Home Actualidad Programación Neuroligüística en la Mediación

Programación Neurolingüística. Palabras y Patrones de Comportamiento

programacion neurolingüísitica

Dolores Hernández, Abogada y Mediadora

Robert Dilts en su libro “El Poder de la Palabra pnl”,

. . .nos recuerda que la Programación Neurolingüística o PNL en lo sucesivo, se ocupa de “la influencia que el lenguaje tiene sobre nuestra programación mental y demás funciones de nuestro sistema nervioso”.

Los programas de cada persona son como organiza su comportamiento y estos están elaborados sobre nuestros patrones neurológicos y verbales.

A través de nuestras experiencias, cada uno de nosotros, vamos configurando nuestro modelo de mundo, nuestro mapa, que no deja de ser subjetivo. La Programación Neurolingüística, que es un modelo de comunicación, nos permite conocer no solo nuestro mapa (y hacernos conscientes de sus limitaciones y subjetividad) si no el de los otros. Como mediadores conocer cuáles son los patrones por los que nos movemos, y las limitaciones de este, nos permite trabajar para ampliarlo.

Cuando comunicamos,

. . .trasmitimos solo una pequeña parte de la experiencia subjetiva, dando por sentado que compartimos el mismo “mapa” con el otro. Si como mediadores no somos conscientes de lo anterior, integraremos el mensaje con nuestra propia experiencia. La Programación Neurolingüística, y en concreto el metamodelo a través de sus preguntas (herramienta por excelencia de los mediadores), nos permite acercarnos a la experiencia real de la persona y su modelo de mundo respecto al tema que estemos tratando.

En el presente artículo, he preferido centrarme en las palabras que pueden ser detectores de comportamientos y que, una vez detectados, nos permitirán poder emplear un lenguaje de influencia en la mesa de mediación,  adaptado a cada una de las personas que se encuentran en ella.

El uso y el sentido que le damos a las palabras,

. . .lo hacemos desde nuestros patrones neurológicos, y desde nuestros programas. Detectar cuales son esos patrones, tanto los nuestros como profesionales, como los de los mediados nos permitirá ser más efectivos en la mesa de mediación.

Convención de Singapur sobre Mediación

La palabra nos sirve en dos direcciones, por un lado, para codificar, (recoger toda la información que percibimos a través de nuestros sentidos) la realidad, y por otro lado, para expresar aquello que queremos decir, para dialogar.

La Programación Neurolingüística nos ayuda,

. . .en primer lugar, a darnos cuenta de que no todos codificamos la realidad, lo que ocurre a nuestro alrededor, de la misma forma. Se dice que existen tres Sistemas de representación de la realidad:

•  Visual. – Capacidad para recordar o crear imágenes que hemos visto antes y transfórmalas en nuevas

•  Auditivo. – Capacidad de recordar palabras o sonidos y de construir otros nuevos

•  Cinestésico.–  Capacidad de evocar:

  1. Olores
  2. Sabores
  3. Sensaciones corporales, táctiles y viscerales
  4. Sensaciones de frio, calor o humedad
  5. Nuestras emociones

Nuestro Market:

Puedes saber más comprando nuestro libro

Tres Poemarios, Cincuenta Haikus (descargable)

Precio: 5,95

Autor Tomás Prieto Moraleda para el Wine&Thinks de Otoño 2018.

Tags:

Según cual sea nuestro sistema de representación preponderante,

. . . codificaremos la información que nos está llegando a través de nuestros sentidos de una manera u otra. Percatarnos, a través del lenguaje, de cuál es ese sistema preponderante nos permitirá, en un primer lugar en la mesa de mediación, igualar nuestro lenguaje con los mediados (con dada uno de ellos ).

El sistema de representación predominante, además de poder detectarlo a través de la comunicación no verbal de la persona que tenemos enfrente prestando atención a la velocidad de su lenguaje, a su respiración, postura corporal, podemos detectarlo a través del uso de predicados.

Los predicados son palabras (verbos, adverbios, adjetivos) que denotan una cualidad o una acción.

Ejemplos de cada uno de ellos serían:

  •  Visual.- Ver, mirar, claro, luminoso, imagen, confuso, sacar a la luz, mostrar…
  • Auditivo.- Escucha, oye , ritmo, sonido, resuena, alto, vibra, palabra…
  • Cinestesico.- Coge, toca, abraza, huele, sensación, blando, manejar…

Igualar el lenguaje en cada momento de nuestro día a día puede ser complicado, dadas las prisas, además de que requiere de un entrenamiento.; sin embargo, si somos profesionales que nos dedicamos a facilitar el dialogo entre las partes, es cuasi una obligación entrenarse en estas técnicas. ¿Cuántas veces hemos oído la expresión “parece que no hablemos el mismo idioma?”, o ¿cuántas otras veces hemos pensado que la otra parte no nos escuchaba?

A Mediar News entrevista a Anna Vall Rius

A veces, ocurre simplemente que nuestro cerebro no reconoce lo que está oyendo,

. . .porque la experiencia de la que nos están hablando nada tiene que ver con la nuestra.  Un acontecimiento contado por dos personas distintas son dos experiencias distintas que, contado a un tercero, que a su vez recoge la información desde sus propias vivencias, y su sistema de representación de la realidad, puede dar lugar a una tercera “historia”.

Es importante por ello, una mesa de mediación,

. . .cuando detectamos los predicados que usan cada parte, dejando aparte a nuestro propio sistema preponderante,  recoger la información y al trasladarla al otro hacer un resumen, en el que cambiemos los predicados del sistema preponderante del que ha emitido el lenguaje por predicados del sistema preponderante de la persona que tiene que recibirlo. Más fácil será el “epatar” el lenguaje cuando nos encontremos a solas en la mesa de mediación con solo una de las partes, por que deberemos procurar hacerlo igualando predicados, postura corporal, tono, respiración. De lo anterior dependerá que puedan los mediados sentirse verdaderamente escuchados por que sentirán, verán, u oirán que hablamos en su mismo “idioma”.

Para mí el descubrimiento de la Programación Neurolingüística

. . .supuso una revolución a nivel personal y profesional. La frase ,que en un principio decía de forma casi automática,  de que no existía una única verdad si no distintas percepciones de la realidad ,tomo sentido, mucho más allá de una simple construcción. Poder pararme a entender, aunque pueda no compartir, el comportamiento de otras personas, y sobre todo entender su lenguaje.

Recibe nuestro Monográfico sobre “Las Preguntas”

Los mediadores sabemos que las preguntas son una de las herramientas imprescindibles que utilizamos en todo proceso mediación, distinguiendo entre los diferentes tipos en función de la respuesta que procuramos obtener al formularlas: abiertas, cerradas, reflexivas, circulares, hipotéticas, etc.

Autores:

  • Fco. Tomás Prieto Moraleda
  • Cristina Montero Bonilla
  • Marta Antuña Egocheaga
  • Charo Mata Calvo
Nota: Al confrmar su suscripción recibirá la Guía en su email en breve espacio de tiempo. Gracias ¡¡

Consentimiento

Listo!! Vé a tu buzón de correo y confirma tu suscripción al newsletter y recibirás tu descarga en las siguientes horas. Si no encuentras el correo de confirmación mira en la carpeta de SPAM.

Lo que supuso un gran avance en mi formación fue el descubrimiento del Perfil Lab. En la página 11 de su libro, un manual básico para mí, “Palabras que cambian mentes”. Shelle Rose Charvert , escribe “Cada uno de nosotros tiene una manera única de pensar y procesar. Ponemos atención a varios aspectos de la realidad basados en como usamos nuestros cerebros individualmente: Algunos pensamos en secuencias lineales detalladas, mientras que otros prefieren imaginar un todo más grande. Algunas personas se sienten atraídas por esas cosas que son diferentes y nuevas, mientras que otros ponen atención a lo que es igual y similar a lo que ya conocen.

Pero qué pasaría si pudiéramos realmente entender lo que el otro nos quiere decir cuando nos habla.”.

El perfil de lenguaje y comportamiento (perfil lab) cuyo creador es Rodger Baily ,es una herramienta, originada a través de los estudios realizados dentro del campo de la Programación neurolingüística ,que nos permite saber cómo las personas procesan la información, como se motivan y como toman decisiones.

Cuando descubrí esta herramienta, gracias a un curso organizado por mis maestros en PNL, Marcel Genestar y Mayte Galiana, impartido por Martha Rosas Moreno, tardé segundos en darme cuenta de lo valiosa que podía llegar a ser en la mesa de mediación. 

He de decir que el primer gran avance fue su aplicación trabajando con otras personas.

Llegar a entender que yo por ejemplo en mi forma de trabajar soy específica, que actúo siguiendo un procedimiento y al mismo tiempo necesito generar opciones o alternativas y que puedo encontrarme en la necesidad de trabajar con otras personas que en su forma de trabajar empiecen por lo general , sin ser tan específicos como yo ( llegando incluso a agobiarse con mi necesidad de contemplar cada uno de los pasos) que no necesiten esa  estructura y sean más dados a la improvisación y que eso no lo hacen por llevarme la contraria si no que están respondiendo a su patrón, puede permitirme adecuar mi forma de trabajo de manera que la otra persona no se sienta sobresaturada por mi comportamiento, ni yo me sienta agobiada por el suyo.

Feria Internacional de la Mediación #FIM2019 – Crónica

En el perfil lab se parte de los metaprogramas,

. . .que son los filtros que utilizamos para interactuar con el mundo. Antes ya hemos hecho mención a que cada uno de nosotros tenemos un sistema predominante de representación de la realidad, pero además esa información, que recogemos a través de los sentidos, la pasamos por el tamiz de varios filtros. Los neurológicos, (no todos percibimos todos los sonidos, ni vemos con la misma nitidez, ni tenemos la misma capacidad olfativa), los sociales (según la época en la que hayamos nacido y el lugar, la cultura, la religión tendremos unas creencias y un sistema de valores) e individuales (estos dependerán del tipo de familia, experiencia vital, formación, sistema de creencias y valores propio).

A través del lenguaje podemos detectar cual es el comportamiento de una persona en un entorno determinado, y utilizar un lenguaje de influencia para ese entorno.

El perfil lab se compone básicamente de doce preguntas que se pueden utilizar en una conversación, y que nos permitirá prestando atención a las palabras utilizadas, y no al contenido de lo que nos están contestando, saber cuál es el patrón de comportamiento de una persona, en un determinado entorno.

Los podemos dividir en dos grupos de meta-programas:

  • Rasgos de motivación: Son los patrones que indican lo que una persona necesita para estar y mantenerse motivada en cierto contexto, o lo que la desmotivara.
  • Rasgos de trabajo: Son los patrones que describen el proceso mental interno que usa una persona en una situación específica.

En este artículo nos centraremos en los rasgos de motivación que son los que más útiles nos pueden resultar en la mesa o espacio de mediación.

Como buena mediadora permitirme el uso de la pregunta a lo largo de todo este estudio.

¿Cómo funciona el perfil lab en la comunicación?

Hay que tener en cuenta que las personas, cuando tienen una experiencia, solo comunican una parte de dicha experiencia. Las personas transforman esa experiencia y sus opiniones, a través de eliminaciones, distorsiones y generalizaciones. Se considera, con el perfil lab en la mano, que las personas que tienen el mismo patrón de comunicación tienen el mismo patrón de comportamiento en ese entorno que está siendo analizado. Si partimos de lo anterior, y hacemos las preguntas del perfil lab para detectar esos patrones, podremos emplear un lenguaje de influencia.

Es importante señalar que no se puede generalizar y que habrá que estar a cada entorno. Cuando hablamos de entorno nos referimos a contextos determinados de lugar, tiempo, relación.

Vamos a ir respondiendo a las distintas preguntas y patrones dentro del Rasgo de motivación.

¿La persona toma la iniciativa o espera que la tomen por ella?

Según si la persona toma la iniciativa o espera que la tomen por ella diremos que el patrón de comportamiento es:

  • Proactivo. – Actúa con muy poca consideración o sin esta. Se encuentran motivados por la acción y se enfrentan a las situaciones sin considerarlas. Son buenos para salir y hacer el trabajo, sin esperar que sean otros los que empiecen
  • Reactivo. –  Están motivados a esperar, analizar, considerar y reaccionar. Esperan que otros inicien el trabajo. Suelen estudiar las situaciones y son buenos analistas.

Proyecto Mediadores en Red

No existe pregunta en el perfil lab para este patrón, se presta atención a la estructura de la oración o al lenguaje corporal

Las personas con un patrón de comunicación proactivo utilizan frases cortas (sustantivo, verbo activo y objeto tangible), hablan con una estructura clara en las oraciones, y como si tuvieran el control del mundo, En ocasiones pueden “atropellar” a las personas con las que están manteniendo una comunicación.

El lenguaje de influencia con ellas será: Hazlo, ve a por ello, estas a cargo, toma la iniciativa, ¿a que estas esperando..?…

Las personas con un patrón de comunicación reactivo utilizan frases incompletas, verbos pasivos o verbos transformados en sustantivos, oraciones largas y complejas, hablan de analizar, entender, esperar…,usan condicionales ( tendría, haría, podría..)  y necesitan entender y analizar.

El lenguaje de influencia a modo de ejemplo será; vamos a pensar, podría considerar, podría ser, habrá que analizar.

¿Cuáles son los criterios que tiene en cuenta la persona para la toma de decisiones?

El criterio es la manera en la que una persona hace sus distinciones entre lo bueno, lo malo, lo correcto. Son las etiquetas personales que damos a nuestros valores, las palabras asociadas en nuestra memoria, a eventos o experiencias personales, que cuando las oigamos dispararan la respuesta emocional que va unida a ellas.

Las preguntas para ver cuál es el criterio de decisión del mediado para cada tema del que estemos tratando (no podemos olvidar que no se pueden determinar los patrones de comportamiento de modo general si no para cada entorno concreto, yo podre tener un patrón de comportamiento en mi relación con mi familia y otro en otras relaciones, por ejemplo, y un patrón en el entorno ·estudios” y otro en el entorno “diversión”) serán:

  1. ¿Qué es lo que quieres en.. (tu relación con tus hijos, tu relación con tu expareja, la relación con los hermanos…)
  2. ¿Qué es importante para ti..?
  3. ¿Y qué cuenta…?
  4. ¿Qué tiene que haber…?
  5. ¿Qué te gustaría tener, ser o hacer…?

El presente artículo ha sido publicado en su totalidad en la Revista Mediadores en Red Nº1: seguir leyendo . . .Programación Neurolingüística en Mediación. .

.

Nuestro Próximo Evento:

Knowmads Experiences Day 2019 en Granada

 

Recibe nuestras novedades en tu correo electrónico

He leído y acepto la política de privacidad

Autorizo a que mis datos personales sean tratados y queden registrados ante el responsable del fichero (Fco. Tomás Prieto Moraleda) para recibir información de publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. Sus datos serán cedidos a Mailchimp, nuestro gestor de newsletter. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. En cualquier momento puede ejercer su derechos remitiendo un correo electrónico a info@amediar.info.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.