Home Actualidad El Conflicto Socioambiental: indicadores de mediabilidad

El Conflicto Socioambiental: indicadores de mediabilidad

by Redacción AMediar News
489 visitas

El Conflicto Socioambiental, ¿de qué estamos hablando?

En el Libro Blanco de la Mediación en Catalunya  se define el conflicto socioambiental “como un tipo particular de conflicto social donde la problemática que se disputa tiene que ver con las condiciones ambientales y con la calidad de vida de las personas”. (Carbonell, X. Prokopljevic, M. Dimasso, M. Puebla, C. Lemkow, L. (2011).

Conflicto Socioambiental

Liduvina Calatayud

En Mediacciona nos agrada incorporar, por considerarlo fundamental,

. . .la dimensión humana y territorial de los conflictos y por ello trabajamos también con la definición de conflicto ambiental que nos ofrece Jennifer Girard en Dispute Resolution in Environmental Conflicts: Panacea or Placebo, donde nos dice “los conflictos ambientales no se limitan a conflictos sobre el uso de la tierra o la gestión de los recursos naturales, sobre todo afectan a muchas personas en un nivel profundamente personal; afectan a la salud y bienestar de toda una comunidad. Estos conflictos están, a menudo, llenos de emoción y temor por parte de los ciudadanos. En este contexto, los conflictos, no son solo una pelea entre los derechos y obligaciones reconocidas por la ley, sino acerca de las perspectivas personales y la percepción del territorio”(Girard, J. Dispute Resolution in Environmental Conflicts: Panacea or Placebo?, 1999)

Así pues, como punto de partida a la construcción de los indicadores de mediabilidad,

. . .de un Conflicto Socioambiental, concretamos que cuando hablamos de conflicto ambiental nos referimos a la controversia explícita de necesidades, intereses, información y valores relacionados con el acceso, uso, manejo, aprovechamiento, exploración, explotación, conservación, protección, administración o afectación de recursos naturales y del medio ambiente en su más amplia perspectiva: ambiental, patrimonial, urbanística y cultural. Y todo ello sin olvidarnos de la dimensión humana y territorial que los conflictos ambientales llevan implícitos.

¿A qué tipo de conflictos nos referimos?

Sin ánimo de agotar la tipología de conflictos ambientales, potencialmente abordables desde la mediación, presentamos una relación bastante representativa: conflictos por contaminación (aire, acústica y lumínica, etc.), por la gestión de espacios naturales, de residuos, de vías pecuarias, biodiversidad, vías verdes, de recursos energéticos renovables y no renovables y en general por la gestión de los recursos públicos. También nos referimos a conflictos relacionados con planes y gestión del urbanismo, de las actividades extractivas, de las expropiaciones, del incumplimiento de ordenanzas cívicas, de la seguridad vial, de la movilidad sostenible y de los conflictos interculturales. Por último también al acceso a la información, participación y acceso a la justicia en materia de medio ambiente.

Queremos destacar, sean de la temática que sean, por ocupar un especial lugar los denominados NIMBY,

. . .(Not In My Back Yard– No en mi patio trasero) que los definimos como la reacción de un importante sector de población, generalmente organizada, que se opone a determinadas actividades o instalaciones por considerarlas de riesgo: antenas, incineradoras, eco-parques, canteras y otras muchas.

Telemediacion
Conflicto Socioambiental

Gráfico 1. Elaboración Propia. Simbología de Conflictos

¿Cómo abordar el conflicto Socioambiental?

Según Mitchell (1999), para abordar los conflictos relacionados con el medio ambiente, existen cuatro enfoques:

  • 1) El político,
  • 2) Carácter Administrativo
  • 3) Problema Judicial
  • 4) La gestión alternativa de conflictos; enfoques que pueden utilizarse solos o combinados.

Nuestra propuesta aboga claramente por el empleo combinado de los cuatro enfoques, considerando la gestión alternativa de conflictos el punto de partida y elemento aglutinador. De hecho, hemos construido un gráfico que visibiliza esa visión globalizadora.

Conflicto Socioambiental

Grágico 2. Elaboración Propia. Tipologías del Conflicto

¿Qué queremos decir cuando hablamos de mediación ambiental?

También del Libro Blanco de la Mediación en Catalunya tomamos la definición de mediación ambiental: “Por mediación ambiental entendemos la intervención en un conflicto de una tercera parte imparcial que, mediante el diálogo y la participación y utilizando diferentes técnicas, ayuda a las partes implicadas a gestionar, resolver y transformar el conflicto, salvaguardando el medio ambiente”[…] “se presenta como una oportunidad de gestión de algunos conflictos donde la problemática que se trata está relacionada con las condiciones ambientales, con la calidad de vida de las personas y con aspectos relevantes vinculados al territorio”[…] “algunos conflictos ambientales pertenecen al ámbito privado, pero la gran mayoría provienen del despliegue de políticas públicas, sectoriales o territoriales e implican acciones colectivas, intereses supra-individuales y, en ocasiones, difusos”. (Carbonell, X. Prokopljevic, M. Dimasso, M. Puebla, C. Lemkow, L. (2011).

En Mediacciona incorporamos las reflexiones,

. . .que las autoras del artículo Environmental mediation: an instrument for collaborative decisión making in territorial planning hacen al profundizar en la dimensión política de la mediación: “la mediación en temas ambientales se basa en la idea de que todos los conocimientos disponibles (los técnicos y los no técnicos también) de todas las partes de la sociedad deben integrarse en procesos de tomas de decisiones que puedan garantizar que los proyectos elegidos y los planes de desarrollo reflejen mejor las posibles ideas e interesases para los futuros usuarios”. (Caser, U., Cebola, C. M., Vasconcelos, L., Ferro, F. 2017.Pag. 109).

Llegados aquí, desde estos conceptos compartidos, vamos a plantear nuestro trabajo consistente en construir y establecer los criterios de mediabilidad de un conflicto ambiental, por considerarlo una herramienta fundamental para el abordaje de muchos de los conflictos socioambientales desde la mediación.

Conflicto Socioambiental

Libro Blanco de la Mediación en Cataluña

Establecer/Construir los indicadores de mediabilidad de un conflicto socioambiental.

En el Libro Blanco de la Mediación en Catalunya se reconoce este trabajo con el nombre de “Diagnóstico de mediabilidad del conflicto” y se adscribe a la fase de pre-mediación dentro de las etapas del proceso de mediación de conflictos ambientales. Fase de pre-mediación (Ver Diagrama 1).

En los conflictos ambientales es especialmente significativo saber qué es lo que podemos y no podemos abordar desde la mediación.

Ello es así porque  los conflictos ambientales tienen una serie de especificidades que hacen particularmente complejo el empleo de la mediación. Según la ley de mediación en asuntos civiles y mercantiles (5/12) la mediación ambiental pareciera estar excluida,  tanto por lo que se refiere a la disponibilidad del bien como por ser parte del conflicto, generalmente, una administración pública.

Por ello, desde Mediacciona, trabajamos en la construcción de los indicadores de mediabilidad de los conflictos socioambientales como una valiosa herramienta que ayuda a los profesionales de la mediación. En nuestra experiencia se ha hecho necesaria la implementación de esta fase de pre-mediación para poder dar con las claves y determinar los aspectos mediables de un conflicto, en su totalidad o en alguna de sus partes.

Los rasgos que caracterizan esta fase son la independencia y la construcción de confianza. Establecer estos indicadores, en lo que se refiere al conflicto y al entorno, es una herramienta dentro de lo que denominamos “gobernabilidad colaborativa” en el ámbito de la pre-mediación y es lo que nos permite poder garantizar la rigurosidad y competencia de la puesta en marcha de un proceso de mediación ambiental. En este artículo nos centraremos en la mediabilidad del conflicto.

La iniciativa.

La iniciativa para establecer los indicadores de mediabilidad de un conflicto ambiental suele partir de los grupos ecologistas, las plataformas ciudadanas y los colectivos “Salvem” o de defensa del territorio. Menos común en nuestra experiencia, pero posible, es la que surge por iniciativa de alguna de las distintas administraciones, generalmente previo a la puesta en marcha de ciertos planes y proyectos previsiblemente conflictivos. De hecho, las dos vías son factibles. Desde Mediacciona queremos aportar en una tercera, que es la que propiciamos desde nuestra actividad mediadora y a la que informalmente denominamos “de oficio”. Esta tercera vía consiste en trabajar los indicadores de mediabilidad de un conflicto a iniciativa de una entidad mediadora, con el objetivo de divulgar ampliamente los rasgos mediables encontrados en el conflicto e invitar a su abordaje desde la mediación.

Puesta en marcha.

Una vez decidido definir los criterios de mediabilidad de un conflicto, a iniciativa de cualquiera de las partes mencionadas, llega la puesta en marcha. Pasamos a realizar una serie de talleres, y/o jornadas, en los que invitamos a participar (según complejidad del conflicto) a personal técnico de las distintas administraciones, autoridades y responsables políticos de áreas implicadas, organizaciones sociales con trabajo en el área en cuestión, especialistas en la problemática, investigadores, personal universitario y partes en conflicto. En estos talleres y jornadas se trabajan los aspectos que alejan y aproximan el abordaje del conflicto desde la mediación. Se trata de construir la mediabilidad del conflicto desde procesos participativos. De esta forma participativa abrimos el debate a los principales aspectos que alejan y aproximan la mediabilidad de un conflicto.

Aspectos que alejan la mediabilidad de un conflicto socioambiental:

  • Un conflicto ambiental no puede abordarse desde la mediación si versa sobre una materia no disponible y si hay delito.
  • El conflicto ambiental solo es mediable si puede definirse claramente. Hay gran cantidad de conflictos ambientales que son de carácter difuso y difícilmente pueden ser mediados.
  • La mediación solo es posible si las partes del conflicto pueden ser plenamente identificadas.
  • Un conflicto ambiental no es mediable cuando las partes implicadas en el mismo no tienen capacidad o no están dispuestas y comprometidas con el proceso de mediación, aceptando las consecuencias (acuerdos) que del mismo pudieran derivarse.
  • Es difícilmente mediable un conflicto en el que hay una gran desproporcionalidad de poder entre las partes y entre la magnitud del conflicto y los recursos disponibles para abordarlo desde la participación/mediación.
  • Las administraciones públicas, en principio, suelen tener un papel destacado en los conflictos ambientales y no precisan someter a participación o mediación ciertas decisiones. Así pues, se requiere una voluntad política que no siempre fácil.

Aplicar los indicadores de mediabilidad. . . ///. . . continuar en la Revista . . .

.

 

Recibe nuestro Monográfico sobre la “Escucha Activa”

Con la Escucha Activa como técnica y estrategia, preparamos a quien recibe un mensaje en la mesa de negociación a escuchar con mayúsculas, a concentrarse en la persona que habla y a proporcionar respuestas que empaticen con el emisor.

Autores: 

  • Tomás Prieto Moraleda 
  • Javier Alés Sioli 
  • Amparo Quintana García 
  • José Antonio Veiga Olivares
Nota: Al confirmar su suscripción recibirá la Guía en su email en un breve periodo de tiempo. Gracias ¡¡

Consentimiento

Listo!! Vé a tu buzón de correo y confirma tu suscripción al newsletter y recibirás tu descarga en las siguientes horas. Si no encuentras el correo de confirmación mira en la carpeta de SPAM.

Recibe nuestras novedades en tu correo electrónico

He leído y acepto la política de privacidad

Autorizo a que mis datos personales sean tratados y queden registrados ante el responsable del fichero (Fco. Tomás Prieto Moraleda) para recibir información de publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. Sus datos serán cedidos a Mailchimp, nuestro gestor de newsletter. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. En cualquier momento puede ejercer su derechos remitiendo un correo electrónico a info@amediar.info.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.