Home Actualidad El Proceso de Mediación Electrónica – eMediación

El Proceso de Mediación Electrónica – eMediación

1994 visitas

La Mediación Electrónica, un Acercamiento a la Figura de la E-Mediación

mediación electrónica

Miriam Guardiola Abogada y Mediadora

La mediación electrónica no es más que el resultado natural de la nueva “cultura TIC” y el reflejo de la nueva sociedad tecnológica imperante fruto de la sinergia entre la resolución alternativa de conflictos y las nuevas tecnologías.

El impacto de las TICs ha hecho que en sede de mediación este tipo de resolución extrajudicial de conflictos también pueda realizarse valiéndose y utilizando diversos dispositivos electrónicos. Especialmente útil se postula esta figura en conflictos transfronterizos.

En el presente artículo abordaremos de manera muy sucinta el concepto de “e-mediación”, su fundamento jurídico, el deslinde con otras figuras afines, las ventajas y desventajas de la misma, el proceso, sus riesgos y garantías, así como el análisis crítico sobre la figura.

Concepto

Podemos definir la mediación electrónica como aquel instrumento de resolución extrajudicial de conflictos, que siguiendo los principios de toda mediación (voluntariedad, neutralidad…) tiene como nota o característica autónoma o sui generis la utilización de las nuevas tecnologías (en todo o parte del proceso) de manera que todas o algunas de las sesiones pueden llevarse a cabo de manera virtual a través de procedimientos electrónicos.

Algunas autoras lo han tratado de definir como una reunión virtual en la que dos o más partes en conflicto intentan voluntariamente y con ayuda de un tercero (mediador) alcanzar un acuerdo que ponga fin a la controversia.

Telemediacion

Es, en todo caso, una mediación que respeta por encima de todos los principios que presiden la misma y que se diferencia del concepto tradicional de la clásica mediación en que las distintas sesiones que la presiden, en todo o en parte, serán realizadas virtualmente y valiéndose de las TIC.

Fundamento jurídico

La propia Ley 5/ 2012 de 6 de Julio sobre mediación en asuntos civiles y mercantiles, admite en su artículo 24 y dentro del marco de flexibilidad que caracteriza a la mediación, la posibilidad de desarrollar el procedimiento, a través de medios electrónicos, por videoconferencia u otro cualquier medio análogo. Además, el apartado segundo de este artículo y la disposición final cuarta, disponen la utilización preferente de medios electrónicos en aquellos supuestos en que las reclamaciones de cantidades no superen los seiscientos euros, siempre que no haya impedimentos por ambas partes. El procedimiento simplificado de mediación por medios electrónicos lo ha regulado el RD 980/2013.

Distinción con otras figuras afines

Es necesario diferenciar mediación electrónica de la llamada ODR (online dispuete resolution), resolución de conflictos en línea, antes también conocida como RED O REC, Resolución Electrónica de Disputas o Resolución Electrónica de Controversias, como una rama de resolución de conflictos que valiéndose de las nuevas tecnologías facilita la resolución extrajudicial de conflictos, principalmente a través de la negociación, mediación y arbitraje. El concepto de ODR es mucho más amplio que el de la simple mediación electrónica e incluye diversas figuras, dentro de las cuales encontramos la mediación electrónica (género y especie respectivamente)

En el caso de la mediación electrónica, a las características propias de la mediación, habría que sumar otras adicionales derivadas de esta nueva forma de dirimir controversias ( y que se diferencia del resto de las ODR) : es necesario la intervención de un tercero ( mediador) que ayude a las partes a mediar online, que estará formado en mediación y TIC, y que garantizará la privacidad, seguridad, confidencialidad, identidad de las partes y autenticidad de los sistemas de verificación de las mismas.

Ventajas y desventajas

La mediación electrónica es altamente recomendable en el caso de conflictos transfronterizos (recordemos el espíritu de la Directiva 2008/52), ya que las nuevas tecnologías coadyuvan a eliminar barreras geográficas y lingüísticas en el caso de resolver extrajudicialmente estos conflictos, con todo lo que ello reporta (especialmente eliminación de costes en desplazamientos).

Entre las diferentes ventajas de la mediación electrónica,

. . . se suelen destacar la rapidez, eficacia de la misma, disminución de costes (evita desplazamientos innecesarios), eliminación de barreras geográficas, superación de limitaciones lingüísticas.

No obstante, esta solución no está exenta de críticas y tradicionalmente se le ha reprochado la falta de inmediatez en la mayoría de los supuestos (puesto que no en todos los casos podremos ver y oír en tiempo real, aunque ello sería lo deseable y aconsejable), la falta de interpretación del lenguaje corporal y la gestión emocional.

En todo caso la e-Mediación debe respetar los principios y garantías de confidencialidad y evitar la suplantación de identidad. Estos son los principales problemas que se plantean a propósito de la mediación electrónica y los principales objetivos a cumplir que debe presidir este tipo de mediación.

El artículo 31 del citado RD, establece la responsabilidad en relación con la confidencialidad, el secreto documental, protección de datos de carácter personal, igualdad de oportunidades para personas con discapacidad y la suplantación de identidad.

Por su parte el artículo 32 del mismo cuerpo legal, establece una triple vía para la acreditación de la identidad: a) firma digital b) presencia ante el mediador, c) sistema de mutuo acuerdo entre las partes y el mediador.

En aras de la transparencia, el mediador,

. . . y/ o la institución de mediación, debe ofrecer en su página web, información detallada sobre la normativa aplicable, la identidad del mediador o institución de que se trate, descripción del procedimiento de mediación electrónicos, coste económico del procedimiento, así como posibles consecuencias jurídicas del posible acuerdo. Será el mediador o institución de mediación el que debe responsabilizarse del correcto funcionamiento de mediación por medios electrónicos, (garantías de privacidad, integridad, secreto documental y de comunicaciones, veracidad y autenticidad de la identidad de los intervinientes y de las declaraciones, confidencialidad.). Para reforzar la seguridad del procedimiento será aconsejable acudir a la Ley 59/2003 sobre firma electrónica.

Exige la norma, además, la posibilidad de emitir justificantes de las comunicaciones, que deberán reflejar la fecha y hora a efectos de cómputo de plazos

Desarrollo de la mediación electrónica

En líneas muy generales y sin ánimo exhaustivo, el proceso puede desarrollarse de la siguiente manera:

  1. Solicitud: de forma presencial u online, recogida en un formulario web con o sin certificación digital y puede ser presentada por ambas partes o por una de ellas.
  2. Recepción: recibida la solicitud, el mediador puede contactar con la parte solicitante, sea para requerir más información o mantener una audiencia informativa y dar traslado a la otra parte.
  3. Caucus informativo (videoconferencia en audiencia interactiva y flexible que puede mantener el mediador con una o ambas partes de manera conjunta o separada.
  4. Audiencias conjuntas (videoconferencias en audiencias interactivas en las que las partes y el mediador podrán verse y oírse en tiempo real)
  5. Finalización del proceso (puede ser con o sin acuerdo. La que la norma no dice es cómo deberán ser elevados los acuerdos de mediación a Escritura Pública, ya que es el Notario el que debe verificar el cumplimiento de los requisitos exigidos por la Ley y que el contenido del mismo no es contrario a Derecho).

El mediador deberá utilizar:

  • Un sistema de gestión de expedientes (gestor documental) para las etapas iniciales y final;
  • Una sala de videoconferencia privada y segura (que garantice la interacción, sincronicidad, privacidad y evite la suplantación de identidad)
  • Al mismo tiempo el mediador debe exponer las técnicas propias de todo proceso de mediación (escucha activa, manejo emocional, seguimiento guiado) y garantizar los principios básicos tradicionales de la clásica mediación.
  • El mediador debe gestionar cualquier incidencia en el manejo de las TIC.

En definitiva, en una sociedad en el que las nuevas tecnologías están más presentes en nuestra cultura y en el derecho, sería impensable que la mediación no se hubiera adaptado a esta nueva realidad, sobre todo en casos de conflictos transfronterizos.

Siempre que se garanticen los principios inspiradores de toda mediación,

. . . y que se realice en un marco privado y seguro (que fácilmente podrá ser cubierto en el caso de que el proceso se desarrolle en el marco de videoconferencias bajo protocolos https, u otros métodos sincrónicos sofisticados y seguros) estaremos ante una magnífica herramienta y un instrumento eficaz para dirimir controversias. Dispone la mediación electrónica de una sólida cobertura que hace factible y segura su desarrollo, al existir herramientas TIC diseñadas ad hoc para esta nueva demanda de la sociedad imperante, cual es la resolución alternativa de conflictos a través de las nuevas tecnologías.

Miriam Guardiola Salmerón Abogada y Mediadora en la Comunidad de Murcia

 @miriamguard 

Recibe nuestras novedades en tu correo electrónico

He leído y acepto la política de privacidad

Autorizo a que mis datos personales sean tratados y queden registrados ante el responsable del fichero (Fco. Tomás Prieto Moraleda) para recibir información de publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. Sus datos serán cedidos a Mailchimp, nuestro gestor de newsletter. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. En cualquier momento puede ejercer su derechos remitiendo un correo electrónico a info@amediar.info.

Entradas relacionadas

7 comentarios

Un acercamiento a la figura de la E-Mediación | ESJUSTICI@QUEPIDO 26/04/2016 - 17:32

[…] pasado mes de Marzo, se publicaba en A Mediar Granada ( el blog de Tomás Prieto, premiado como el Mejor Blog sobre Mediación del Año) mi último […]

Reply
Tomás Prieto
Tomás Prieto 26/04/2016 - 18:47

Muchas gracias por el Feedback Miriam ¡¡ y gracias al Blog esjustici@quepido

Reply
Los nuevos delitos informáticos tras la reforma del Código Penal | ESJUSTICI@QUEPIDO 30/04/2016 - 19:13

[…] Colaboradora en A mediar Granada […]

Reply
Hillary vs. Trump: Segundo Debate USA visto desde la óptica de Miriam Guardiola 09/10/2016 - 05:06

[…] Jurídica QAH y colaboradora en Derecho&Perspectiva,  LegalToday,  LawandTrends y A mediar Granada.  Es autora del blog jurídico esjustici@quepido. Colabora en Radio Cope Vega Alta analizando […]

Reply
Avatar
Alberto Sánchez 28/08/2020 - 12:33

Con la pandemia, quedo expuesta la limitación de la Justicia ordinaria y requiere de soluciones reales e inmediatas, la sociedad necesita la resolución de sus problemas y no puede esperar al aparato judicial, ahí el cambio de paradigma, cambiemos y meditemos física o virtualmente esa es la ventaja de la Mediación

Reply
Tomás Prieto
Tomás Prieto 03/09/2020 - 18:24

Totalmente de acuerdo con su comentario. Gracias por leernos #SembrandoMediacion.

Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.