Home Actualidad Primer Congreso Latinoamericano de Justicia Restaurativa

Primer Congreso Latinoamericano de Justicia Restaurativa

by Emilio Navas Paús
406 visitas

Desde Argentina Emilio Navas nos cuenta el Primer Congreso Latinoamericano de Justicia Restaurativa

justicia restaurativa

Emilio Navas Pau, Abogado y Mediador

El Congreso de Justicia restaurativa de Rosario Argentina tuvo como título: “Puentes entre filosofías y prácticas restaurativas”

. . .y tuvo el propósito de pensar que la única respuesta no puede ser lo punitivo y menos frente a la pobreza, la exclusión y lo diferente.

Hoy, pese a la promesa del gobierno que está terminando su mandato de alcanzar la “Pobreza Cero” más del 35% de la población de la Argentina está bajo el nivel de pobreza y la región se enfrenta a liderazgos políticos del tipo del que puede verse en Bolsonaro, Ecuador o el cierre de fronteras al que se encuentra abocado México en la era Trump.

En el imponente marco ofrecido por la Universidad Nacional de Rosario,

. . .desde el aula magna de la Facultad de Derecho y el impulso de la infatigable Defensoría del Pueblo de la Provincia de Santa Fe. Se congregaron multitud de organismos no gubernamentales, ministerio de justicia, Poder Judicial y Universidades de distintos ámbitos de la América Latina.

Jorge Pesqueira de México, aportó su enorme experiencia, pero junto a él se sumaron las voces Ulf Nordenstah –Poder Judicial de Neuquén, Evangelina Rebolle, Universidad de Buenos Aires, Fernando Diaz Colorado, Universidad de Santo Tomás Colombia, Cesar Rojas, Consultor OEA, Leonel Groisman, Uruguay, Leonel Peña, Colombia, y por supuesto la autorizada voz de Liliana Carbajal y Alejandro Nató por Argentina.

El encuentro tuvo momentos de alto impacto emocional,

. . .como la participación de Glaucia Foley, Brasil, o Max Florez, Colombia o la siempre impactante visión de Virginia Fernández Parodi, de la Defensoría de Vecinas y Vecinos de Montevideo, pero fue sin duda la presencia de los defensores del Pueblo de la Provincia de Santa Fe: Raúl Lamberto, y del Defensor del Pueblo de la República de Colombia Carlos Alfonso Negret Mosquera los que marcaron sin lugar a duda la trascendencia que tiene en el momento actual a nivel global pero para la región en particular el hacer hincapié en las otras prácticas superadoras de los conflictos en el ámbito comunitario y social.

El Congreso, como es ya una costumbre entre los involucrados en la Cultura de la Paz,

. . .comenzó con una serie de talleres en los que compartí “cartel” con personas del nivel de Mariana Volpi, Lácidez Hernández Alvarez, Lina Marcela, Simona Danger, Mariela Prada, María del Carmen Musa, Fabiola Piemonte, Jorge Pesqueira o Ulf Nordenstah. El taller que propuse y en el que disfruté de poder compartir actividades y experiencias con profesionales calificados de toda la región bajo la profesional coordinación de la Dra. Carina Tomasi del Colegio de Abogados de Rosario, se desarrolló bajo la consigna: “Hablando de Roma” y procuró hacernos reflexionar sobre las propias percepciones, lo que nos pasa a los agentes de la justicia restaurativa con lo que pasa y después de tres horas de trabajo alcanzamos unas conclusiones que expondré al final de estas líneas.

Emilio Navas

I Congreso Latinoamericano de Justicia Restaurativa

Supongo que además del lujo de poder compartir un ámbito de reflexión,

. . .con Lucila Polleschi, del Ministerio Público de la Ciudad de Buenos Aires, o con Ricardo Riva, o Susana Velázquez, o escuchar la experiencia de la confraternidad Carcelaria que aportó Lácidez Hernández Alvarez desde Colombia, Jorge Baclini, del Ministerior Público de la Acusación de la Provincia de Santa Fe, o Eduardo Germán Bauche, Defensor General de Lomas de Zamora, Argentina,

este Primer Congreso de Justicia Restaurativa está llamado a generar un ámbito permanente de trabajo y reflexión que vincule a los distintos agentes en un hacer en común superador de nuestras pequeñas modalidades, un hacer que nos encuentre suficientemente preparados como para poder ofrecer, sin soberbia pero con solvencia una verdadera alternativa frente a conflictos que superan, sobradamente, el mundo del hecho ilícito, de la clandestinidad o de la legítima defensa.

CONCLUSIONES:

La primera reflexión que debemos considerar para entender en donde nos encontramos y hacia dónde queremos dirigirnos, en esta oportunidad de construir entre todos una justicia restaurativa, es el saber que nadie habla si no se siente escuchado.

  • El deber de todo agente de justicia restaurativa es escuchar al otro desde un lugar de igualdad y curiosidad que permita acompañarlo.
  • Acompañar implica no forzar ni dirigir, abandonar toda formulación que vea en el usuario a un “ellos”.
  • La presencia de “ellos” importa un “nosotros” excluyente que debe, como premisa básica, ser eliminado.
  • El agente de justicia restaurativa debe preguntarse, en todo momento: ¿Qué me pasa con lo que pasa? porque su actividad es, si se quiere, más peligrosa que la de un agente de la justicia tradicional, que la de un funcionario “tradicional”.
justicia restaurativa

Justicia Restaurativa

Es fundamental, entonces, ser conscientes de nuestros propios prejuicios e ideologías.

  • Siendo ésta propia conciencia y registro parte vital de nuestra tarea para evitar que la exclusión, la punición y la represión sean la respuesta exclusiva frente al diferente, al extranjero, al infractor o simplemente, al pobre.
  • Por ello es trascendente reflexionar sobre de qué manera puedo acercar la justicia restaurativa a la comunidad. Es decir, realizar un trabajo en territorio, lo que además es enriquecedor y no esperar que aquellas personas deban salir a la búsqueda del agente de justicia.

Encontrar ámbitos de aplicación y difusión, lugares de acompañamiento, como también pueden ser actividades, deportivas, sociales o musicales que generen espacios comunitarios que se autogestionen y sirvan para revitalizar y fortalecer el tejido social.

  • El camino para contribuir a una igualdad real, un compromiso con la dignidad y la satisfacción no solo de las necesidades, sino también de los deseos inherentes a todo ser humano, independientemente de las circunstancias de la historia personal de cada usuario o del contexto o perspectiva de cada uno.
  • El ámbito de la Justicia restaurativa no puede circunscribirse a los despachos de los Tribunales.
  • De esta manera, pensar las prácticas restaurativas en espacios que generen una integración donde se escuche activamente, respetando la identidad, diversidad, historia de cada persona en búsqueda de sostener la integridad de sus deseos y demandas desde una perspectiva de simpleza e igualdad que nos permita en ningún momento perder la mirada del asombro.

 

Nuestro Próximo Evento: Transformación Digital

#KnowmadsExperiencesDay – Abierto Plazo de Inscripción

..

Recibe nuestras novedades en tu correo electrónico

He leído y acepto la política de privacidad

Autorizo a que mis datos personales sean tratados y queden registrados ante el responsable del fichero (Fco. Tomás Prieto Moraleda) para recibir información de publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. Sus datos serán cedidos a Mailchimp, nuestro gestor de newsletter. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. En cualquier momento puede ejercer su derechos remitiendo un correo electrónico a info@amediar.info.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.