Home Actualidad Entrevista 4. A Mediar con. . .

Entrevista 4. A Mediar con. . .

by Lola Prieto Moraleda
153 visitas

. . . José Antonio Veiga Olivares, Psicopedagogo y Mediador.

Breve currículo personal

José Antonio Veiga Olivares, de la cosecha del 65, nacido en el paraíso al norte de la Provincia de Palencia, en Velilla del Río Carrión. A los 11 años sus padres deciden enviarle a forjar su futuro al internado de los hermanos Maristas en León, donde se hace como persona, jugador de balonmano hasta los 18 años, donde se le plantea la duda de seguir en el deporte o estudiar y se traslada a Valladolid a estudiar. Allí empieza la carrera de magisterio y abre su primer negocio, una academia de estudios, desde donde se incorpora al Colegio Jesuitas donde lleva 22 de docencia, a los 40 años decide hacerse Psicopedagogo en la Universidad Pontificia de Salamanca.

Aficionado al deporte, les gustan las películas de abogados y su actriz favorita es Julia Roberts. Sus gustos musicales son el pop nacional. Escucha Cadena DIAL cada mañana mientras va al colegio. Amigo de sus amigos, sonrisa fácil, gran comunicador.

Miembro de la Asociación Madrileña de Mediadores (AMM), Colaborador con UNIDEM, Asociación de Mediadores en Uruguay, fundador de Mediadores Valladolid, Director académico de ProMediación, inscrito en el Registro de Mediadores de la Consejería de Familia de la Junta de Castilla y León y en el nuevo Registro del Ministerio de Justicia.

Luchador incansable, actualmente dirige un Postgrado en la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid, curso que el realizó y soñó que un día dirigiría.

Ya ha plantado su árbol, tiene una hija y piensa escribir un libro sobre Mediación.

Intenta mantener vivos a diario los grupos de mediación que tiene en Facebook y su blog Mediación: Filosofía de vida.

entrevistas a mediadores

José Antonio Veiga Olivares

Paso a las preguntas:

1-Es licenciado en Psicopedagogía, ¿Cómo termina especializándose en  Mediación?

Hice Diplomado Profesorado en Educación General Básica (EGB), especialidad ciencias, me dedique a la docencia y con 40 años decido hacerme licenciado en psicopedagogía. En mi trabajo recibo cada día más familias desorganizadas y oigo por primera vez la expresión ” mediación familiar”, y me cala, me informo y decido hacer un Postgrado en Mediación familiar en la Universidad Europea de  Cervantes de Valladolid, donde en la actualidad dirijo ese Postgrado que yo había realizado.

2-¿Cómo ha sido la  experiencia?

Mis experiencias en el mundo de la mediación han sido, es y espero que sean muy positivas, he ido aprendiendo de mis propios errores. He tenido la suerte de tener mediaciones reales, la mayoría del ámbito familiar, pero también empresas familiares, escolares y vecinales. He ido cogiendo lo que me parece bueno de cada uno de los mediadores que se han cruzado en mi formación

3-¿Qué  le lleva a poner en marcha un blogs sobre Mediación?

Mi hija, Lidia, es Community Manager y tiene un blog sobre Valladolid, y un día la comenté que si es difícil hacer un blog , y me dio unas pautas. Así nace el blog Mediación: filosofía de vida, lo que pretendo en el blog es reflexionar sobre mis ideas, mostrarme como soy, como pienso y cuando escribo es como si estuviera hablando delante de una persona y le quiero trasmitir mis pensamientos, desde cosas curiosas que me han ocurrido hasta ideas que me rondan la cabeza.

4-¿En qué consiste el síndrome de la Mediación del que usted mismo dice que está aquejado?

“Esa palabra se la oí a una amiga mía mediadora, y le pedí permiso para usarla. Cuando te metes en el mundo de la mediación, engancha, crea dependencia y tiene efectos secundarios, ves mediación en y por todos los lados, aplicarías técnicas en cada conflicto, empiezas a utilizarla en el entorno personal y profesional. Es como un síndrome que te va enganchando y no te va a dejar salir. Y no vas a querer salir.”

5-Usted afirma que el mediador debe pensar si fuese parte como nos gustaría que nos tratasen. ¿El mediador debe ser empático?

El mediador debe mantener el equilibrio de las partes , entender cómo se sienten, qué les ha llevado hasta ese punto.

El perfil de las personas empáticas y que debe tener un mediador debe ser:

  • Presentar una elevada sensibilidad social: les preocupan los problemas de los demás, los sentimientos de los otros.
  • Captar la comunicación no verbal de los otros: saben leer en los gestos, en el tono de voz,los estados emocionales de sus semejantes.
  • Saber dar feedback social: Son capaces de mostrar a los demás que han captado sus sentimientos.
  • Ser respetuosos: saben aceptar los sentimientos y conductas de los otros con independencia de que no las aprueben.
  • Les debe gusta escuchar (no oír), y ser buenos conversadores.
  • Respetar o comprender los motivos de las conductas de los demás.

6-Usted trabaja directamente en mediación a través de su gabinete pero también se dedica con gran intensidad a la formación, ¿dónde se siente más cómodo?.

Yo quiero mediar, quiero tener casos de mediación, sean del tipo que sean. Pero también debo decir que ser formador de futuros mediadores me llena, aportar mi pequeño granito de arena en su carrera hacia la mediación desde la experiencia, desde la práctica, la teoría está en los libros, nuestros futuros mediadores necesitan prácticas, no digo que no tengan teoría, sino que a mediar se aprende mediando.

Formar a gente que ha decidido probar la mediación es agradable, compartir tus experiencias, las buenas y las malas, pero claro para tener esas experiencias debes tener mediaciones, y yo no me puedo quejar.

 7-En su opinión ¿qué ventajas aporta la resolución de conflictos por vía extra judicial?

Te voy a decir como un decálogo de ventajas que yo creo tiene la mediación para resolver conflictos fuera de los juzgados.

  • Ahorro. En una alternativa más barata que los procedimientos judiciales. En España se celebran alrededor de 10 millones de litigios al año (uno por cada cinco ciudadanos) con un coste mínimo de unos 3.000 euros, lo que representa un enorme coste social. La mediación es mucho más barata.
  • Rapidez. El plazo medio para resolver una demanda ante un tribunal español de Primera Instancia es de 296 días. La mediación reduce la carga sobre el sistema judicial, haciéndola más eficaz.
  • Ganan las dos partes. En la mediación no hay perdedores porque las dos partes son las que deciden su propia solución. El coste emocional es mucho más bajo que en un juicio.
  • Confidencialidad. El mediador y las partes están obligados a mantener en secreto las manifestaciones que en el proceso se hagan y de los documentos aportados en las sesiones.
  • Traje a medida. Las dos partes de una mediación llevan las riendas del proceso, asumen el protagonismo y diseñan una salida a la medida de ambos, lo que permite alcanzar soluciones más creativas.
  • Ámbitos de aplicación. La mediación puede aplicarse en unos ámbitos muy amplios de conflictos. Familiar, civil, mercantil, escolar, sanitaria, vecinal, intercultural, comunitaria, social, concursal.
  • Soluciones duraderas. Como  la solución es decidida y aceptada por las partes y no impuesta por una tercera persona totalmente ajena al conflicto, suele ser más estable y duradera que la que imponen los tribunales.
  • Permite acuerdos parciales. La mediación debería ser obligatoria como paso previo a los tribunales. En algunos conflictos facilita la consecución de acuerdos solo para algunos aspectos y permitiría ir al Juzgado con soluciones parciales.
  • Útil para el abogado. La mediación y vía judicial son complementarias. De hecho, la mediación enriquece el trabajo del letrado, que cuenta con un instrumento más para proporcionar una solución a su cliente, pero los abogados no deben usar la mediación para conocer los intereses de la otra parte para luego acudir a un juzgado. O no debe invitar a su cliente a mediación sabiendo que la otra parte no va acudir para luego usarlo como prueba, o forzar que su cliente rompa la mediación para obtener actas finales y decir que ellos ya han intentado ir a mediación cuando el juez lo indique.
  • Ideal para empresas. La mediación mercantil resulta una opción muy recomendable en el caso de empresas que no desean publicidad negativa y subir su rendimiento y productividad.

8-Es el director académico de Promediación, ¿qué le aporta usted al centro de formación y viceversa?

ProMediacion nace de la ilusión de su fundadora, María Jesús Fernández Cortes, a la tengo que agradecer que me eligiera para ser su director académico. El centro de formación me aporta alumnos, colegios, conocer gente y lugares de España, de profesiones de origen muy diversas, y me deja poner en práctica los programas que una vez diseñados se pueden valorar y evaluar para ver lo que debemos cambiar o mejorar. ProMediacion empieza con su sede central en Alicante y ahora tiene delegaciones en Granada, Madrid y Valencia contando al frente de ellas con unos delegados que sobre todo son grandes personas, además de excelentes mediadores.

9-¿Internet y las redes sociales le ayudan en su labor de difusión de la Mediación?

Internet tiene su lado bueno y malo, pero para difundir la Mediación es un sitio ideal, a mi me ayuda en compartir noticias, artículos, blogs, experiencias, y ver que las de otros mediadores no van muy desencaminadas de las mías.

10-Usted no para de dar talleres, conferencias, cursos, jornadas por toda España, ¿se considera un sembrador de Mediación?

Me gusta ese símil, una vez dije que me encanta plantar semillas de Mediación en todo tipo de “suelos”, en diferentes profesiones de origen, en diferentes lugares, la grandeza de la gente es que somos todos diferentes y esa semilla debe germinar, a pesar de las dificultades que puedan existir, de la escasez de agua, de las condiciones climatológicas adversas, porque si al final la semilla es fuerte saldrá el fruto esperado en el terreno idóneo. Y quedará la semilla fuerte, el mediador de verdad.

11-¿Cómo ve la Mediación en España?

“A pesar de llevar en el mundo de la Mediación ya bastantes años debo decir que le mediación está cuajando muy poco a poco, es como una lluvia fina que debe mojar al ciudadano y dejarle una sensación agradable. Falta apoyo institucional y de las administraciones, la Mediación triunfara pero tardara más o menos tiempo dependiendo de si desde el Ministerio hasta el último despacho apuestan por ella, facilitan el acceso a la misma.”

Debemos crear en el ciudadano la necesidad de la mediación, mientras no tenga esa necesidad la mediación no triunfará. Si se hacen las cosas bien, si llega al ciudadano de una manera correcta. Charlas, coloquios, jornadas, cursos, talleres en cualquier lugar, en cualquier centro cívico, asociación.

Ahora mismo estamos “locos” con el registro nacional de mediadores y resulta que su inscripción allí es voluntaria, excepto para mediadores concursales. Sabiendo que la inscripción en ese registro solo servirá como publicidad, para nada más, ojalá una vez en ese registro los mediadores accedieran a las mediaciones intrajudiciales y desaparecieran todos los convenios que tiene el CGPJ firmados con instituciones privadas de cualquier ámbito porque ya existe un registro nacional del Ministerio de Justicia.

Habría muchos aspectos de los que poder hablar para mejorar la mediación, pero a lo mejor es bueno que hablen de mediación, sea como sea.

12-¿Cree que contamos con buenos profesionales?

“Contamos con mucha gente formada muy bien en mediación, gente que ha visto una posibilidad de negocio en este campo, pero no todos, por desgracia, tienen el carácter para ser grandes mediadores, gente que viene a vender su libro, que imparten cursos de mediación sin haberse sentado delante de dos personas en conflicto nunca. Que son grandes teóricos de la mediación, pero que su práctica es nula.”

Salen mediadores de todos los lugares, como champiñones, pero esperemos que en 6 o 7 años veamos quienes quedan o quedamos. Ellos solo se van a ir colocando, cuando vean que de la mediación de momento no se vive. Muchos colectivos que se están formando no lo hacen por su espíritu mediador sino “por si acaso”, estamos formando economistas, ingenieros industriales, abogados, trabajadores sociales, psicólogos, graduados sociales, administradores de fincas, ¿Por qué no apostamos por meter la mediación en los programas de materias en los colegios en sus planes de acción tutorial?, y formamos ciudadanos que dentro de unos años tengan la experiencia en resolver su conflicto a de manera pacífica sin tener que acudir a un mediador nada más que para casos extremos.

Hay grandes mediadores en todas las profesiones pero no olvidemos que no todo el que se forma en mediación vale para mediar.

13-¿El nivel de formación de los expertos es el adecuado?

La formación es un campo del que hemos discutido mucho, entre el número de horas y los contenidos, esperábamos la Ley y reglamento de mediación civil y mercantil para ver si nos aclaraba algo y no nos aclaró nada, porque lo lógico, desde mi punto de vista, hubiera sido regular el temario de los cursos, para que todos fueran más o menos iguales, regular el número de horas, marca un mínimo de 100 de las cuales 35 deben ser prácticas, y habla de docencia efectiva, es decir un curso de 100 horas todas on line, es tan válido como uno de 330 horas todas lectivas. La regulación de la formación está  más clara en las Comunidades autonómicas.

Nuestros profesionales están formados bien en teoría, pero les faltan horas de prácticas, talleres de casos completos de media en todos los ámbitos, cursos especializados en mediación, técnicas concretas, cursos quitamiedos para el mediador.

 14-¿Cree que será la práctica más extendida de resolución de conflictos en el futuro?

Yo cambiara la denominación y creo que debemos formar especialista en resolución de conflictos con la modalidad que sea, mediación, negociación, arbitraje. Ahora es la práctica que más suena, incluso en noticias de periódico o anuncios de seguros sale la palabra mediador o mediación pero realmente eso no es mediación.

“Luchemos porque la resolución de conflictos sea un grado para gente que se quiera especializar en él y que en la duración de un grado universitario (4 años) saquemos a gente verdaderamente profesionales de resolución de conflictos, y todo nos iría mejor.”

 * Entrevista realizada por la periodista y colaboradora de A Mediar Lola Prieto

Entradas relacionadas

1 comentario

Avatar
Rafaela Hernandez 22/10/2014 - 19:10

Excelente entrevista, gracias a la periodista Lola Prieto y al psicopedagogo y mediador Jose Antonio Veiga O. por enriquecernos con sus conocimientos que nos motivan a seguir desempeñando tan digna funcion.

Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.