El debate del instrusismo en la mediación

by A Mediar News
274 visitas
Mediación en Conflcitos

Gabinete A Mediar

En el contexto actual y dada la preocupación y debate que genera el “posible intrusismo en la mediación”; traigo a colación este debate en LinkdIn ver aquí, con 67 comentarios hasta el momento, en esta línea argumental:

. . . (sic.) Salvador Madrid lanza la siguiente pregunta, ¿Se está favoreciendo el intrusismo en la mediación? ¿Existirá la profesión de mediador, o simplemente se convertirá en un método más, que cualquier puede ejercer?

a) Quizás, y es una magnífica reflexión la que haces, Salvador. El asunto es que quizás al mediador convencido de su oficio cuando media solo le quede esperar a que las aguas se calmen. No parece que haya mucha más alternativa ante el tsunami mediador excepto perseverar desde la convicción de lo que se hace, para qué y cómo. Todo se aclara al final y la sociedad por fin podrá tenerlo claro.  (José Antonio Alvarado).

b) Al ritmo que va la formación, tod@s seremos mediadores, así que cada uno gestionará sus conflictos, como mínimo, cierta habilidad…España comenzará, por fin, a ser algo diferente! . Buen comentario, Salvador. (Marta Antuña).

c) En España la mediación está aún en sus inicios, no hay demanda para tanto mediador. En cambio se nos ha presentado como una profesión de futuro, justo ahora, cuando la crisis azota los pequeños despachos de abogados. Como consecuencia de lo anterior, salvo contadas excepciones, el negocio de la mediación está en la formación de mediadores; por eso hay tanto curso para especializarnos en mediación y en cada uno de los aspectos de la mediación. Cursos teóricos ¡ojo! ¿acaso alguien ha encontrado prácticas de mediación reales y no tipo role-play? . Además Salvador tienes razón en que la legislación no va encaminada a proteger el ejercicio profesional de la mediación. (Remedios Gallego).

d) La inscripción en el Registro va a ser voluntaria. Pero aunque fuera obligatoria no sería el Jordán que todo lo cura. Va a ser inevitable en un país con tanto licenciado y graduado en paro, con exceso de juristas y psicólogos, que la profesión se inunde de mediadores advenedizos. Inundación que pronto llegará al Registro, no te quepa duda. En este país de la picaresca la mayoría de los formados en mediación lo habrán hecho a través de cursos malos o muy malos y no tendrán experiencia suficiente, si es que tienen alguna. Todos ellos acabarán en el Registro. Si establecieras enormes barreras de acceso, como cursos de 450 horas, tampoco tendrías calidad. Proliferarían los cursos on line o que pretenden hacer pasar como prácticas el visionado de vídeos. Y tampoco sería difícil que alguna institución te certificara el objetivo.
No será el legislador el que a base de regulaciones nos vaya a garantizar la calidad. Tendrá que ser la propia responsabilidad de los profesionales que se empeñen en dotarse de buena formación y de prácticas suficientes (cosa nada sencilla en España y en bastantes otros países). Y luego los que consigan estar entre los pocos mediadores que alcancen nivel serán los que el mercado, juez implacable, consiga que sobrevivan. (Fernando Rodríguez Prieto). . . ///

 Y así hasta 67 comentarios de otros tantos profesionales de la mediación, que de un modo u otro, dejan entrever cierta preocupación por la forma en la que se está implementando la mediación en conflictos en nuestro país.

Y es que, previamente Salvador Madrid, profesional de la abogacía y máster en mediación, había publicado un artículo en www.diariojuridico.com, que no dejó indiferente a nadie, por lo que el debate estaba servido, como ha quedado patente.

De esta preocupación general que se respira en el ambiente mediador, se hace necesario ir acotando espacios. El primero y, de lo que  no hay dudas, es que hay dos ámbitos para ejercer la mediación, el público y el privado. Todo lo que tenga que ver con el ámbito público está más o menos claro y la reciente normativa exige unos requisitos necesarios a nivel de formación, inscripción en registros, responsabilidad, deontología profesional etc etc. Lo mismo pasa con las Entidades de mediación y los Colegios Profesionales, Cámaras de Comercio u otros entes que puedan surgir, que deberán de atenerse a lo regulado hasta el momento. El segundo espacio al que me refiero, es el ámbito privado y es aquí donde sea más factible la proliferación de intrusismo, bien por falta de formación, falta de vocación, porque se piense que la mediación es un complemento a la actividad profesional o simplemente porque se pensó que era la única vía de conseguir un trabajo. Estos pensamientos son erróneos, quien llegue así inducido o engañado al ámbito de la mediación se equivoca.

Si bien, mientras se va implementando en todo el territorio nacional esta forma de solución de conflictos, los profesionales de la mediación y mediadores profesionales, no nos vamos a cruzar de brazos a esperar a que el legislador sea el que nos solucione nuestros miedos o nuestros problemas, algo que nunca suele ocurrir, pues parece que cada vez que se toca una ley es para empeorarla. Desde A Mediar proponemos cinco formas de diferenciarse y crear marca personal, de cara a la sociedad y de ofrecerles a nuestros clientes, calidad y profesionalidad.

A/ Visibilizar el tipo de formación realizada y estudios de especialización como:

  1. Máster Universitario con prácticas reales.
  2. Cursos y Expertos de Escuelas Profesionales de Mediación con Roll-Playing
  3. Cursos Oficiales de Colegios Profesionales, Cámaras de Comercio e Instituciones de mediación con o sin prácticas y el tipo.
  4. Cursos Online o mixtos

B/ Publicitar el alta en registros públicos y en registros de colegios profesionales o de juzgados y entidades de mediación.

C/ Apostar en el ámbito privado por la profesionalización de los Gabinetes de Mediación, abogando por la multidisciplinariedad e interdisciplinariedad de sus componentes, aportándolo como un valor añadido.

D/ Visibilizar los casos de éxito, actos y eventos en los que se participa u organiza, para que nuestros clientes puedan saber que se hace en nuestro Gabinete.

E/ En la medida de lo posible, certificar el Gabinete a través de un sello de calidad ISO, o bien incorporar una estrategia de Responsabilidad Social Corporativa.

Al fin y al cabo, los que sean profesionales de la mediación velarán para que sea la sociedad la que se vea recompensada, de alguna forma, al ofrecer una mediación de calidad y profesional.

Gabinete de Mediación

Servicio de Mediación

Entradas relacionadas

1 comentario

mediadoresvalladolid 15/04/2014 - 22:05

Totalmente de acuerdo Tomás. Un abrazo

Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.