Blockchain y mediación tradicional, un futuro juntos

by Redacción AMediar News
722 visitas

David Abad Mediador BDRs

Mi inquietud como mediador profesional,

. . . y el “padecer” el desorden, por cantidad y políticas de actuación, existente a la hora de pertenecer a una asociación de mediadores y mantener criterios de profesionalidad, formación y experiencia dentro del sector. Una vez que he estudiado y conocido la manera como la blockchain funciona, me ha llevado a pensar en una manera de  modernizar el sector respecto de lo antes descrito. A continuación, mi objetivo es hilar una serie de pasos lógicos para llegar a una meta de finalidad productiva y transformadora en este ecosistema de profesionales.

Esta serie de cuestiones obedecen a unos pasos lógicos para poder insertar esta nueva tecnología en un ecosistema muy tradicional, con poca inquietud para evolucionar y con muchos elementos en contra.

El blockchain es en esencia una tecnología,

. . . que permite almacenar la información, es decir, es una base de datos. Como base de datos tiene una serie de características que la hacen especial:

  • La información se almacena en bloques
  • Guardan una relación entre sí formando una cadena
  • Además están distribuidos de forma replicada a través de un conjunto de nodos que conforman redes que pueden ser: privadas, públicas o semipúblicas

Además, este tipo de base de datos gestiona la información de tal manera que a través de técnicas criptográficas consiguen que esta goce de integridad, privacidad, seguridad y fiabilidad, entre otras propiedades.

Todas estas características hacen de la blockchain una herramienta esencial a la hora de llevar a cabo registros fiables universales.  Por eso, en este caso, apoyado por la tecnología de Kleros (Ya explicaremos en futuras colaboraciones como funciona este tipo de tecnología disruptiva), podemos llegar a un registro universal, fiable, privado, seguro y sobre todo consensuado.

¿Porqué es necesario lo que proponemos?

Después de mi experiencia como mediador y después de haber tenido contacto con una infinidad de organizaciones, universidades, profesionales del sector y asociaciones de mediadores profesionales, nace mi inquietud de poder mejorar todo el protocolo y sistema en los que se desarrollan los procesos de mediación de cualquier tipo.

Mi idea es poder encuadrar la mediación tradicional en el ámbito de las nuevas tecnologías,

. . . .y llevar este sistema de resolución de conflictos, como es la mediación, a la nueva revolución industrial en la que el blockchain tiene tanto protagonismo. De esta manera usaremos como una herramienta primordial para nuestro encaje de estos nuevos tiempos, que traen soluciones muy prácticas, seguras y accesibles para cualquier persona.

Este germen de proyecto disruptivo,

. . . .quiere llegar a ser una solución para los mediadores tradicionales (ADR y ODR) que en un futuro cercano podrán usar la tecnología blockchain. Dar el paso a la BDR: Blockchain Disputes Resolutions, a la hora de tratar los infinitos datos que se producen y generan en una mediación entre varias partes. En el proceso de mediación se vuelca una serie de información, en su mayor porcentaje confidencial, que necesita de un tratamiento seguro, inalterable y que genere confianza.

Con esta nueva tecnología, podríamos alcanzar un alto grado de transparencia y fiabilidad

Tanto en la información generada durante la mediación como en el acuerdo final, hay que tener un grado de trazabilidad y fiabilidad elevada, que proporcione a la mediación el carácter seguro y fiable. De esta forma el cliente sentirá protegida su información, quedando el acuerdo de alguna manera “notarizado” en la cadena de bloques.

Esto que acabamos de contar parece una idea “arriesgada”,

. . .debido a la poca disposición que muchos profesionales y administraciones tienen al respecto. El futuro es ilusionante y queda aún mucho por descubrir e investigar. Es ineludible ese primer paso que hay que dar para poder llevar el proceso de mediación como lo entendemos en estos tiempos hacia los nuevos tiempos tecnológicos, que cambian tan rápidamente. No podemos quedarnos atrás.

Resolución de Conflictos 4.0 con tecnologías disruptivas

Empezar este camino nos supone querer aprovechar las oportunidades,

. . . que genera la tecnología Blockchain y también aprovechar las cualidades tecnológicas que intrínsecamente lleva la cadena de bloques. La estrategia de este proyecto consiste en introducir en el proceso de mediación la gestión a través de perfiles seguros y registros fiables de toda la información. Así las partes mediadas mantienen un grado de confianza elevado. En el momento de concretar el acuerdo final registrado en la cadena de bloques, este mismo registro puede dar una alta confianza. Evitaría trámites notariales a la hora de elevar a escritura publica los acuerdos, tal y como se hace en la mediación tradicional.

Uno de los objetivos principales es que se pretende crear una “Curated List” (Lista Verificada) de Mediadores Profesionales, los cuales tendrán que someterse a un filtro gestionado por la plataforma Kleros (www.kleros.io).

A esta especie de “asociación” o grupo, se le da un carácter fiable ya que sus datos y logros estarán sujetos a un proceso de aceptación con unos requisitos previos: (Títulos, horas de cursos, méritos, experiencia profesional, recomendaciones, etc…).

Esta Asociación o grupo de mediadores podrá ser validada por el Ministerio de Justicia de cualquier país. Así tratar todo el tema de mediación de una manera más accesible, rápida y fiable, acortando los plazos y trámites a la hora de registrar el acuerdo de manera tradicional. Es una manera de introducir la tecnología blockchain en la administración de los Estados y que el ciudadano tenga reales beneficios de tiempos y costes, en contrapunto con lo que tiene en el momento actual.

Incluso, en el acuerdo final que firman las partes si consiguen llegar a un entendimiento compartido. Iría programado virtualmente bajo la ejecución de un Smart Contract. Se podría gestionar automáticamente para controlar el grado de cumplimiento del citado acuerdo a modo de revisión o seguimiento.

Actualmente, cuando tenemos un acuerdo, ese seguimiento o control en el tiempo, se hace de una manera algo rudimentaria y con bastantes fallos o pérdidas de información. Esto genera mucha desconfianza en los clientes o partes mediadas, e incluso entre los profesionales. El sistema de mediación tradicional no deja de ser un sistema de trabajo y protocolo bastante arcaico. No recoge ninguna garantía de seguridad y privacidad con la información generada por el mediador y las partes mediadas en el proceso de mediación, desde que se elige al mediador hasta que se llega al acuerdo final.

MI LIBRO SOBRE eMEDIACIÓN

Recibe nuestras novedades en tu correo electrónico

He leído y acepto la política de privacidad

Autorizo a que mis datos personales sean tratados y queden registrados ante el responsable del fichero (Fco. Tomás Prieto Moraleda) para recibir información de publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. Sus datos serán cedidos a Mailchimp, nuestro gestor de newsletter. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. En cualquier momento puede ejercer su derechos remitiendo un correo electrónico a info@amediar.info.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.