Home Actualidad Trinidad Bernal en los 25 años del Escorial

Trinidad Bernal en los 25 años del Escorial

by Emilio Navas Paús
106 visitas

IL Nobile Castello. Entrevista a Trinidad Bernal para la celebración de los 25 años del Congreso del Escorial

..

AIEFF – Entrevista a Trinidad Bernal Samper. Youtube

Es para la AIEEF motivo de especial orgullo estar celebrando los 25 años de la iniciativa que fue el Congreso de El Escorial, impulsado por el fundador de la AIEEF, Daniel Bustelo y que reunió  a mediadores tanto del entonces incipiente medio español como del resto del mundo.

Hemos compartido las entrevistas a Lisa Parkinson, Aldo Morrone, Ana María Sánchez Durán, como compartimos hoy el link al material de aquel Congreso y esta entrevista tan significativa, a otra de las pioneras de la mediación en nuestro medio: Trinidad Bernal Samper.

 

Ambas instituciones: AIEEF, creada por el impulso de Daniel Bustelo como la fundación ATYME creada con base en el trabajo de Trinidad Bernal, están cumpliendo sus treinta años de vida y, creo, la sugerencia que señalan estas tres décadas, como la celebración de los 25 años de aquél encuentro en El Escorial, pueden servirnos de disparador a una reflexión retrospectiva pues, si bien la intervención de Trinidad que presentamos está cargada de la fuerza y el optimismo propio de la pionera que es, no cabe duda de que también en esa frase de: “sentimos que se nos va la vida y no estamos obteniendo los frutos que deseábamos, hay un llamado a la reflexión”.

IL NOBILE CASTELLO

En el canto cuarto de su Divina Comedia, Dante Alighieri se sitúa en el primer círculo del Infierno: el Limbo, donde sitúa no solo a los niños no bautizados sino también a los grandes hombres de la antigüedad que murieron sin haber conocido la Salvación. Visita el Dante acompañado por Virgilio a los grandes poetas antiguos para alcanzar (vv.106-151) Il Nobile Castello (el noble castillo) con sus siete puertas en el que habitan sombras de personas que expresan autoridad, que tienen una mirada reposada y grave, que raramente hablan y cuando lo hacen es con voz suave para alcanzar, al subir una pequeña colina el contacto con algunos troyanos, con Eneas, con Cesar, Camila o Héctor, luego, Aristóteles, Demócrito o Saladino se van sumando, entre otros, a esas sombras que habitan en el noble castillo.

Telemediacion

Nada hermoso hay en el infierno, por lo menos así nos lo hace ver el Dante en su extraordinario poema, las almas vacías de aquellos hombres y mujeres que no pueden mencionar a Dios, no son libres, no son plenas, por muchos méritos que hayan acumulado en sus biografías o muchos libros hayan escrito y hayan sido celebrados en vida, por muchas hazañas que hubieran realizado. Están allí, encerrados en su castillo, alejados de todo contacto con La Luz, con la Vida.

LA MALDICIÓN DE CONSTANTINO

El emperador Constantino, recientemente convertido, estableció al Este y al Oeste del mundo conocido los pilares en los que se sustentaría el dominio de la Cristiandad y organizó el Concilio General Ecuménico de Nicea en el año 325, mucho debe la Iglesia a Constantino, sin embargo el haber dotado al Obispo de Roma (sucesor del Apóstol Pedro) de un poder terrenal enorme es, para muchos, también parte de una “maldición” que hizo que en muchas oportunidades, la Iglesia abandonase su objetivo único que es trasladar el mensaje de Amor a todos los seres humanos.

La importancia de seguir la propia pasión

NUESTRO MOMENTO

En este momento en el que la filosofía vuelve a poner de moda a pensadores como el Apóstol San Pablo, -pienso en nuestro contemporáneo Giorgio Agamben pero la lista es larga-, creo que podemos, en una escala más reducida, más específica, intentar iluminar la “deconstrucción” de la idea de mediación y el análisis de nuestro momento, por lo que nos transmiten nuestros “apostoles”, nuestros pioneros.

Aldo Morrone, puesto a pensar en el “error” cometido señala que fue el centrarse en el conflicto.

Trinidad Bernal nos pide “volver a encontrar el espíritu de El Escorial”.

¿Pero qué fue lo que nos pasó?

UNA HIPOTESIS

Mirando hacia atrás en estos veinticinco años, puede ser una clave a la manera de la maldición de Constantino, el hecho de que abundaron, inmediatamente arribada la “segunda generación” de mediadores, los cursos, la formación.

¿Puede ser que ese dinero que llegó a las manos de esa “segunda generación” aunque nunca se trató de amasar fortuna, “impidiera” el proseguir en el camino de la difusión de la cultura del diálogo, tal y como los bienes terrenales del Papado y sus poderosos Estados Pontificios marcaron la decadencia de la Iglesia de Roma?

¿Puede ser que aquellos mediadores de “segunda generación” ahora docentes especializados en realidad, nos hayan llevado a un “Nobile Castello” en el que somos más sombras orgullosas que luchadores por la cultura del diálogo?

Naturalmente y siguiendo al Juez Cárdenas, creo que más importante que alcanzar una respuesta es formularnos la pregunta.

¿Estamos siguiendo nuestra pasión?

¿Estamos trabajando en nuestra realidad concreta para hacer de la cultura del diálogo una herramienta vital y social?

¿O quizá nos estamos conformando como el mundo endogámico de las sombras del noble castillo, que orgulloso se otorga y recibe premios y honores que no se trasladan en la fuerza enorme, revolucionaria, liberadora con la que contaron los pioneros de la mediación en España?

Creo que el ejemplo de Trinidad Bernal y Daniel Bustelo, que a pesar de sus muchas diferencias, no se bloquearon como contactos de WhatsApp, no sintieron la necesidad de excluirse recíprocamente, sino que aceptaron entusiastas el desafío de participar juntos en el Congreso de El Escorial hace ya veinticinco años, debiera servir de guía, si no a nosotros, al menos a la próxima generación de mediadores.

Creo, estoy persuadido, que aplicando en nosotros mismos las lecciones que cobramos por impartir o que pagamos por recibir, tal y cómo nos pide Trinidad Bernal en este video que compartimos, abriéndonos en nuestra vida a la cultura del dialogo, a aceptar nuestros propios conflictos (tanto externos como internos) como una oportunidad de crecimiento personal y desarrollo, en lugar de ver “al problema” o al “diferente” como algo que resolver o eliminar, estaríamos dando los pasos necesarios para abandonar “Il Nobile Castello” en el que nos hemos encerrado y alcanzar así, la Luz a la que estamos llamados.

Sentir que la Mediación puede formar parte de tu vida

Gracias por compartir conmigo el visionado de estas cuatro entrevistas a nuestros “apóstoles” o pioneros y también vuestras propias reflexiones haciendo uso de la poderosa herramienta que este blog, el más visitado de mediación en lengua castellana, nos permite.

Un enorme saludo y Feliz veinticinco aniversario del Congreso de El Escorial.

Junt@s!

25 Aniversario https://mediemos.org/formacion/25aniversario

 

Recibe nuestras novedades en tu correo electrónico

He leído y acepto la política de privacidad

Autorizo a que mis datos personales sean tratados y queden registrados ante el responsable del fichero (Fco. Tomás Prieto Moraleda) para recibir información de publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. Sus datos serán cedidos a Mailchimp, nuestro gestor de newsletter. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. En cualquier momento puede ejercer su derechos remitiendo un correo electrónico a info@amediar.info.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.