Home Actualidad De la Abstracción a lo Onírico en la Mediación

De la Abstracción a lo Onírico en la Mediación

178 visitas

De la Abstracción a lo Onírico. De la Mediación y otras Gaitas

de la abstracción a lo onírico

Salvador Madrid

Cuando escribas sobre mediación tendrás sobre ti los ojos avizores del halcón.

Y no es ese Halcón Maltés que los caballeros de la Orden de Malta tenían que enviar anualmente al rey de España Carlos I como tributo simbólico por haberles cedido las islas de Malta y Gozo.

Y aunque no fueron tiempos para la lírica, parece que hoy menos que nunca, los primeros cantos de amor y maldecir fueron Las cantigas de Martín Codax, del siglo XIII, y las de Santa María, inicio de la canción española, según escribía Alan Lomax, reconocido folclorista estadounidense homenajeado en el año 2002 en la Universidad de Vigo por su disco “Galicia”.

No son tiempos para la poesía, o quizás precisamente deberían serlo como remedio.  Bertolt Brecht escribía unos versos que titulaba “Malos tiempos para la lírica “ que así comienzan :

“Ya sé que solo agrada

quien es feliz. Su voz

se escucha con gusto. Es hermoso su rostro.

El árbol deforme del patio

denuncia el terreno malo, pero

la gente que pasa le llama deforme

con razón…”

Estado de Presencia: Actitud Básica del Mediador

Aunque a decir verdad me gusta más la letra de German Coppini:

“El azul del mar inunda mis ojos,

el aroma de las flores me envuelve,

contra las rocas se estrellan mis enojos

y así toda esperanza me devuelve.

Malos tiempos para la lírica…”

Golpes Bajos – Malos Tiempos para la Lírica

¿Y tiene esto alguna trascendencia, cuando lo importante es lo que ya tiene el marchamo de importante?

La mediación como instrumento semiabandonado, un juguete arrinconado, infrautilizado, manipulado, un marco que se adorna en cuadros feos y descoloridos.

Y cómo configurar la mediación, si como una tradición que se hunde en la historia de las interrelaciones del hombre o como un nuevo paradigma social, acicate de resolución de conflictos. Entre la tradición, esa oculta e ignorada, o el modernismo tecnológico.  Al progresismo le cuesta atender al pasado, reconocer sus valores, pero las cosas verdaderamente importantes y válidas en la vida no son nuevas, ya están inventadas y se hunden en profundas raíces.

Para la mediación hay que saber tocar o sentir la gaita,

O lo que es lo mismo, hay que sentir el pasado cultural para transportarlo al futuro, siempre presente.  La mediación está más cerca del folk que del reggaetón y la música electrónica. Esto es indiscutible, ni cabe de la abstracción a lo onírico…

El valor del pasado, de la costumbre que hace ley, del uso, del fuero, del viejo hacer, el reconocimiento de las raíces. Nada se puede forjar si no tiene un buen asentamiento.

La mediación es interponerse, una barrera que no separa, sirve para transportar de una parte a otra sentimientos. La mediación es la llave del desbloqueo, quebranta la rigidez y el posicionamiento.

Al decir del sociólogo chileno Tomás Peters:   “el término mediación implica la negociación de un conflicto potencial de sentidos, espacios y expectativas (muchas veces defraudadas) que espera ser resuelto

Todas las almas buenas siempre tienen cien veces más en común que unas cuantas diferencias, y son éstas las que preponderan en las rupturas. Basta una sola diferencia, un solo desencuentro para partir el hueso de una amistad o una relación afectiva.

Como estatuas paralizadas, sordas y mudas así enfrentadas permanecen incapaces.

La palabra crea sentimientos o los recrea, los resucita o los aparenta. Y les gusta decir soy mediador, como si eso fuese como decir soy un apóstol de la paz, un pacificador, un plus al ejercicio real de la actividad profesional. Se titulan abogados mediadores, arquitectos mediadores, jueces mediadores, artistas mediadores… y un sin fin más de cosas y hechos.

Congreso Internacional de Mediación y 5º Nacional Fapromed

La mediación se utiliza como la sal,

. . . .el vinagre o el aceite en las comidas, es el mejor sofrito culinario. Se puede emplear a todo y para todo.  Convirtiéndose a veces en una madeja desdibujada, tan manoseada que a veces pringa.

Tantos ejemplos para explicar los fundamentos de la mediación en su acepción resolutoria del conflicto, y sin embargo parece que no se la  ha acercado a la música, aunque algunos se sirven de ella como un perfume de ambiente. El dueto perfecto seria la mediación y la música.

La mediación como medio de comunicación, como fórmula de salida al conflicto, y la música podría ser como su más fiel acompañante.

¿Qué música es capaz de llamar la atención unísona de las partes?

Morgan – Sargento de Hierro (Vídeo Oficial)

Revienta hasta el hartazgo la manipulación de la palabra,

. . .palabras que se repiten una y cien veces, como vendedores de ungüentos milagrosos, pócimas que santos de vidas hipócritas exhiben en sus murales cotidianos.  Donde en realidad todos quieren ser maestros de esgrima, como el honorable Jaime Astarloa, saber la estocada perfecta, cómo alcanzar la gloria de conseguir dominar el conflicto, aunque en estos tiempos  las clases de esgrima nunca alcanzaron siquiera los doscientos escudos, por pelear  de balde.

Mas que ser mediador para terceros, se aspiraría a ser propio mediador personal,

. . .es decir un santo varón como aquél  Don Estrángulas McDonald del  ingenioso hidalgo Sr. Polack. Todos deberíamos ser mediadores de nosotros mismos, como se aprende a saborear los sonidos tradicionales.

Gaitas gallegas, escocesas y astures

El Festival Celta de Ortigueira une diferentes pueblos a través del folk

https://www.lavozdegalicia.es/video/ferrol/2018/07/13/gaitas-gallegas-escocesas-astures/0031_2018075808653212001.htm

El verano trae estas eximentes,

. . .sino que sean atenuantes, antes de que me echen a la hoguera, esa de las vanidades. Porque de vanidades está saturado el mundo, también los mediadores, pecadores impolutos, como todos. 

¿Papá, porqué quieres mediar si ya tienes un empleo?. Para alcanzar la gloria, hijo, arrojemos el conflicto a los infiernos.

Sherman McCoy contrató los servicios del mejor mediador del Estado, en esta vida todo se arregla con el vil metal, le dijo. La justicia debe ser igual para todos, incluso si medias.

Justicia y mediación, también enfrentadas,

. . .el duelo lo buscó el mediador, más cercano a dios por creerse hombre que no juzga. El juez es un tirano insensible, colmado de códigos que no sabe de sentimientos ni motivaciones. Para eso están ahí los mediadores, para desmigar el conflicto, paciente y observador y filosófico y consecuente, y con titulaciones reconocidas en la comprensión de la resiliencia y en la objetiva empatía. Por favor no te pongas en mis zapatos que huelen.

Mejor el mediador que el juez, algunos de ellos se pasaron a la competencia, se titulan jueces mediadores. Los mediadores no se titulan, pero se creen mejores ejercitadores que los jueces, a los que inmolan con todas sus torpezas y ese desvarío de los procesos litigiosos, pleitos tengas y aún los ganes serás maldito. Donde se ponga una mediación que me quiten lo bailado.

Procesos Restaurativos como Herramientas de Transformación

Un amante pierde la objetividad,

. . .tiene el riesgo de contemplar solo su burbuja, amantes, militantes y forofos acólitos de ideas, negaran siempre críticas adversas. No hay nada más sentimentalmente subjetivo que declararse amante de una idea o ideología que se base en la imparcialidad, neutralidad, objetividad.

Ningún tsunami es eterno y siempre vuelve la calma. Y en la calma es donde mejor se desenvuelve el ejercicio.

Y aún hay maestros que se empeñan en ir ejemplificando su doctrina en todos los actos de la vida, esto es como aquello y aquello y aquello otro. Cuando ni es doctrina, ni forma de vida, simple profesión y ya es más que suficiente.

Si tienes la mente con toda la ortodoxia didáctica de lo cotidiano, es mejor que te obtures las vías razonables con varias dosis de abstracción. Y beses, beses y beses, aunque sea tu mano, o los lances al aire como mariposas en vuelo.

De la Abstracción a lo onírico, Salvador Madrid.

Formación Recomendada en Resolución de Conflictos:

Formación en Mediación. Cursos y Talleres

 

 

Recibe nuestras novedades en tu correo electrónico

He leído y acepto la política de privacidad

Autorizo a que mis datos personales sean tratados y queden registrados ante el responsable del fichero (Fco. Tomás Prieto Moraleda) para recibir información de publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. Sus datos serán cedidos a Mailchimp, nuestro gestor de newsletter. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. En cualquier momento puede ejercer su derechos remitiendo un correo electrónico a info@amediar.info.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.