende complementar y enriquecer los conflictos que están dentro del ámbito penal y, por ello, se nutre de herramientas como la Mediación Penal. En la Justicia Restaurativa las personas tienen que cumplir las tres erres:

  • Responsabilidad del autor/a que responde por la conducta que asume libremente.
  • Restauración de la víctima, quien debe ser reparada y a la vez, pueda salir de la posición de víctima.
  • Reintegración del infractor a la comunidad, quien restablece los vínculos con la sociedad, que, a su vez, necesita del buen desempeño de todos sus integrantes para su correcto funcionamiento.

..

Dentro de la Justicia Restaurativa,

. . . se busca que la persona ofensora sea capaz de responsabilizarse de sus actos, en lugar de justificarse y, en la medida de lo posible, sea capaz de reparar el daño causado a la víctima. Así, la Justicia Restaurativa supone un cambio de paradigma en el modelo de Justicia tradicional y es, a su vez, un sistema integral que engloba víctima, ofensor y comunidad, con la Administración de Justicia como nexo de unión entre los tres vértices, en contraposición con el sistema penal actual en el que el proceso oscila entre victimario y Estado, y deja a la victima debilitada y sin voz.

Según Howard Zehr, lo que las comunidades necesitan de la justicia es:

“1. Atención a sus necesidades como víctimas.

2. Oportunidades para desarrollar un sentido de comunidad y responsabilidad de los unos por los otros.

3. Motivación para asumir sus responsabilidades en pro del bienestar de todos sus miembros, incluidas las víctimas y los ofensores y fomentar las condiciones para crear y sostener comunidades sanas.”

A esto apunta la justicia restaurativa, Nils Christie (1972) afirma que “hay que devolver a la sociedad civil su posibilidad de solucionar el conflicto”. 

8. ¿Cómo ve la Mediación/la J.R. en su país y en España?

Veo tanto en mi país la Argentina, como España, (país al que viajo mucho durante el año) el gran avance en mediación y en cultura de paz, pero tal vez nos gustaría que los cambios sean más rápidos.

La justicia restaurativa todavía tiene que instalarse, nos falta más capacitación y sensibilización, saber cómo aplicarla llevarla adelante, y trabajarla en “campo” con el enfoque restaurativo comunitario casi nada todavía, pero como todo cambio de paradigma es lento, porque no es un sistema que se aplica y listo, es un cambio de mentalidad de años de pensar con un chip y de repente cambiárselo, es como dice Zher se necesitan un “cambio de lentes” y esto para los seres humanos, no es fácil, trae resistencia, ataques, desconfianza, nadie le gusta salir de la zona de confort, son millones de años de sistema punitivo -retributivo y de un sistema patriarcal hegemónico, que también está dentro de ese sistema, y de repente cambiar toda nuestra forma de pensar y de socializar, de relacionarnos, es muy difícil.

Veo todavía mucho trabajo y camino por construir en la Justicia restaurativa en todo el mundo, pero a no desanimarse, acompañar y trabajar para un nuevo sistema y una nueva forma de relacionarnos que implica conectar con nuestras emociones.

9. ¿Cree que contamos con buenos profesionales?

Si claro, siempre hay buenos profesionales y sobre todo creo en el poder del sistema y de las redes. Hacer redes, conocernos, capacitarnos y ayudarnos entre los que estamos en estos temas es fundamental, dejando de lado los egos, siendo más humanos y compasivos, creo que así, se forma un buen profesional. Así aprendí, tuve maestros y gente maravillosa que me ayudó, me enseño y por sobre todas las cosas me cuido.

Tenemos que unirnos en vez de andar sueltos, tenemos que apoyarnos y compartir, nadie te roba nada, hay que sacarse eso de la cabeza, el saber es de todos, de la humanidad y si no lo comparto y trasmito…lo buscas en Google.

A Mediar con Santiago Madrid Liras

10. ¿En su opinión será la práctica más extendida de resolución de conflictos en el futuro?

Yo creo que si, hay un agotamiento mundial en la justicia, y la forma de hacer justicia tiene que cambiar, se le tiene que dar protagonismo a las personas que tienen el conflicto, en el derecho penal a las víctimas devolverles su poder y los ofensores realmente resocializar para que vuelvan convivir en la comunidad, sin reincidencia en el delito. hoy no se logra a nivel mundial y el delito comienza cada vez más joven. Algo tiene que cambiar.

11. ¿Qué medidas tomaría para convencer a los ciudadanos de los beneficios de la Cultura de Paz?

No podría convencer a nadie, porque el convencer es un acto violento. Si podría invitarlos, a través de acciones concretas, a que puedan ver, observa y transitar los beneficios que tiene el tratamiento y diseño del conflicto a través de cualquier método que este en el marco de la cultura de paz.

Para cerrar quiero citar a Lederach, quien dice que “es necesario que las partes en conflicto descubran formas creativas para encontrarse consigo mismas y con sus enemigos, tomando en cuenta sus necesidades y miedos, la reconciliación representa un lugar, el punto de encuentro donde se pueden aunar los intereses del pasado y del futuro”. 

Trilogía sobre el Conflicto

Suscribirse a la Newsletter

 

Les invitamos a que sigan opinando y dejen sus comentarios a continuación en el Blog. Son muy importantes para nosotros, ¿Y ustedes que opinan?

También quiero recordarles que si les gusta nuestro trabajo lo compartan pues nos ayudan a poder mantener este Blog al que le dedicamos mucho tiempo. Muchas Gracias ¡¡¡ No recibimos subvenciones ni ayudas de ningún tipo.

Y si les interesa estar al día de nuestras publicaciones se pueden dar de alta en nuestras actualizaciones semanales (newsletter) y les llegarán a su correo al ser publicadas.

The following two tabs change content below.
Lola Prieto Moraleda
Lola Prieto es Periodista experta en Gabinetes de Prensa y Cultura. Colaboradora habitual del Blog A Mediar Granada. Fundadora y coorganizadora de la iniciativa Wine&Think en la que se fusiona la Mediación, la Cultura, la Ciencia y el Arte con la Gastronomía y la Enología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.