Home Actualidad Relatos de Mediación Capítulo VII

Relatos de Mediación Capítulo VII

by Marta Antuña
225 visitas

Relatos de Mediación. En el Templo del Saber, una Mediación Extraordinaria. Cap. VII.

relatos de mediación

Autores

Mujer se incorporó hacia delante, casi sentada en el borde de la silla y con todo su cuerpo dirigido hacia sus interlocutores tomó la iniciativa ante la propuesta de Maestro y comenzó a hablar.

Capítulo VI. Una Mediación Extraordinaria

― Bueno, pues ahí van propuestas concretísimas para intentar llegar a un acuerdo con Hombre, pero que quede claro que las hago bajo el patrón mental y emocional de mi experiencia vital en el mundo hasta llegar aquí y trabajar esta Mediación extraordinaria con vosotros en el Templo del Saber — Advirtió Mujer y continúo diciendo.

— En relación a la atención y cuidado del hogar como espacio primordial para el desarrollo de las personas, propongo que las tareas correspondientes de cada hogar y que ya cité en nuestras sesiones anteriores, se repartan en libertad y de forma equilibrada, es decir, lo más cercano al cincuenta por ciento, sin dar por supuesto que la mujer por el hecho de serlo ha de cargar ella en exclusiva y en mayor medida. Si esta libertad no funciona para establecer una organización equilibrada entre hombre y mujer, propongo que cada uno se ocupe íntegramente del total de todas las actividades que comprende la atención y cuidado de ese espacio hogar por semanas alternas.

Es decir, una semana se ocupa la mujer y la siguiente el hombre, igual que está funcionando la guarda y custodia compartida de los hijos cuando hay una separación o divorcio. Precisamente la guarda y custodia compartida de los hijos en situaciones de crisis, ha sido la gran reivindicación de los hombres en los últimos años para asumir su responsabilidad en la educación y cuidado de los hijos. Reivindicación que ha sido atendida y que está funcionando en algunos casos. Especialmente en aquellos en los que la reivindicación del padre es genuina y desarrolla con responsabilidad el rol de padre pendiente de sus hijos y atento a sus necesidades no solo alimenticias sino educacionales. — Y volviendo a recostarse cómodamente en su asiento, Mujer dio por terminada su intervención.

—Muchas gracias querida, realmente has sido muy concreta — Y dirigió su mirada hacia  Hombre que ya comenzaba a hablar.

— Está bien, Maestro nos pide que concretemos con propuestas y ahí van las mías:

Primero, en la línea de lo que apunta mujer y,

. . .estando de acuerdo en que el hogar es un foco de conflictos, yo animo a las futuras parejas a redactar un Acta de Pactos de Convivencia. En este documento, que perfectamente lo pueden redactar ante un profesional de la Mediación, se reflejan todas las cláusulas presentes y futuras que regulan la convivencia en pareja o incluso si piensan en el matrimonio. No es ninguna frivolidad, se hace en otros países.

..

En segundo lugar,

. . .apelo a una nueva masculinidad, lo que en círculos feministas llaman “masculinidad disidente”, puesto que la figura masculina despojada de miedos y roles machistas es necesaria como referente para los niños y niñas, dado que es una de las formas más potentes que existen en la socialización, los niños aprenden copiando. Los referentes siempre son necesarios. Los hombres tenemos que dar un paso al frente y presentarnos en la sociedad sin complejos, haciendo y creando disidencia de los privilegios que hoy aporta la sociedad por el mero hecho de ser varón.

También creo que,

. . .el compromiso de la igualdad de educar en igualdad debe nacer desde las futuras madres, ellas deberían de poner el germen en sus retoños. Se sigue educando por parte de muchas mujeres madres desde perspectivas machistas. No ayuda en nada a avanzar.

Y me parece importante,

. . .que los medios de comunicación audiovisuales como  el Cine, el Teatro, los artistas, los deportistas que tanto foco, reciben y tan admirados son, actúen como agentes del cambio que se necesita. Ser ejemplo para la sociedad. ¿Hacer Campañas?, pues igual sí.

Por último,

. . .me parecería interesante instaurar premios y eventos que reconozcan a las personas referentes que luchan y trabajan por el cambio real y pleno.

Recibe nuestro Monográfico sobre la “Escucha Activa”

Con la Escucha Activa como técnica y estrategia, preparamos a quien recibe un mensaje en la mesa de negociación a escuchar con mayúsculas, a concentrarse en la persona que habla y a proporcionar respuestas que empaticen con el emisor.

Autores: 

  • Tomás Prieto Moraleda 
  • Javier Alés Sioli 
  • Amparo Quintana García 
  • José Antonio Veiga Olivares
Nota: Al confirmar su suscripción recibirá la Guía en su email en un breve periodo de tiempo. Gracias ¡¡

Consentimiento

Listo!! Vé a tu buzón de correo y confirma tu suscripción al newsletter y recibirás tu descarga en las siguientes horas. Si no encuentras el correo de confirmación mira en la carpeta de SPAM.

Sigo pensando que seguro se puede completar esta lista de propuestas concretas. —Terminó Hombre, mirando interrogativamente a Mujer.

—Muchas gracias querido amigo, veo que te gustaría seguir aportando ideas, eso siempre lo podemos hacer, la lista que está haciendo Retratista no estará cerrada hasta que vosotros digáis que lo está. — Sonrió orgulloso Maestro, una luz especial emanaba de su piel milenaria.

– Mientras se os ocurren más cuestiones del ámbito doméstico,

. . . yo me pregunto por el ámbito laboral ¿Creéis posible que mujeres y hombres reales puedan llevar a cabo acciones concretas dentro de su ámbito laboral para generar cambios significativos hacia la igualdad? Me gustaría que quedaran fuera de este punto las iniciativas institucionales, centrándonos únicamente en lo que pueden hacer mujeres y hombres reales en sus entornos profesionales.

¿Os parece importante tratar este tema o estáis tranquilos actuando sólo en el ámbito doméstico y educacional para influir en las futuras generaciones?

Capítulo V. Una Mediación Extraordinaria

-Tomo la palabra Maestro, dijo decididamente hombre.

. . .Creo que sí, que se pueden hacer acciones para apoyar a la mujer, para acabar ya con la brecha salarial, por ejemplo. Otras acciones que se me ocurren: firmar un manifiesto por parte de los hombres apoyando y reivindicando la igualdad salarial en las empresas. Hay que dar un paso al frente y ser reivindicativos en todos los sectores.  Tenemos que conseguir la igualdad de puesto y la  igualdad de sueldo. Y por supuesto, romper ya el techo de cristal para llegar a puestos directivos. Tanto desde lo sindicatos, como desde asociaciones o movimientos ciudadanos hay que reclamar más mujeres en los puestos de dirección.  En el mundo profesional exactamente igual, ya toca que las mujeres ocupen cualquier puesto y mismo sueldo. Que exista una mujer Rectora de Universidad no debería de ser una excepción, sino lo norma. Queda mucho por hacer, aunque tenemos el diagnóstico, el avance es muy lento.

 

Artículo Relacionado.

..

 

 

Recibe nuestras novedades en tu correo electrónico

He leído y acepto la política de privacidad

Autorizo a que mis datos personales sean tratados y queden registrados ante el responsable del fichero (Fco. Tomás Prieto Moraleda) para recibir información de publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. Sus datos serán cedidos a Mailchimp, nuestro gestor de newsletter. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. En cualquier momento puede ejercer su derechos remitiendo un correo electrónico a info@amediar.info.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.