Congreso Internacional de Mediación en Argentina

Share and Enjoy

Volver a Buenos Aires al XIV Congreso de Mediación Internacional

en argentina de congreso

Emilio Navas Presidente de AIEEF

Después de haber vivido quince días muy intensos,

. . . estaba en el Hard Rock café de Ezeiza dando cuenta de un sándwich tostado y un mate cocido cuando me encuentro con Andrés.

-Hola Emilio! Qué tal la visita a Buenos Aires? Qué te ha parecido el XIV Congreso Internacional?

Conociendo a Andrés, sabía que no eran más que preguntas retóricas, así que esperé que se despachara con sus propias opiniones sin dar lugar a ninguna de las mías, aprovechando el tiempo para dar cuenta de mi bocata.

Yo, es que estoy indignao! Estos porteños se creen el ombligo del mundo! Paneles de diez personas, todas las mesas atravesadas por funcionarios de todos los ministerios habidos y por haber y ningún espacio para el debate y la generación de propuestas, por no hablar de los sitios para comer y lo incómodo del emplazamiento escogido.

(despotricaba mi amigo, mediador de larga trayectoria en la península con evidente fastidio) ¿Has visto el poco espacio que le han dado a Lisa Parkinson? ¿El modo que han limitado las intervenciones de Galtung o de Leticia García Villaluenga? Un escándalo!

Primero el mate y el bocata

Desconecté un poco de la retahíla de quejas que me iba soltando, que iban desde lo formal a los contenidos, y sorbí de mi mate cocido, esperando que la “tormenta” amenguara y pudiera yo plantar basa en lo que parecía una interminable cadena de calamidades. Al final –parecía que ya estaba buscando su “gran final” del descontento- Andrés remataba: los mediadores en todas partes son iguales, mucha escucha activa de no se qué, pero en sus reuniones son completamente estado-dependientes, no dejan espacio para el diálogo y el intercambio de ideas y siempre le dan el micrófono a los mismos.

Como se habían terminado las excusas del bocata, el mate cocido y su monólogo,

. . . .puse la de entrar juntos al sector de “embarcados” para seguir con nuestro amable “diálogo”. Allí, mientras nos eternizábamos en la fila de migraciones Andrés recuperó el aliento y me soltó: ¿Puedes creer que no logré apuntarme a ninguna de las mesas simultáneas a las que quería apuntarme? ¿Por qué me va a decir la organización si tengo que escuchar a alguien hablando de Justicia Restaurativa cuando hice catorce mil kilómetros para escuchar un panel de mediación-familiar?. Qué manía la de controlar el acceso a cada panel con sistemas de ordenador! ¿Se habrán enterado de que las dictaduras de los setenta se han acabado?. ¿Y esos estrados sobre-iluminados con los asistentes en penumbras? ¿El escudo nacional y el logo del Ministerio de Justicia en las pantallas todo el tiempo?. Ejjjke no te lo crees!.

emilio navas

XIV Congreso Internacional de Mediación (Buenos Aires)

Por fin toca embarcar

Llegó la hora de embarcar y Andrés logró que una amable azafata de Iberia nos sentase uno al lado del otro, por lo que me quedaban doce horas de escuchar calamidades y defectos de la organización de un Congreso Internacional, cuando pareció salir de su autismo y –a lo mejor para congraciarse conmigo- me dijo: nada que ver la charla tuya con Fadhila, allí si que se abrió el debate y se compartieron experiencias. ¿No te parece?

Viendo que me quedaba un larguísimo vuelo por delante, tomé coraje y respondí:
-No. No me parece.
Mi amigo pareció callar esperando mi aclaración, por lo que aproveché la oportunidad y le solté: – cada encuentro internacional tiene su propia identidad, su propio “color” y eso no es malo.

El World Mediation Summit de Madrid reúne gente de distintos lugares del mundo, porque es muy fácil desde distintas partes del “Norte” llegar a Madrid y eso le da un color variopinto muy particular. En Buenos Aires se celebraba –a mi gusto- el contundente triunfo de una generación de profesionales que apostó por la mediación y ganó.

.

Top Story. Se abre la ICO – (Initial Coin Offer), es decir es el momento para poder Invertir en la primera Criptomoneda…

Publicada por Tomás Prieto en Lunes, 8 de octubre de 2018

.

Personalidades y Ponentes

La presencia no solo de la vice-presidente del Tribunal Supremo de Justicia –Corte Suprema de la Nación- la Vice-presidenta de la República Argentina y un Gobernador de un Estado Provincial en el acto inaugural, sino la asistencia de casi mil quinientos mediadores principalmente de la región y mayoritariamente de la Argentina, pagando un precio en dólares en un país que viene de sufrir una enorme devaluación de su moneda, es una clara muestra del éxito, una señal de triunfo.

Yo no solo he disfrutado de las intervenciones de Carlos Giménez, Joseph Redorta, Leticia García Villaluenga, Oscar Negredo, Marinés Suares, Gachi Tapia, Alejandro Nató, Lederach, Galtung, Lisa Parkinson y tantos y tantos grandes, sino que he aprendido de una generación -de la que Florencia Brandoni es claro exponente- que no sólo ha tenido la capacidad de generar un movimiento transformador de la sociedad desde la Cultura de la Paz, sino que además tiene la humildad y la generosidad de compartir sus logros con los que nos hayamos querido acercar.

Feedback de los profesionales

Te recuerdo que Florencia, se acercaba uno por uno en la cena de cierre a entregarnos una tarjeta con la descarga gratuita de su último e-book sobre mediación escolar, que Marinés Suares nos sorprendió entregando una dirección de mail a todos para desafiarnos por la poca participación de los menores en las mediaciones familiares, que hemos podido disfrutar de talleres de excepción, como el de Fadhila Mammar o la brillante intervención de Nató, que nos llevaron al centro del problema de la mediación, a lo nuclear de nuestra tarea.

Lejos de menospreciar la participación de los organismos “oficiales”

. . . yo agradezco la posibilidad de haber tomado contacto con un equipo tan maravilloso como el de Eleonora Avilés que coordina la increíble tarea de mediación comunitaria en la muy compleja Provincia de Santa Fe. Agradezco haber podido escuchar a Karelly Villanueva Escamilla (México) o a César Rojas (Bolivia) con sus posiciones tan penetrantes de nuestro hacer cotidiano. La verdad es que no entiendo que te quejes al mismo tiempo de un supuesto desorden y de una falta de espacio para el diálogo por exceso de orden.

Las Narrativas

Para mí, el sólo hecho de ver la fila de compañeros para pagar en los tenderetes de las editoriales que proponían maravillas de libros de mediación como el maravilloso: Grupo de Palabra para hijos de padres separados de Antonella Andreottola y Costanza Marzotto –Astrea- el provocador: El vibrar de las narrativas en mediación de Miriam Markus –Paidós- o la sorprendente re-visita que hace de los textos de Freud Eveline Braga Nogueira en: La diferencia sexual de la mujer, Logos Kalós, es sin duda, por sí mismo un éxito rotundo de la profesionalización de la mediación y un ejemplo a tener en cuenta.

Creo que te equivocas..,

. . . .al esperar que un encuentro en Buenos Aires en 2018 fuera un espacio de búsqueda o de plantearse el porqué del fracaso de la mediación, este Congreso ha sido la celebración multitudinaria y brillante del éxito de una generación y de una idea y me alegro de haber participado.

La intervención de Fadhila y mía en el encuentro organizado por Equipo Inca es una cosa completamente diferente. Lo que planteábamos nosotros era un cuestionamiento de la mirada del mediador, una perspectiva de escucha desde lo Macro a lo Micro y es ese planteamiento nuestro (personalmente me cuestionaba el hecho de “exponer” desde la débil experiencia española frente a la poderosa experiencia argentina) el que permitió un espacio de diálogo e intercambio de ideas en el que “ponentes” y participantes, creo, salimos favorecidos.

congreso en argentina

John Paul Lederach Profesor en Notre Dame, Indiana

Paneles y Panelistas

Por supuesto que disfruté de escuchar a Liliana Carbajal contar como la perspectiva de su formación de base como arquitecta le facilitó incorporarse al mundo de la mediación desde el cuestionamiento de los Conflictos Sociales Urbanos. Por supuesto que las intervenciones de Luciana Cataldi, desde su profundo conocimiento de las herramientas de Justicia Restaurativa fueron inspiradoras. Pero estás comparando ámbitos que, a mi gusto, no son comparables: un encuentro de compañeros mediadores de distintas realidades con una celebración de un gran triunfo.

En mi opinión, el Congreso de Buenos Aires ha sido una experiencia irrepetible, un baño de optimismo para todos los mediadores del mundo y un sitio del cual aprender y escuchar en lugar de enfrentarse y criticar.

Intentando refutarme por el argumento personal, Andrés espetó:
-Al final la vas de optimista cuando no eres más que un sudaca descreído y sonrió con malicia.

Dos veces cierto, respondí, y dos veces irremediable, lo primero por lugar de nacimiento, y lo segundo por edad. Entonces, al ver imperturbable en mí la sonrisa, intentó cambiar de tema preguntándome por la tercera de las actividades que compartimos en Buenos Aires: la celebración de los veinte años del programa de integración por la música. Allí sí que ambos coincidimos en lo potente del mensaje de es@s niñ@s y jóvenes de los barrios más vulnerados de la ciudad que, instrumento músico en mano, dieron una lección de entusiasmo y fe en las oportunidades.

Escuchar el Romeo y Julieta de Tchaicovsky por la misma batuta que dirigió luego a León Gieco cantando “Cinco Siglos Igual” fue una experiencia mágica y transformadora.

Es que la Cultura de la Paz no es solo reformular en una mesa de mediación y la tarea de incorporar el nuevo paradigma en sociedades con tanta resistencia al cambio como las nuestras merece, de tanto en vez, el premio del reconocimiento y el aplauso sincero.

En esa actividad incesante toman vida y sentido las reflexiones de John Lederach cuando nos planteó la intersección entre Derechos Humanos, Economía sostenible y Cultura de la Paz no pensada en clave de casos sino en un cambio sistémico del que somos parte. Allí cobra sentido el traernos la experiencia del Código Procesal de la Provincia (Comunidad Autónoma) de Neuquén que establece que en asuntos que no afecten el orden público y se trate de personas de pueblos originarios se estará a los procedimientos propios de esas poblaciones ¿Podemos plantearnos algo similar en España para la comunidad Gitana sin ir más lejos?

Fue un éxito

Un encuentro internacional con tantos participantes y tantos enormes ponentes es mucho más que compartir un momento excelente con Antonio Tula o escuchar las últimas novedades tecnológicas que nos plantea Elisavesky, es mucho más que dar un click y descargarse el Manual de negociación y mediación para docentes de Florencia Brandoni, es saber que hay un mundo de cincuenta mediadores interdisciplinarios en Chubut que, como en el caso de AIEEF en España sólo utilizan al mediador con profesión de origen abogado para la coordinación entre los informes y los juzgados pero no para el trabajo de campo, es tener plena conciencia de que el mejor día no ha amanecido, que el tiempo que importa es el que está por delante y que nos queda todo el campo por arar y sembrar de Paz, de Convivencia y de respeto hacia el Otro.

Gracias Buenos Aires, Gracias Argentina, nos comprometemos a continuar y a seguir vuestros pasos, nos comprometemos a seguir compartiendo experiencias y luchas, nos comprometemos a volver.

Gracias

Emilio Navas Paús es Presidente de la AIEEF

www.aieef.es 

The following two tabs change content below.
Emilio Navas Paús
Abogado, Mediador, Especialista en Mediación Civil y Mercantil, y en el ámbito Social y Comunitario. Mediador Internacional certificado por la IMI y Cofundador de Mediación Siglo XXI Expertos en Gestión de Conflictos.

8 comentarios en “Congreso Internacional de Mediación en Argentina

  1. Muy bueno tu comentario. Coincido plenamente sobre todo por tu mirada perceptiva que visualizo un festejo. Es así lo vivimos como una fiesta, los mediadores argentinos ejercemos la mediación desde el año 1996 con mucha vocación y cariño, muy mal reconocidos económicamente pero sintiendo con el corazón que hemos aportado un granito de arena para la pacificación de nuestra sociedad por cierto muy afectada por situaciones de violencia hace muy pocos años. Gracias!!!

  2. AIEEF tiene oficina en Valencia?
    Es posible para vds mediar entre este comunero y el Colegio de Administradores de Fincas ? Por favor, indíqueme la dirección.Muchas gracias.
    Cuando no hay voluntad entre una de las partes en conflicto, difícil lo tiene la parte contraria; ¿qué hacer?

    • AIEEF es una asociación con llegada a todo el territorio. Tenemos delegación en Valencia y co-rresponsalías en diferentes paises de América y Europa. No dudes en contactarnos: dirección@aieef.es Un saludo

  3. De cierta forma comparto con ambos algunos puntos (con el autor y su amigo). A mi vuelta me pregunté algunas cosas respecto a mis expectativas de ida: ¿fue integrador?, ¿fue crítico?, ¿fue participativo?, ¿fue accesible?, ¿fue sostenible y sustentable?.
    Celebro el haber ido para poder ver y reflexionar sobre la experiencia “turismo-congreso” y lo que es una experiencia encuentro de intercambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.