Home Actualidad Constelaciones Familiares: herramientas exógenas para la resolución de conflictos

Constelaciones Familiares: herramientas exógenas para la resolución de conflictos

by Redacción AMediar News
545 visitas

Constelaciones Familiares: herramientas exógenas para la resolución de conflictos

"<yoastmark

Introducción a las Constelaciones Familiares

Me atrevo, y arriesgo, a hablar sobre este tema complejo (cuándo hay muchos que saben bastante más, por tiempo y experiencia) porque sé que es válido, que funciona… si entendemos funcionar que pone en movimiento a la persona hacia una mejor calidad de vida; y en el intento de acercar este método a aquellos a los que les pueda aportar y/o beneficiar.

Las Constelaciones Familiares son uno de los métodos o herramientas

. . .que utilizo como terapeuta; tengo claro que está impregnado de los demás; (conocimiento de la personalidad a través del Eneagrama; la terapia cráneo-sacral biodinámica, que mira el cuerpo de la persona como lugar en el que se encuentra su historia de vida; y la práctica del zen, con el desarrollo de la Presencia o la capacidad de estar en lo que hay, sin juicio ni intención).

Dicho de otra manera,

. . .cada uno de ellos me ha aportado algo especial y me ha consolidado lo que en todos ellos es común: la escucha consciente, el no juicio, el respeto a lo que ocurre, la mirada amorosa a esa persona que viene a mirar su vida, su problema, su dolor… Sólo puedo dar gracias por que la vida me mostró estas herramientas y estos maestros; me considero afortunada.

Resulta difícil y complejo hablar sobre las Constelaciones Familiares (C.F.) ya que son, principalmente, experienciales y no teóricas. Es muy diferente contar una constelación que presenciarla; todavía más diferente presenciarla que participar en ella o ser la persona que va a hacer una constelación (trabajo personal).

Y… ¿qué son?

Básicamente son un método para el trabajo personal, una herramienta para mirar temas que actúan en nuestra cotidianidad, sin que tengamos consciencia de ellos; una posibilidad de mirar lo que ocurre en nuestro inconsciente, que nos afecta directamente en la vida, aunque no lo sabemos.

Las Constelaciones Familiares aportan una visión sistémica al proceso personal, esto quiere decir que trabaja no con la persona individual, sino con ella en relación con su sistema familiar (familia).

El sistema principal es la familia de origen; tienen relevancia en cada uno de nosotros hasta la 3º o 4º generación; funciona como un engranaje compuesto por muchas piezas, cada una de ellas es única y ocupa un lugar concreto, SU lugar.

Si una o varias piezas son excluidas (ley de pertenencia), o si se cambia de sitio (ley de vinculación), o si unas no dan y otras suplen (ley del equilibrio entre dar y tomar), la maquinaria no funcionará bien; esto se considera un desorden que, poco a poco, se convierte en síntoma (emocional, psicológico, físico, mental…)

Las Constelaciones Familiares ofrecen mirar  el sistema y encontrar otra posibilidad, según las características y/o recursos de la persona que está haciendo el trabajo y del sistema al que pertenece.

También es importante la mirada a nuestro sistema actual; hay que saber que a menudo repetimos, en él, patrones o historias del sistema de origen.

Cada sistema se rige por unas leyes o principios, los Órdenes del Amor (Bert Hellinger); el objetivo es que el sistema, como tal, se mantenga en equilibrio. Tanto es así que el sistema no dudará en repetir historias, tomando a otros miembros, con el único objetivo de que sea incluido un miembro de otra generación que no ha sido tomado en cuenta, que fue olvidado, excluido; el sistema se convierte en un entramado de circunstancias recurrentes que tienen fuerza suficiente para arrastrar a varios miembros de la familia, de distintas generaciones.

Herramientas exógenas a la Mediación I

C. F.  es una terapia que mira al inconsciente del sistema,

. . .lo que permitirá un movimiento sanador, lo que a menudo es una mirada inclusiva para los excluidos (ley de pertenencia), o un re-ordenamiento de los miembros del mismo (ley de vinculación, prioridad a los que llegaron antes), o un equilibrio entre los que dan y los que toman, entre lo que doy y lo que tomo (ley del equilibrio entre dar y tomar)

Hablar de Constelaciones Familiares es hablar de nuestra familia; de nuestra familia de origen y la familia actual; también todos aquellos que, de alguna manera, han tenido impacto en nosotros y los nuestros; de nuestros antepasados (3 o 4 generaciones), sin importar si los conocimos o no. Tomar conciencia de que, a veces, la subsistencia del grupo anula la conciencia individual.

Lo sepamos o no, nos guste o no… formamos parte de un sistema, somos eslabones de una cadena: lo que vive un miembro del sistema tiene su resonancia en el resto; lo que no es sanado en uno, tiene sus efectos en otros.

Recibe nuestro Monográfico sobre “Las Preguntas”

Los mediadores sabemos que las preguntas son una de las herramientas imprescindibles que utilizamos en todo proceso mediación, distinguiendo entre los diferentes tipos en función de la respuesta que procuramos obtener al formularlas: abiertas, cerradas, reflexivas, circulares, hipotéticas, etc.

Autores:

  • Fco. Tomás Prieto Moraleda
  • Cristina Montero Bonilla
  • Marta Antuña Egocheaga
  • Charo Mata Calvo
Nota: Al confrmar su suscripción recibirá la Guía en su email en breve espacio de tiempo. Gracias ¡¡

Consentimiento

Listo!! Vé a tu buzón de correo y confirma tu suscripción al newsletter y recibirás tu descarga en las siguientes horas. Si no encuentras el correo de confirmación mira en la carpeta de SPAM.

El Método.

Hay que tener en cuenta varios factores que intervienen en una constelación:

  • El cliente y su sistema, con toda la información consciente e inconsciente.
  • El grupo, que harán de representantes; cada miembro relevante en el tema que se va a tratar es representado por uno de los participantes; así, x ejemplo, en una familia formada por una pareja y tres hijos, se tomarán 5 representantes, uno para cada uno de ellos.
  • El campo, el lugar donde se realiza la constelación; el grupo, el cliente y el constelador sostienen el campo, lo que significa algo así como que están disponibles para representar la información que emerge, sin intención personal ni juicio sobre lo que ocurre.
  • El constelador o terapeuta cuyo papel se podría definir como la interpretación de los movimientos, esto es posible por una formación previa y cierta experiencia.  Es importante, a mi entender, que tenga sus temas lo más claros posibles, puesto que sin duda el límite de un terapeuta son sus límites personales, sus temas no resueltos.

Hablar de Constelaciones Familiares

. . .es hablar de un movimiento intuitivo, libre de juicio, con cierta Presencia; entendida ésta como la capacidad de estar en lo que ocurre, sin necesitar cambiarlo… poder sostener situaciones difíciles sin tomar partido… mirar todas las opciones sin decidir desde la opinión personal… tomar lo que hay.

¿Para qué?

Para comprender… que a veces estoy repitiendo un patrón de algún ancestro o que estoy en lealtad con mi abuela, etc.  lo que significa que no estoy desarrollándome como individuo.

Otras veces no ocupo mi sitio, lo cual me debilita, intentando conseguir la mirada amorosa de papá/mamá, representando para el padre o la madre que no tuvieron.

Quizás estoy representando a un excluido, alguien que desapareció o murió pronto;  y esto se puede mostrar como falta de vitalidad, de sentimientos de culpa… incluso de depresión o anorexia…

Cuando la pieza se coloca en su sitio, la maquina funciona bien.

Cuando descubro el embrollo/desorden que hay en mi sistema, del que yo formo parte, algo diferente ocurre; a veces esto será suficiente y otras muchas será el principio o el siguiente paso de una nueva forma de vivir.

No dejar atrás que no son para adivinar (el futuro?), ni para satisfacer una curiosidad, ni para que alguien cambie algo que no me gusta… la fuerza del método está en la autenticidad de la persona que quiere mirar-se y mirar su sistema, porque en su cotidianidad algo no fluye, algo está atascado.

¿Cuándo?

Hay diferentes tipos de constelaciones. Las clásicas son las familiares, del sistema de origen y del actual. En estos casos, básicamente, se hace una constelación cuando hay síntomas, conflictos, falta de conexión entre los miembros, problemas de cualquier índole; cuando quiero ver si el sistema está en orden o no, si estoy en mi sitio…

También es un sistema  los grupos de trabajo (constelaciones laborales), empresas (constelaciones empresariales), amigos, colectivos… en todos estos ámbitos está indicado el método.

Otro espacio en la que tienen una gran repercusión es en la mediación,

. . . concretamente La mediación sistémica, que nace de la unión de tres pilares: el enfoque sistémico, la Comunicación No Violenta (CNV) y el Zen. Durante cuatro promociones he formado parte del equipo docente (aportando la mirada sistémica) junto con la creadora del método, Marta Ponce Más, mediadora (www.mediacionsistemica.cat), Mª Angeles López Juderías (abogada y mediadora) y Ana Peña (ingeniera, mediadora y consteladora empresarial).   Unir el enfoque sistémico aporta ampliar la mirada de la resolución del conflicto a las implicaciones sistémicas que, inevitablemente, influyen en las partes en conflicto y, a veces, en el propio desarrollo del mismo. Un tema que necesitaría una profundización.

Y hay otras menos típicas, lo que no significa menos importantes.

En estas, el método es el mismo, lo que cambia es el objeto que vamos a mirar. Así, por ejemplo, constelaciones de síntomas físicos, que a menudo están relacionados con alguna historia personal/familiar no resuelta; o constelaciones de aspectos internos de la persona, así podré mirar cómo me relaciono yo con mi niña interior, o con mi ego. Y otras, que he desarrollado hace un tiempo (no podría decir que son mías, aunque nadie me las enseñó), las Constelaciones del Origen, que pertenecen a la época de fecundación y gestación del cliente.

¿Y después?

Las Constelaciones Familiares son una herramienta de trabajo personal y como tal, necesita un acompañamiento y una continuidad. No son inocuas, pues aunque muestran lo que hay, sostenerlo no siempre es tan fácil. Por otra parte la constelación en sí, ya es un trabajo,  pues tiene efectos sobre mí y sobre el resto de mi sistema.

Terminar con algo a tener muy en cuenta: las constelaciones son un método, potente y válido, pero sólo un método; una mirada al inconsciente. No son un dogma, ni una verdad absoluta; siempre es una posibilidad de ver algo diferente, de colocarme de otra forma.

Macarena Moreno-Torres Camy, Terapéuta 

Mi web: www.makarenamtc.es

Herramientas exógenas a la Mediación II

 

Bio:

Constelaciones Familiares

Macarena Moreno-Torres

Me llamo Macarena Moreno-Torres, tengo 59 años.  Soy testigo, por experiencia propia, de que cuando una persona se re-coloca en su sistema, se abren puertas, que no ventanas, hacia nuevos territorios, nuevos paisajes; y sé, que aunque hay aspectos que siempre perdurarán, el cambio es posible; unas veces difícil y duro, otras increíblemente maravilloso.

Mi principal ocupación es la de madre, pues tengo 12 hijos; esto forma parte de mí y de mi manera de vivir la vida y de gestionar la cotidianidad. Tengo claro que esta experiencia me ha aportado, y sigue haciéndolo, gran cantidad de momentos que me han hecho desarrollar cualidades y recursos, es decir me ha enriquecido.

Por otra parte, ya hace más de una década que conocí este método, de la mano de mi maestro zen Alexander Poraj; el impacto de ambos (método y maestro) marcan un antes y después en mi vida. También me he formado en Terapia Cráneo-Sacral-Biodinámica con Paul Vick; en Eneagrama, método de autoconocimiento (de él he publicado un libro El Eneagrama, el origen; Descleé de Brouwer); y  practico el zen.

Ahora dedico una parte de mi tiempo y vida a acompañar procesos personales, pues no es tarea fácil… a menudo por desconocimiento de opciones y recursos.

Creo que TODOS somos bastante más de lo que creemos.

 

Recibe nuestras novedades en tu correo electrónico

He leído y acepto la política de privacidad

Autorizo a que mis datos personales sean tratados y queden registrados ante el responsable del fichero (Fco. Tomás Prieto Moraleda) para recibir información de publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. Sus datos serán cedidos a Mailchimp, nuestro gestor de newsletter. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. En cualquier momento puede ejercer su derechos remitiendo un correo electrónico a info@amediar.info.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.